El ausentismo prevalece entre los diputados

Cámara promedia asistencia de 325 por votación; trabaja con 144 suplentes debido a licencias
Información de la página oficial de la Cámara Baja detalla que el promedio de ausentes por votación es de 167 diputados federales. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
01/04/2018
01:20
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

A los diputados federales ya poco les importa asistir a las sesiones ordinarias del pleno, a pesar de que es el último periodo ordinario de sesiones de la 63 Legislatura para crear nuevos ordenamientos o modificar leyes ya establecidas.

De acuerdo con un recuento que hizo EL UNIVERSAL de los dictámenes votados en casi dos meses de sesiones (febrero y marzo), el promedio de asistencia es de solamente 325 diputados por votación de los 500 que integran el pleno.

Las cifras de la página oficial de la Cámara de Diputados registran que se han votado 29 dictámenes y el promedio de ausentes por votación es de 167 diputados federales.

A esto se le suma que la Cámara de Diputados trabaja con 144 diputados suplentes (29%), debido a que la mayoría de los propietarios solicitaron licencia para buscar un nuevo cargo de elección popular en las próximas elecciones del 1 de julio.

De acuerdo con las estadísticas públicas y oficiales disponibles en el portal de la Cámara, de los 144 diputados suplentes, 79 ya rindieron protesta y aún faltan por jurar el cargo 65 legisladores.

A pesar de que la obligación del legislador federal es votar todos los dictámenes que se someten a discusión y de esa manera comprobar su asistencia, ni la designación del nuevo auditor Superior de la Federación logró la asistencia de los 500 diputados federales. La designación alcanzó 377 votos a favor y 64 en contra o nulos; es decir, 441 votos de los 500 legisladores que integran el pleno.

La votación más alta que han conseguido los diputados, después de la del auditor, fue la primera del 8 de marzo pasado para reformar el artículo 11 de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con 363 votos.

A ese dictamen acudieron 152 de 201 del PRI; 80 de los 108 del PAN; 37 de 52 del PRD; 26 de 48 de Morena; 26 de 38 del Verde; 20 —el total— de MC; 11 de los 12 de NA y siete de los 10 de Encuentro Social.

La votación más baja que se alcanzó fue la del último dictamen del 8 de febrero pasado cuando, “de panzazo” aprobaron el proyecto de dictamen con el que se modificaron los artículos 104 y 105 del Reglamento de la Cámara de Diputados.

Al dictamen acudieron 105 diputados del PRI, 51 del PAN, 20 del PRD, 26 de Morena, 18 del Verde, 16 de MC, seis de NA y cuatro del PES.

A pesar de todas las recurrentes ausencias en la página oficial de la Cámara de Diputados, no se encuentra actualizado en el rubro de inasistencias y solamente se cuenta con estadísticas de 2017; por ende, tampoco se puede verificar a qué diputados se les han aplicado sanciones por las ausencias.

Sin justificantes. A diferencia del ciudadano común, quien debe justificar sus faltas en el trabajo, incluso con una constancia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los diputados federales gozan de privilegios, pues les permiten ausentarse tan sólo con un justificante firmado por su coordinador parlamentario o por su correligionario en la vicepresidencia de la Mesa Directiva.

El “formato para justificación de inasistencias a votaciones de proyecto de ley o decreto” es utilizado por los legisladores para que aunque se ausenten de las votaciones, no se les descuente el día. Este documento se sustenta en los artículos 47 y 53 del reglamento, que establecen los lineamientos para acreditar las asistencias de los diputados a las sesiones plenarias, así como para la justificación de inasistencias.

Se debe especificar el número de votaciones de cada asamblea y debe ir acompañada de la firma de cada legislador, así como de la de su coordinador parlamentario y/o, en su caso, por su correligionario en la Mesa Directiva de la Cámara. No es necesario que se especifique el motivo de la falta o de la comisión.

En la 62 Legislatura. El mismo ejercicio lo hizo EL UNIVERSAL al concluir el último periodo ordinario de la 62 Legislatura, en mayo pasado. Se informó que a muchos integrantes de la 62 Legislatura no les importó y, en promedio, 130 faltaron a cada una de las votaciones de los 93 dictámenes que estuvieron a discusión en las 28 sesiones entre el 3 de febrero y el 30 de abril de 2015.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS