Congreso cierra filas con Ejecutivo por TLC

Senadores y diputados federales acuerdan apoyar negociación con EU
Armando Ríos Piter hizo un llamado para que la Cámara de Senadores se convierta en un contrapeso político del gobierno en la renegociación del TLC. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/08/2017
02:02
Juan Arvizu y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión cerraron filas en respaldo del jefe del Ejecutivo federal en la renegociación del TLC, y dicho consenso será votado este miércoles en la sesión del pleno de la Comisión Permanente.

La Segunda Comisión de la Permanente del Congreso de la Unión, bajo la presidencia de la diputada federal Maricela Contreras Julián (PRD), por unanimidad aprobó un dictamen en el que el Poder Legislativo se pronuncia por una “posición cauta, pero firme”, del gobierno federal, “respecto de las pretensiones del gobierno estadounidense de tomar ventaja de su poder político y económico en la renegociación del TLC”.

El dictamen expone el “rechazo al propósito de Estados Unidos de fijar aranceles a las exportaciones mexicanas al mercado estadounidense”.

La postura conjunta de apoyo a Peña Nieto en la renegociación del TLC es un consenso inusual en el Congreso de la Unión, en el cual el Senado tiene la facultad de ratificar los acuerdos internacionales del Ejecutivo federal.

Por su parte, el senador independiente Armando Ríos Píter llamó a que la Cámara Alta sea contrapeso político del gobierno federal en la revisión del tratado, y planeó que en sus objetivos el equipo de México impulse la homogeneización de los estándares laborales y garantice la movilidad en función de las necesidades de empresas y trabajadores.

Se pronunció en contra de eliminar los paneles de Solución de Controversias, como busca el equipo de EU.

En los resolutivos de un punto de acuerdo que se someterá a la consideración de la Comisión Permanente, los diputados y senadores plantean que “México debe buscar incorporar nuevos sectores económicos y reducir los costos de transacción entre los países, buscando incrementar el comercio regional, al tiempo de garantizar la disminución de aranceles”.

El vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, dijo que la actitud de México debe ser de “defensa de los intereses de la nación, y trabajar en el mejor tratado que se pueda”.

Zambrano propuso que México haga causa común con Canadá, en los puntos en los cuales tienen coincidencia; si los canadienses señalan que tienen prioridad los temas de la ecología y la migración, los negociadores mexicanos “deben cerrar la pinza para que hagamos una verdadera mesa de diálogo y construir un mejor escenario posible para los tres países”.

Ríos Píter, por su lado, dijo que la actualización del TLC “debe incluir mecanismos que permitan hacer frente a los retos particulares de los países firmantes y de la nueva realidad tecnológica, que desaparecerá más empleos a lo largo del siglo”.

Por ello, declaró, la renegociación debe incluir un acuerdo que asegure la homogeneización de los estándares laborales, así como el fomento de la convergencia salarial en la región.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS