18 | ENE | 2019
Presidente municipal de Torreón (PAN), Jorge Zermeño Infante. Foto:Iván Stephens

“Debes sentir el dolor ciudadano para gobernar”

11/06/2018
04:01
Horacio Jiménez
-A +A
Salir con la frente en alto, el desarrollo de la ciudad y servicios de calidad, sus prioridades

[email protected]

El presidente municipal de Torreón, Jorge Zermeño, criticó que los gobiernos anteriores “abandonaron” este municipio, lo que provocó un rezago a pesar de que hace 20 años era una ciudad modelo. Ahora, el panista busca la reelección como alcalde por los próximos tres años para que esta ciudad vuelva a ser un polo de desarrollo en la Comarca Lagunera.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Zermeño Infante, quien ha sido dos veces diputado federal, senador y embajador de México en España, asegura que un año al frente de Torreón no es suficiente y quiere completar un periodo de cuatro años para heredar una ciudad con bases para el futuro.

Desde su oficina en la plaza mayor, aseguró que cuando no te pones en los zapatos de la gente y no te duele lo que a los ciudadanos les duele, simplemente no vas a gobernar bien: "Tienes que sentir el dolor ciudadano".

Confía en que la gente votará por él y presume ser de los pocos políticos que puede salir a la calle con la frente en alto porque todos, políticos y ciudadanos son iguales, "no somos semidioses o diferentes".

¿Ya cumplió cinco meses de su administración, ¿cómo se siente?

—Me siento bien porque nos propusimos atender la problemática de la ciudad y trabajar con todos los recursos que podemos hacerlo. Hemos cumplido y eso se refleja en el apoyo y la confianza ciudadana. Me siento satisfecho y comprometido por lo mucho que falta por hacer.

¿Cuál es el mayor proyecto que quiere impulsar en su gestión?

—Tener servicios públicos de calidad, tener un crecimiento ordenado, sustentable en la ciudad y hacer que exista mayor confianza de los ciudadanos en la autoridad. Estamos por abrir dos nuevos parques industriales.

¿Cuál ha sido su mayor aportación al trabajo de Torreón?

—La experiencia y la vocación de servicio. Si un presidente municipal no vive la problemática, si no te pones en los zapatos de la gente y no te duele lo que le duele a la gente, no vas a gobernar bien, tienes que sentir ese dolor del ciudadano. Hay que ver al ciudadano como iguales, no somos semidioses, ni somos diferentes, somos iguales y así debemos de tratarnos.

¿Por qué los políticos hacen campaña y prometen todo y no lo hacen?

—Por mentirosos, porque creen que la gente es tonta y a veces solamente ofrecen y prometen sin saber lo que estás prometiendo. Yo no hice una campaña de promesas, yo ofrecí trabajar por Torreón y buscar mejorar los servicios público.

¿Tres prioridades de Jorge Zermeño?

—Primero, salir con la frente en alto, a veces no es tan importante cómo llegas, sino cómo sales, y yo soy alguien que puede caminar por las calles con la frente en alto y que nadie me ande señalando que me robé un centavo o que hice cosas indebidas. En segundo lugar, quisiera que Torreón vuelva a ser ese polo de desarrollo que nos permita atraer más y mejores inversiones, mejor pagadas, no llenarnos de maquiladoras, sino de industrias que vengan a aportar nuevas tecnologías, mejores salarios y que haga que crezca la ciudad en negocios.

Y la tercera prioridad es que los servicios que dejemos sean de calidad y que no se hagan obras por ocurrencias y las que se hagan sean las que sirvan.

¿Un año es suficiente para transformar un municipio?

—No, no es suficiente, un año te permite un avance importante. Yo puedo decir que no llegué a aprender, y tengo una experiencia acumulada, antes fui empresario, comerciante, soy abogado, he sido diputado federal, presidente de la Cámara Baja, senador, embajador de México en España y toda esta experiencia, aparte de haber sido alcalde te permite aplicarla.

¿Qué tal la burocracia?

—Fui diputado del 91 al 95. En San Lázaro había 2 mil 500 trabajadores, ahorita deben de ser 8 mil o 10 mil y son los mismos 500 diputados; aquí, dejé la presidencia municipal con 2 mil 500 empleados hace 18 años, incluyendo más de mil policías, ahora somos más de 6 mil y por qué van creciendo porque vas inventando nuevas plazas, secretarías. Tenemos que ser más austeros y que el gasto corriente disminuya en beneficio del gasto de inversión.

¿Va a despedir empleados?

—No, no lo voy a hacer, pero ya no vamos a contratar más, ya no va a crecer más la burocracia y si en algunas áreas podemos eliminar o disminuir, lo haremos. Corrieron a más de 600 aviadores porque sabían que íbamos a llegar y no íbamos a permitir eso y otros 800 que pertenecían al PRI y que se llamaban la marea roja del PRI.

¿Para qué se quiere reelegir?

—Porque un año no es suficiente, el periodo normal de una presidencia municipal es tres años, estamos en una situación anormal de un año y por eso quiero completar un periodo para poder demostrar, dejar y heredar a futuro una ciudad con bases más sólidas.

Y si eso no ocurre, ¿se rompería una continuidad en el trabajo?

—No, en un año estamos logrando muchos cambios, lo vamos a lograr, pero tratamos de seguir con esta posibilidad de completar un periodo que te permita mejorar los servicios de la ciudad.

¿Cómo está Torreón en seguridad?

—Torreón está bien, en marzo el INEGI publicó una encuesta nacional de percepción de seguridad pública, la ciudad más segura es Mérida, seguida de Aguascalientes, Saltillo y la cuarta Torreón, o sea en esa encuesta, hecha por el Inegi, Torreón está entre las cuatro ciudades más seguras de México. Aquí hay un mando especial a cargo del Ejército y ellos hacen sus propias encuestas, locales y nacionales y según las encuestas de ellos y nuestras, en la medición de delitos vamos a la baja, vamos mejor que el año pasado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios