Congreso, con baja actividad debido a 2018: expertos

Atoran pendientes legisladores por diferencias de partidos, dicen; nombrar fiscales se complica ante comicios próximos, afirman
Los especialistas afirman que de los nombramientos pendientes en el Congreso, sólo el del nuevo titular de la FEPADE será posible para esta Legislatura, debido a su importancia para las elecciones de 2018. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
19/11/2017
02:11
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

El Congreso de la Unión se convirtió en una arena política para la confrontación, puesto que en más de dos meses de trabajo del presente periodo ordinario, los legisladores federales sólo han podido aprobar los temas elementales como el Paquete Económico (Ley de Ingresos y Egresos), así como la Ley de Desaparición forzada, entre otras.

De acuerdo con politólogos y especialistas en temas legislativos, las elecciones presidenciales llegaron a las Cámaras y por eso, en poco más de 60 días, el trabajo legislativo ha estado dominado por enfrentamientos políticos entre bancadas, como el impedir la instalación de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; la eliminación del “pase automático”; la destitución del fiscal electoral, Santiago Nieto, así como la confrontación por la conformación del Frente Ciudadano por México.

Para distintos especialistas, es “normal” que la actividad legislativa disminuya en año electoral, debido a que muchos de los políticos están más preocupados por los resultados de los siguientes comicios y de marcar sus diferencias, que muchas veces son irreconciliables.

“Toda la actividad legislativa siempre muestra distintas pugnas políticas entre los partidos; sin embargo, suelen hacerse más evidentes e irreconciliables hacia el final del periodo legislativo, puesto que están más preocupados por los resultados de las siguientes elecciones, de la percepción que tengan los ciudadanos de su desempeño legislativo cerca de las elecciones, que propiamente de la actividad parlamentaria”, aseguró Khemvirg Puente, politólogo de
la UNAM.

El también especialista en temas políticos José Antonio Crespo declaró que es común y normal que en procesos electorales, los partidos se vuelquen a los temas relacionados y todo lo que se discute en el Congreso sea contaminado por esas cuestiones.

El especialista en cuestiones legislativas Guillermo Cejudo coincidió y dijo que desde la instalación de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados se vio este tipo de choques entre legisladores y también remarcó que hay una ausencia de iniciativas ambiciosas y novedosas como en otros años, no sólo desde el Ejecutivo, sino también desde la oposición.

Reconoció que también hay iniciativas importantes rezagadas, sobre todo en el tema de seguridad, pero también hizo hincapié en que en el periodo de otoño (septiembre-diciembre) la agenda legislativa está dominada por el tema económico.

“En el periodo de otoño suele ocurrir que la discusión del Presupuesto e Ingresos acapara un buen pedazo de las iniciativas, es cierto que tienen atoradas una agenda de seguridad importante desde hace tiempo, pero generalmente es el Presupuesto lo que por lo menos, hasta la fecha límite —que es a mediados de noviembre— jala más la atención y habrá que ver si después de eso se activa el frenesí parlamentario, que a veces ocurre y empiezan a ponerse a discusión muchas iniciativas”, dijo Guillermo Cejudo.

En el Senado. Crespo recordó el caso del fiscal electoral, Santiago Nieto, y reconoció que en el último año de cada Legislatura es muy difícil que se pongan de acuerdo quiénes la integran; además, explicó que solamente se aprueban cuestiones indispensables y otras leyes se atoran por los enconos.

“Suele ocurrir, es normal. En los procesos electorales los partidos se vuelcan sobre la elección y casi todo lo que discuten ahí tiene que ver con lo electoral. Lo vimos como con lo del fiscal, estuvo relacionado con lo electoral; entonces, es muy difícil que salgan las cosas, salvo lo indispensable, mientras otras leyes pendientes se atoran porque los partidos están confrontados, están enconados y hacen uso, incluso, de los temas de forma electoral. Se complica y se dificulta, por eso en los años electorales baja y disminuye la labor legislativa”, destacó Crespo.

Aumenta confrontación. Puente y Crespo coincidieron en que este pleito apenas comienza y al final del año y el próximo las confrontaciones se van a intensificar.

“Es natural que se intensifiquen los choques porque justo van a buscar, mientras haya proceso electoral, evidenciar sus diferencias; es decir, destacar sus diferencias para que el electorado pueda percibir que no son opciones parecidas y entonces lo que van a tratar de transmitir a través de la propia actividad parlamentaria es que tienen diferencias entre ellos, eso es natural, de hecho, es muy natural en cualquier legislatura durante los tres años y en México esto se hace evidente sólo cuando hay elecciones”, aseguró Khemvirg Puente.

Pendientes. Crespo recordó que están pendientes por nombrar a los fiscales General de la Nación; de Anticorrupción y el de Delitos Electorales, y pronosticó que el único que es muy probable que sea aprobado, sea el titular de la FEPADE, mientras los demás se quedarán para después.

Incluso, afirmó que es muy probable que esos nombramientos ya ni siquiera le toquen a la 63 Legislatura, por lo complicado que está el escenario.

“El fiscal electoral puede que salga, porque es urgente, los otros no creo que salgan, el electoral a lo mejor sí, porque está pendiente, porque hizo mucho ruido y porque está más complicado que se lleve a cabo el proceso electoral sin el titular de la FEPADE. Con los otros se va a complicar porque falta también modificar el artículo 102 de la Constitución (reingeniería a la Fiscalía General de la Nación) y yo creo que eso se lo van a llevar hasta después, a lo mejor ya no le toca a esta Legislatura, sino a la siguiente”, describió Crespo.

Al consultarle qué otros dictámenes podrían ser aprobados antes de que finalice el año, reconoció que será muy difícil que se pongan de acuerdo y más que no haya quien le quiera dar un sesgo electoral.

Aún hay temas pendientes por avalarse como la eliminación del “pase automático” del procurador a Fiscal General de la Nación; la ley de Seguridad Interior; el Mando Mixto o Único; modificaciones al nuevo sistema penal y los nombramientos del procurador General de la República, el Fiscal Electoral y el fiscal Anticorrupción, entre muchos otros temas.

“A lo mejor sale algún dictamen importante, pero se ve difícil, va a ser difícil que se pongan de acuerdo que no le quieran dar un sesgo electoral y durante todo el año que viene va a ser igual, los partidos volcados en atacarse, criticarse, en sus procesos internos, no sé si va a salir algo de lo que está pendiente, pero desde luego que se dificulta, más que en tiempos normales”, dijo Crespo.

Por la profesionalización. Khemvirg Puente aseguró que la falta de acuerdos importantes al finalizar la Legislatura también responde a la escasa profesionalización de los legisladores en México y destacó que en cada nueva elección de diputados hay Legislaturas de solamente un año y medio o dos años efectivos de trabajo, porque al principio se lleva tiempo en la definición de los grupos parlamentarios, las comisiones o al final quiénes se van de licencia.

“Prácticamente, en cada Legislatura de la Cámara de Diputados se empieza de cero y esto evidentemente es negativo para la propia Legislatura, porque realmente tenemos Legislaturas de escasos dos años o año y medio pensando en que, a veces el primer medio año de una Legislatura apenas se están configurando los grupos parlamentarios, las comisiones, etcétera y hacía el final del último año, muchos de los legisladores que tienen experiencia o que están familiarizados con los temas piden licencia porque se van a otros cargos o quienes se quedan están más bien preocupados por la agenda electoral que por la agenda Legislativa”, aseguró Puente.

Rechazó que los legisladores no hagan nada durante el último año de la Legislatura, cuando coincide con el proceso electoral y dijo que ahora ellos revisan en comisiones el seguimiento a programas de trabajo.

“No sería tan tajante el decir: ‘Ya no se preocupan por las ciudadanía’, a mí me parece que ya lo tienen presupuestado, que el último año no se van a lograr grandes acuerdos y entonces todo lo que haya que sacar relevante o que requiera dos terceras partes como reformas constitucionales se tratan de procesar en la primera parte de la Legislatura o en los dos primeros años”, definió Puente.

Auditor Superior. Cejudo mencionó que hay decisiones importantes que hay que tomar todavía en ambas Cámaras, como el nombramiento del auditor Superior de la Federación como en el Senado también hay otros nombramientos importantes a principios de 2018.

“En términos de agenda legislativa, hay una larga lista de pendientes desde hace varios periodos, no se sabe si se ajustará la Constitución para darle forma al nuevo modelo de justicia, pero esas son decisiones que evidentemente no están tan conectadas con la disputa ya en lógica electoral-política en la cual nos adentraremos más”, describió Cejudo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS