Examinan a Ochoa Reza para club de golf

Bajo Reserva Exprés
18/09/2017
12:00
Periodistas de EL UNIVERSAL
Ciudad de México
-A +A

Un mal momento, un swing fallido, tuvo el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, aficionado al golf.

Nos recuerdan que don Enrique es uno de los integrantes de la clase política que gusta de jugar golf. En un reportaje de EL UNIVERSAL publicado en abril pasado, se constata que Ochoa acude al Club Campestre, allá por los rumbos de Tlalpan y Miguel Ángel de Quevedo, uno de los más exclusivos de México, con la membresía más cara, que incluso puede rondar el millón de pesos.

El dirigente priísta, nos comentan, tuvo que pasar saliva al meter la inscripción, porque fue rechazada por el Consejo Directivo.

Como premio de consolación dieron a don Enrique un año de cortesía, en el que debe pagar el llamado “green fee” (el precio estipulado cada que se va a jugar).

En otras palabras, le dieron trato de mortal. Con ello, nos dicen, de plano a don Enrique no le vieron ni la altura ni el nivel para ser parte del club, y sólo podrá jugar por un tiempo, quizá mientras termina su mandato en el PRI.

Ochoa Reza dijo a este espacio que no ha sido rechazado para entrar al club de golf y que su solicitud está en análisis.

Además, aclaró que no ha recibido ningún "premio de consolación" y actualmente tiene una invitación para ingresar a las instalaciones, en lo que se resuelve la solicitud.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS