La ex lideresa que ha ganado dos batallas legales contra la PGR

La ex lideresa del SNTE logró que las acusaciones por defraudación fiscal fueran desestimadas; su defensa deberá concentrarse en su exoneración por lavado de dinero y delincuencia organizada
Elba Esther Gordillo Morales permanece en prisión domiciliaria por orden del juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
26/02/2018
03:35
Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

La ex dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo, ha ganado en tribunales dos batallas legales contra la Procuraduría General de la República (PGR) que buscó fincarle defraudación fiscal; la estrategia de su defensa deberá concentrarse en su exoneración por lavado de dinero y delincuencia organizada.

A través de resoluciones de amparo, la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) logró que las acusaciones por defraudación fiscal que había en su contra fueran desestimadas.

En mayo de 2017, el Primer Tribunal Colegiado en materia Penal confirmó el amparo concedido a Gordillo Morales en el que se estableció que no puede existir defraudación fiscal, si no hubo previas facultades de comprobación. Es decir, que Gordillo no cometió el delito de defraudación fiscal que la PGR le imputó, porque la dependencia no comprobó que le requirió comprobar sus recursos conforme a las normas establecidas en las leyes fiscales. Ese mismo mes, el Quinto Tribunal Colegiado en materia Penal en la Ciudad de México revocó en revisión una sentencia dictada por un tribunal unitario que le negó el amparo a Gordillo Morales por defraudación fiscal equiparable.

En este caso, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público acusó que en 2008 la ex lideresa obtuvo ingresos acumulables mayores a los que reportó en su declaración anual, pero la PGR no acreditó que realmente hubiera obtenido esos ingresos, por lo que no se configuraron los elementos del delito.

Una tercera investigación iniciada por la PGR contra Gordillo Morales ni siquiera pudo llegar a la consignación ante un juez.

A través de un juicio de amparo, consiguió frenar la determinación de esa averiguación porque un juez federal consideró que se violó la garantía de audiencia de la ex lideresa.

Fuentes allegadas al caso explicaron que el juez ordenó a la PGR permitir que Gordillo Morales ejerciera su derecho de defensa, por lo que durante 2017 ofreció diversas pruebas que desahogó ante el Ministerio Público federal para evitar la consignación de la averiguación.

La PGR mantiene la tercera investigación en un archivo temporal, porque si reúne más pruebas contra ella, deberá darle vista antes de determinar la averiguación.

Gordillo Morales permanece recluida en su penthouse de la colonia Polanco, debido a que el juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales concedió la prisión domiciliaria.

El caso por delincuencia organizada y lavado de dinero de más de mil 978 millones de pesos supuestamente triangulados del sindicato continúa en trámite.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS