INE planea ajustar gasto electoral 2018

Cambiará periodo de contratación temporal; el proceso no se pondrá en riesgo, aseguran
Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, participó ayer en la inauguración del Día de la Cultura Cívica en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil 2017, en el Parque Bicentenario. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
16/11/2017
02:01
Carina García
-A +A

[email protected]

Para ajustarse al recorte de 800 millones de pesos a su presupuesto del próximo año, el Instituto Nacional Electoral (INE) analiza recortar una parte del gasto relacionado con el proceso electoral 2018.

El ajuste sería al periodo por el que contratará personal (aproximadamente 45 mil personas) que capaciten a los ciudadanos que participarán como funcionarios en las casi 150 mil casillas que se espera instalar el 1 de julio de 2018.

Esa afectación sería acompañada con ajustes a otros programas no relacionados con lo electoral, pero se está valorando, indicó el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, quien lamentó que no haya habido, como en el pasado, comunicación ni contacto con la Cámara de Diputados antes de decidir el recorte de 800 millones de pesos.

Reconoció que aunque está abierta la ruta para solicitar una ampliación presupuestal, como prevé el régimen transitorio avalado, “no vamos a recurrir a ello, es una especie de bote salvavidas si ocurre una catástrofe, esa tragedia no va a ocurrir y vamos a conducir el barco de la elección a buen puerto”.

Córdova Vianello recordó que el monto ajustado al gasto del INE 2018 es el más alto de la historia al órgano electoral y ocurre justo cuando tiene que organizar las elecciones más grandes, de ahí que se está planificando cómo enfrentar la reducción de gasto.

La Comisión de Presupuesto y los órganos directivos ya se han reunido, dijo, “para ver cómo nos va a impactar y qué recortes vamos a tener que hacer en nuestros proyectos.

“Lamentablemente, el recorte es de tal magnitud que los proyectos del proceso electoral también se verán inevitablemente mermados y aunque todavía estamos analizando, lo que no podemos hacer es que esa merma presupuestal y no lo vamos a hacer, se traduzca en una vulneración del proceso electoral. Este no va a estar en riesgo, no lo vamos a permitir a pesar de que este recorte inevitablemente va a incidir”, reconoció el presidente del instituto.

Pese a ello Córdova Vianello insistió en que quedarán garantizados los derechos de los ciudadanos, es decir, los relativos a la expedición de la credencial para votar y su seguridad y blindaje.

Respecto a la posibilidad de hacer uso de la petición de ampliaciones presupuestales a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Córdova Vianello descartó hacer uso de esa vía, “porque estamos convencidos de que no es un buen mensaje que cuando estamos organizando la elección más grande de la historia estemos pidiendo dinero al gobierno”.

En entrevista tras inaugurar el Día de la Cultura Cívica en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) 2017, el consejero deseó que la tendencia de participación en urnas se mantenga o crezca el próximo año.

“Esperamos que estas tendencias se mantengan, sobre todo, cuando estamos hablando de la elección más grande de la historia y existe el atractivo” para los ciudadanos.

Desde el pasado viernes, el consejero presidente del INE mostró su preocupación por el recorte y aclaró que los recursos fueron disminuidos en el gasto operativo del INE y no en el monto de las prerrogativas de los partidos políticos.

Además, adelantó que harán todo lo posible para que no se ponga en riesgo el proceso electoral.

De acuerdo con el titular del órgano electoral, el recorte equivale al costo de instalación de casi 24 mil casillas en donde se emitirá el voto de más de 13 millones de ciudadanos el 1 de junio de 2018.

Calificó de inédito el recorte, sobre todo cuando se llevará a cabo un proceso electoral de esas dimensiones, en los que además se realizará la elección presidencial.

En este contexto, Córdova Vianello reiteró que en el INE harán todos los esfuerzos necesarios para no poner en riesgo el proceso electoral, ni los servicios.

El INE solicitó 25 mil 15 millones 327 mil pesos, pero con el recorte solamente alcanzará 24 mil 215 millones 327 mil pesos para 2018.

Para el instituto se habían solicitado 18 mil 226 millones de pesos, y los otros 6 mil 800 corresponden a las prerrogativas de los partidos políticos y no forman parte del presupuesto del INE.

El 1 julio de 2018 se llevarán a cabo las elecciones más complejas de la historia del país, debido a que estarán en juego 3 mil 406 cargos de elección popular que llegan hasta 4 mil seis (con cerca de 600 regidurías y sindicaturas).

Entre los cargos más importantes estarán en juego el de Presidente de la República, 128 Senadores, 500 diputados federales, así como nueve gobernadores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS