Entrega del priísta se ve desde dos ópticas

05/01/2018
03:19
Alberto Morales y Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

La extradición del ex gobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo (PRI) generó reacciones encontradas entre legisladores del PRI y de oposición.

El presidente de la Comisión Permanente, Jorge Carlos Ramírez (PRI), aseguró que con la extradición del ex mandatario se demuestra que la administración del presidente Enrique Peña Nieto, sin distingos partidistas llevará ante la justicia a quien sea responsable de cometer un delito.

Ramírez Marín reconoció que la detención de su ex compañero de partido mancha la imagen del PRI en este proceso electoral.

La senadora Dolores Padierna (PT) afirmó que la extradición del ex mandatario es una nueva puesta en escena de un teatro.

“Las acusaciones que se integran en contra de un ex gobernador priísta parecen ser más de relumbrón político que de fondo para combatir la corrupción, al igual que como ha sucedido en otros casos de ex gobernadores procesados o perseguidos por la comisión de delitos”.

Señaló que en el caso de Borge, tanto la PGR como la Fiscalía Estatal de Quintana Roo integran sólo delitos de naturaleza económica por el uso indebido de recursos públicos y dejan de lado otra serie de ilícitos de mayor impacto, como la facilitación o complicidad para la operación de grupos de la delincuencia organizada.

El senador Javier Lozano Alarcón (PAN) se congratuló con la extradición del ex mandatario priísta, que fue entregado ayer a las autoridades mexicanas procedente de Panamá.

“Me alegro. Que pague todas las que hizo. #Borge”, dijo el senador panista por Puebla a través de su cuenta de Twitter.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS