Demagogia, decirle “ciudadano” al proyecto: especialistas

Politólogos y analistas coincidieron en que es “demagógico”, “incoherente” y una estrategia de mercadotecnia electoral que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) hayan nombrado a su bloque como Frente Ciudadano por México
José Antonio Crespo calificó como un exceso que PAN, PRD y MC nombren a un frente como ciudadano cuando el eje son tres institutos políticos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/09/2017
02:07
Alberto Morales y Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Politólogos y analistas coincidieron en que es “demagógico”, “incoherente” y una estrategia de mercadotecnia electoral que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) hayan nombrado a su bloque como Frente Ciudadano por México, toda vez que está formado por políticos profesionales.

José Antonio Crespo calificó como un exceso que PAN, PRD y MC nombren a un frente como ciudadano cuando el eje son tres institutos políticos.

“Llamarle tanto como frente ciudadano sí me parece un exceso, porque son tres partidos, son el eje de este frente, pero ya sabemos que es la demagogia de todos los partidos. Como el PRI, que dice: ‘Vamos a hacer una alianza con los ciudadanos’, en Morena, no se diga, entonces con cuáles ciudadanos vas a hacer una alianza, pues con los que voten por ti, pero eso va a ocurrir de todas maneras”, dijo.

El investigador del CIDE expresó que es un recurso retórico lo de ciudadano y, sí, demagógico, “no le llamaría de otra manera”.

Aunque se han manejado nombres de posibles aspirantes presidenciables que son ciudadanos para encabezar este frente, confió en que el abanderado presidencial no sea un improvisado.

El analista político Leonardo Curzio coincidió en que es “incoherente” llamar a un frente de partidos “ciudadano”.

“Eso es la moda, como parecer al igual que un político de la ciudad que hace una gran campaña diciendo que no hace política. Vivimos en un mundo extraño donde todo mundo dice que no es lo que parece”.

Agregó que se vale que el frente comience a repartirse sus cargos, pero lo que está en duda es que este bloque se mantenga unido, porque, si bien ya dio muestra de su potencia legislativa en el tema de la eliminación del pase automático de procurador a fiscal, mientras no haya un candidato que los cohesione “se están repartiendo lo que todavía no tienen”.

Sobre quién puede ser el candidato presidencial, el también colaborador de EL UNIVERSAL comentó que incluso los perfiles que se manejan, como Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle o el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, son políticos profesionales.

Para Alberto Aziz Nassif, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas), el frente no tiene nada de ciudadano y predomina el pragmatismo y la conveniencia para el reparto de los cargos, más que un proyecto.

“El reparto de cargos habla de un nivel de conveniencia, expresado en ese reparto. Creo que es una suerte de conveniencia mucho más que la idea de un proyecto. Ellos participaron en el Pacto por México y el resultado fue muy cuestionado, su participación dejó mucho que desear y dejaron mucho a deber. En términos de proyecto, creo que no tienen mucha fortaleza ni mucha credibilidad”, puntualizó.

Aseguró que llamarle ciudadano al frente es mercadotecnia, ya que los partidos piensan que pueden atraer organizaciones y grupos ciudadanos para darle legitimidad.

Aziz Nassif resaltó que al unirse los tres partidos, reunirán mucho dinero público y Morena se debilitaría en términos económicos.

José Fernández Santillán expresó que el llamar frente ciudadano al bloque de partidos “es una maña publicitaria” que tiene un sentido de oportunismo electoral.

Khemvirg Puente, doctor en Ciencias Sociales por el Colegio de México, coincidió en que se trata de una estrategia de mercadotecnia que podría ser válida siempre y cuando se use de manera laxa el término ciudadano, donde entran todos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios