Defienden bono y presupuesto del INE

Compensación será para 16 mil empleados por elecciones; el instituto no paga horas extra, dice Marco Antonio Baños
Los 11 consejeros electorales rechazarán un bono extra por participar en la organización de los comicios de 2018, afirmó el consejero Marco Antonio Baños. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
27/08/2017
02:03
Horacio Jiménez
-A +A

horacio.jimé[email protected]

Marco Antonio Baños, consejero presidente de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE), justificó el presupuesto solicitado y destacó que los 11 consejeros electorales rechazarán el pago de un bono extra por participar en la organización del proceso electoral presidencial de 2018.

En entrevista con EL UNIVERSAL, explicó que el bono o compensación será para 16 mil empleados del órgano electoral que trabajan en la estructura y que apoyarán en la organización de las elecciones, debido a que el INE no paga horas extra.

“La Ley Electoral establece que en la etapa de los procesos electorales todo el personal que trabaja en las elecciones debe recibir una compensación adicional porque las horas de trabajo son muy grandes, el INE no paga horas extras, lo único que sí quiero decir es que los consejeros electorales del INE no cobran esos bonos, no tenemos acceso a esas prestaciones y el salarios para nosotros es el mismo independientemente de que haya elecciones”, aseguró.

Este sábado EL UNIVERSAL publicó que el INE solicitará un presupuesto para 2018 de 25 mil millones de pesos y entre estos recursos se considera un bono para trabajadores, gasto hasta para jardinería, dietas de consejeros, pasajes nacionales e internacionales, viáticos, servicio de lavandería y comidas.

Se proyecta un gasto por 802 millones 725 mil pesos para el pago de la compensación que recibe el personal por el trabajo extraordinario en el proceso electoral, toda vez que se consideran todos los días como hábiles. Además prevé erogar 72 millones 42 mil pesos para servicios de lavandería, 65 millones 249 mil 352 pesos para pasajes nacionales e internacionales y alrededor de 350 millones para dietas de consejeros.

Explicó que este bono está planteado en la ley y es la única compensación que los trabajadores del Instituto Nacional Electoral tienen de manera adicional a su aguinaldo.

Al preguntarle si la cifra de 800 millones de pesos no es ofensiva, sobre todo para los ciudadanos que no tienen acceso a bonos, dijo que es el momento de que los partidos políticos planteen reducciones, sobre todo en los costos de las elecciones.

Explicó que uno de los temas que más compromete al INE sobre todo con los pagos de bonos son los plazos cortos para la fiscalización.

“Los partidos, yo pienso que Encuentro Social y otras organizaciones nuevas, pueden ir planteando esquemas que vayan reduciendo costos de elecciones, uno de los temas que compromete mucho al instituto es el tipo de plazos que hay para cumplir con la fiscalización o como para realizar los cómputos, plazos muy breves en los que hay que hacer actividades que son en dimensiones muy grandes, entonces el personal trabaja ininterrumpidamente por muchas horas”, detalló.

Explicó que el promedio de horas de trabajo diarias a partir de que empieza un proceso electoral de la estructura desconcentrada del INE es de aproximadamente 15 horas, por lo que la gente necesita tener un reconocimiento por las horas adicionales que le da a la institución.

Este lunes, en sesión, el INE alista la aprobación de su presupuesto para el próximo año y busca solicitar a la Cámara de Diputados un presupuesto por 25 mil 44 millones de pesos para el próximo año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS