Congreso apura reformas en el último día de sesiones

En la congeladora, debates en torno a la Fiscalía y nombramientos de magistrados; en Cámara de Diputados queda pendiente designar al nuevo auditor Superior
Después de ser aprobada en la Cámara Alta, la Ley de Seguridad Interior pasó a San Lázaro que la turnó al Poder Ejecutivo para su promulgación (LUCIA GODINEZ. EL UNIVERSAL)
16/12/2017
02:04
Alberto Morales, Juan Arvizu y Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

En el último día del periodo ordinario, el Senado logró eligir a Héctor Marcos Díaz-Santana como nuevo titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de PGR, en sustitución del ex fiscal Santiago Nieto, quien fue destituido el pasado 20 de octubre.

También el Senado aprobó la Ley de Seguridad Interior que regula la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, así como la eliminación del pase automática de procurador a fiscal General de la República, que por tratarse de una reforma constitucional fue enviada a los Congresos locales para completar con su proceso legislativo.

En el periodo ordinario, la Cámara Alta también alcanzó a aprobar la Ley de Tecnología Financiera que regulará las empresas Fintech; la Ley General de Archivos, con la cual se completan las tres leyes (de transparencia, datos personales y archivos) de la reforma constitucional en transparencia.

El Senado también avaló reformas a la Ley de Biodiversidad, así como reformas a la Ley contra la Trata de Personas, a la General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y a la de Cultura, entre otras.

De acuerdo con el presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo (PAN), durante el periodo ordinario los grupos parlamentarios del PRI, PAN, PT, PRD y PVEM presentaron 304 iniciativas; se aprobaron 65 reformas y 12 decretos de diversos temas.

Aunque el Senado sesionó por 23 horas sin interrupción, dejó cuatro temas atorados en la congeladora legislativa.

Se trata de las reformas que transforman a la PGR en la Fiscalía General, los cambios al artículo 102 constitucional para modificar el método de elección del fiscal General de la República, así como el nombramiento del fiscal anticorrupción de la PGR, la última silla que hace falta para completar el SNA.

Así también, quedaron pendientes los nombramientos de los 18 magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), tres de sala superior y 15 de salas regionales especializadas, que se encargarán de sancionar las faltas graves administrativas por probables casos de corrupción.

También tendrán que esperar 14 magistrados del TFJA; seis Agrarios y uno de la sala especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Entre las leyes que no pudieron aprobarse se encuentran la Ley de Obras Públicas y Servicios, la revisión del IEPS en gasolinas, reformas para prevenir y sancionar el robo de hidrocarburos y una ley integral de protección a migrantes.

Tampoco se discutió la Ley de Salarios Máximos, la de Desaparición del Fuero, reducción del financiamiento público para los partidos políticos, gobiernos de coalición y la Ley de Juegos y Sorteos, entre otros.

Aprueban eliminar “pase automático”. El pase automático de procurador a fiscal General de la República fue eliminado por el pleno del Senado, tras un debate en que se advirtió que se genera una laguna legal por la falta de un método para la elección de ese cargo.

El pleno emitió 73 votos a favor, cuatro en contra y 13 en abstención, con lo que se acepta el cambio que recibió de la Cámara de Diputados, y la minuta deberá ser ratificada por al menos 17 congresos estatales para obtener la declaratoria de constitucional.

A las 10:50 horas de ayer —casi 24 horas después de haberse iniciado la sesión del jueves 14—, el Senado aprobó el retiro del pase automático, que en los hechos no sería aplicable desde la renuncia del procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade, en octubre pasado.

La senadora Angélica de la Peña Gómez (PRD) dijo en tribuna que en la formación de la Fiscalía General de la República se debe comenzar de cero y no heredar los vicios de la PGR, y para ello se requiere de una reforma que elimine el pase automático para los funcionarios de la antigua dependencia.

El Presidente envió al Congreso una iniciativa al artículo transitorio de la reforma política electoral de 2014, en el que se incluyó la disposición de que al crearse la Fiscalía General de la República, quien ocupara el puesto de procurador General pasaría a hacerse cargo de la nueva entidad, por un periodo de nueve años.

Comentó que la autonomía real del Ministerio Público Federal “no se limita a su titular y su diseño se debe definir desde la Constitución. En ese sentido, no es suficiente con eliminar el pase automático”. En esa nueva institución la construcción debe partir de la preparación de un diagnóstico y una planeación plural y transparente.

Por su parte, Miguel Barbosa Huerta (PT) aseguró que desde la renuncia del procurador, no hay quien ejerza el pase automático de procurador a fiscal y su bancada emitirá voto de abstención, pues el sentido positivo reflejaría que sus compañeros están de acuerdo con lo que es insuficiente.

Por otra parte, al cerrar los trabajos legislativos, los coordinadores parlamentarios de la Cámara de Diputados coincidieron que el pendiente prioritario para el próximo periodo es el nombramiento del titular de la Auditoria Superior de la Federación

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS