Invea, responsable del derrumbe, acusa lideresa de Morena

Los papeles que entregó el Colegio Enrique Rébsamen, donde continúa la remoción de escombros, estaban en regla, dice Aurelio Nuño, titular de la SEP. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
29/09/2017
02:02
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

La dirigencia nacional de Morena culpó al Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y a la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal por la nula revisión de la construcción del Colegio Enrique Rébsamen que colapsó en el temblor del pasado 19 de septiembre.

La secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, defendió a la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, con el argumento de que la obra se construyó en 1983 y, “obviamente Morena no estaba en el poder” en la demarcación, donde se encuentra el colegio que se derrumbó por el sismo de magnitud 7.1 grados, que cobró la vida de 19 menores de edad y ocho adultos.

“Por lo que he oído esa escuela se construyó en 1983, obviamente nosotros no estábamos en el poder, y en ese entonces se permitían los usos mixtos, que han autorizado para su operación.

“Lo que sé es que actualmente todo eso pasa por el Invea y no por la delegación, ésta cada determinado tiempo tiene que revisar que todos los papeles estén en orden, pero la revisión de obra, este tipo de permisos de construcción se da a nivel central y lo lleva el instituto”, explicó.

Por lo tanto, la morenista exigió a autoridades del Invea que den la cara para saber por qué se colapsó el Colegio Enrique Rébsamen.

Sostuvo que también el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, tiene que dar la cara “porque la SEP tiene que estar haciendo supervisiones, al menos cada seis meses en las escuelas”.

“Si una escuela tiene autorización [para realizar actividades], la Secretaría de Educación Pública tendría que estar supervisándola constantemente”, indicó.

EL UNIVERSAL publicó ayer en su edición impresa que la directora del Colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, construyó un departamento, que incluía jacuzzi, en el cuarto nivel del plantel, sin que ninguna autoridad de la delegación Tlalpan la molestara.

Polevnsky insistió en que en todo el país las escuelas están a cargo de los estados, pero la Ciudad de México es el único lugar en donde los colegios no competen al gobierno local.

“Creo que el gobierno federal, en la parte de Educación Pública, debe tener su información de las inspecciones que debió haber hecho y, por otra parte, el Invea también debe tener esas autorizaciones que ha dado, en base a qué las da, en base a qué multa y en base a qué quita”, expresó.

Este diario también publicó que el plantel Enrique Rébsamen tenía el departamento de la directora en un cuarto piso y contaba con bañera, pisos de mármol, por lo cual, supuestamente, colapsó.

Revira Invea. Ante las declaraciones de la dirigente morenista, el Invea respondió de inmediato y precisó que de acuerdo con sus facultades legales sólo pueden verificar temas relacionados con el uso de suelo de los establecimientos comerciales.

“El Invea rechaza categóricamente es el responsable de las facultades de obras, construcciones y protección civil, en las que es posible revisar condiciones estructurales de inmuebles. Esas facultades son única y exclusivamente responsabilidad de las delegaciones”, precisó el organismo en el documento.

Recordó que en el caso del Colegio Rébsamen, localizado en la calle de Tamborero 19, en Tlalpan, procedieron de acuerdo a la normatividad, al grado de que en febrero pasado presentaron la denuncia penal por la supuesta presentación de un documento apócrifo.

“La denuncia penal aún está en trámite para determinar si es falsa la constancia de acreditación de uso de suelo y se le sigue dando seguimiento”, comentaron.

En el comunicado de prensa, el instituto estableció que en su momento se le solicitó a la propietaria de la escuela suspender las actividades educativas, hasta en tanto no subsanen toda las irregularidades administrativas.

Sobre el tema de la construcción y la materia de protección civil, el Invea reiteró que era una tarea que correspondía realizar a la delegación Tlalpan, por lo que rechazaron de manera categórica las aseveraciones de Yeidckol Polevnsky.

Por separado, el titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, aseguró que los papeles que entregó el Colegio Enrique Rébsamen, en la delegación Tlalpan, estaban en orden y que de acuerdo con la revisión que realizó la dependencia a la documentación del colegio, ésta se encontraba en regla y contaba con el aval y el permiso de uso de suelo acreditado por la autoridad local, en este caso la delegación, señaló en entrevista televisiva con Carlos Loret de Mola.

“Lo que la SEP necesita para que una escuela pueda operar, en términos de que la secretaría tiene que tener vista de un documento avalado por la autoridad responsable local de que el colegio tenía el dictamen de seguridad estructural, así lo tenía y estaba avalado por la autoridad local; tenía el uso de suelo adecuado acreditado por la autoridad correspondiente, todos los términos de Protección Civil”, mencionó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS