INE cancela casillas y reduce gastos para 2018

Disminuirán la promoción de la Estrategia de Educación; recortará el tiempo de contratación a capacitadores, anuncia
Se tenía proyectado instalar dos mil 500 casillas especiales. En 2015 se instalaron sólo 900, así que ahora se dejará un “colchón” de mil 500, dicen (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/11/2017
02:30
Carina García
-A +A

[email protected]

El Instituto Nacional Electoral (INE) cancelará la instalación de cientos de casillas especiales, reducirá el gasto para promover su Estrategia Nacional de Educación Cívica (Enncivica) y diferirá proyectos no relacionados con las elecciones de 2018, para enfrentar el recorte de 800 millones de pesos a su presupuesto del próximo año.

El consejero presidente de la Comisión de Presupuesto del INE, Ciro Murayama Rendón, informó que sólo por la reducción en el tiempo por el que serán contratados miles de Capacitadores Asistentes Electorales (CAES) que recorrerán el país, habrá ahorros por 80 millones de pesos, 10% de lo que la Cámara de Diputados ajustó al gasto del Instituto.

La medida, anunciada hace dos semanas por el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, consistirá en reducir de tres a cuatro días el periodo de contratación de los CAES, personal que es el responsable de buscar a los ciudadanos que resultan insaculados en todo el país, convencerlos de fungir como funcionarios de mesas directivas de casilla y capacitarlos.

Murayama Rendón expuso que “como son decenas de miles de personas, si recortamos tres o cuatro días [de contratación], eso nos permite tener más de 10% de lo que nos redujo la Cámara de Diputados, porque no tenemos otra salida”.

Los consejeros del INE se reunieron ayer para analizar las posibilidades de recorte a algunos de sus programas en aras de ceñirse al gasto autorizado por la Cámara de Diputados, misma que no atendió la solicitud de 25 mil millones de pesos de presupuesto para el INE en 2018 y le recortó 800 millones de pesos.

Explicó que entre los asuntos en que se prevé un recorte “quirúrgico” está la ENNCIVICA, en la que el INE tendrá que disminuir gasto de promoción de esa estrategia, que busca incentivar la participación ciudadana no sólo en las elecciones sino en asuntos públicos.

Sobre las casillas especiales —aquéllas en las que los ciudadanos en tránsito (fuera de su entidad, distrito o sección electoral) pueden votar en las elecciones de Presidente o en su caso de gobernador— el consejero Murayama Rendón explicó que se tenía proyectadas dos mil 500.

Sin embargo, en la elección federal de 2015 se instalaron sólo 900, así que ahora se dejará una cifra intermedia, un “colchón” de mil 500.

Estas casillas —expuso— son las más costosas, pues requieren equipo de cómputo para verificar que el ciudadano esté en Lista Nominal, aunque esté fuera de la demarcación electoral perteneciente a su domicilio.

El INE se encuentra en una planeación para que no haya “sobreestimaciones”, así que “no creemos que sean necesarias” las casillas especiales previstas originalmente.

“Estamos viendo también algunos otros proyectos que no tienen que ver con proceso electoral para diferirlos, entonces, es todo un ejercicio de austeridad máxima. Habrá algunas medidas inusuales, pero estamos tratando que sean las mínimas”, agregó el consejero Murayama Rendón.

La próxima semana, la Comisión de Presupuesto del Instituto Nacional Electoral analizará un proyecto de ajuste al gasto, para que la Junta General Ejecutiva del INE la proponga al Consejo General del organismo, el 8 de diciembre.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS