EPN: no aceptar la crítica siembra intolerancia

Injusto, poner en duda aporte de las ONG, dice; reconoce al Museo de Memoria y Tolerancia
El presidente Enrique Peña Nieto (centro) inauguró la exposición Muro de Berlín, en el museo de Memoria y Tolerancia. Foto: PRESIDENCIA
17/04/2018
02:09
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que poner en duda la valía de las organizaciones de la sociedad civil es injusto e irresponsable: “Un gobierno que no acepta la crítica, el escrutinio público y la libertad de expresión, es un gobierno que siembra la intolerancia y la confrontación en la sociedad”, afirmó.

Durante la inauguración de la exposición de la pieza museográfica Muro de Berlín, el mandatario destacó que la tolerancia es un valor especialmente importante para un país multiétnico y pluricultural como México, el cual, dijo, se define por su diversidad.

En el Museo Memoria y Tolerancia aseveró que la historia de México es el recorrido de un camino que pasó por el respeto de las diferencias y el papel protagónico de la sociedad, es decir, una ruta de memoria y tolerancia. Señaló que esta última es clave para lograr una convivencia en armonía entre quienes piensan distinto y son diferentes.

Precisó que memoria y tolerancia son dos elementos fundamentales para que los seres humanos puedan vivir en libertad y actuar con responsabilidad, para que puedan superar sus desafíos y resolver los conflictos de manera pacífica y civilizada.

“Como humanidad no debemos olvidar los genocidios y hechos de barbarie que han ensombrecido la historia mundial y ésta es una de las tareas que realiza con éxito este museo, de manera particular, al dimensionar la tragedia del holocausto”, expresó Peña Nieto.

El Presidente indicó que la memoria es indispensable para no repetir errores, injusticias y crímenes de ayer y explicó que sólo quien tiene conciencia de su pasado, puede comprender cabalmente su presente y construir un mejor futuro.

Expuso que “la tolerancia es clave para lograr una convivencia en armonía entre quienes piensan distinto y son diferentes”.

En este museo se hace una gran labor social al promover una cultura en favor de la no discriminación y la inclusión, la libertad y la diversidad, la no violencia y el respeto a los derechos humanos, indicó.

“La tolerancia es un valor especialmente importante para un país multiétnico y pluricultural como el nuestro, que se define por su diversidad”, advirtió.

Al reanudar sus actividades en la Ciudad de México, tras su participación en la VIII Cumbre de las Américas, en Perú, el Jefe del Ejecutivo federal dijo que los mexicanos son un mundo dentro de una nación en el que la convivencia histórica entre culturas los une, les da identidad y una visión propia del futuro.

Peña Nieto reconoció a los trabajadores del museo por su esfuerzo para hacer de la memoria y la tolerancia una fuerza positiva para el desarrollo de la sociedad y añadió que su trabajo es un gran aporte a la causa de la dignidad humana y contribuye al cambio cultural para construir una sociedad de derechos.

“Ésta es una prueba más del compromiso de la sociedad civil con la promoción de los derechos humanos, por eso he sostenido, y lo reitero, que poner en duda la valía de las organizaciones de la sociedad civil es injusto e irresponsable. Un gobierno que no acepta la crítica, el escrutinio público y la libertad de expresión, es un gobierno que siembra la intolerancia y la confrontación en la sociedad”, asentó el mandatario.

Acompañado por miembros de la comunidad judía, el Presidente felicitó a los integrantes del patronato del museo por enriquecer su acervo con un vestigio del Muro de Berlín.

Asentó que la imagen del Muro de Berlín fue un signo de intolerancia ideológica y uno de los rostros más emblemáticos de la Guerra Fría, por ello su caída fue un triunfo de la unidad sobre la separación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS