"Ciudadanía y Estado ponen de pie a México"

Peña Nieto destaca la unidad y solidaridad del pueblo; llama a Fuerzas Armadas a mostrar el lado humano
Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX; Salvador Cienfuegos, titular de la Sedena, y el presidente Enrique Peña Nieto encabezan en el Campo Militar Número 1 el 30 aniversario del Primer Cuerpo del Ejército. (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
04/10/2017
02:12
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected].
 

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la ciudadanía y las instituciones del Estado mexicano son los dos brazos que están permitiendo a México ponerse de pie tras los terremotos de septiembre pasado que golpearon el centro y sur del país.

Al encabezar en el Campo Militar Número 1 la ceremonia por el 30 aniversario del Primer Cuerpo del Ejército —de donde han surgido dos titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)—, enfatizó que en la historia militar, septiembre de 2017 constituirá un capítulo por sí mismo y será recordado por todos los mexicanos por tres razones.

“La primera es nuestra vulnerabilidad ante la fuerza destructiva de la naturaleza; la segunda, la unidad y solidaridad del pueblo de México, particularmente de sus jóvenes, y la tercera, la fortaleza de nuestras instituciones”, dijo.

Llamó a las Fuerzas Armadas a que, sin dejar de lado su estricta disciplina, “nos sigan mostrando el lado humano que los hace estar más cerca de los mexicanos. En esta etapa de reconstrucción nacional que estamos llevando a cabo, nuevamente se les exigirá la más alta vocación de servicio”.

Indicó que pilotos, soldados y marinos dieron tranquilidad a comunidades enteras al tiempo de ser motivo de consuelo y esperanza para la población damnificada.

“El espíritu de esta gran nación acumuló, de ciudadanos y servidores públicos, inteligencia, coraje, ímpetu y orgullo. Elegimos la esperanza en lugar del temor, la unidad en lugar de la discordia y el trabajo conjunto hacia una misma causa”, expuso Peña Nieto.

En su mensaje, el Presidente de la República indicó que, frente al temor e incertidumbre provocados por huracanes, inundaciones o terremotos, los ciudadanos tuvieron en el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Mexicana a sus principales aliados.

Acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; y por los titulares de la Sedena, Salvador Cienfuegos y de la Semar, Vidal Francisco Soberón destacó: “Ciudadanía e instituciones son los dos brazos que están permitiendo a México ponerse de pie. Dentro de estas instituciones, el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada siempre han contado con el respeto y el cariño de los mexicanos.

Afirmó que como pocas veces hubo un lenguaje común entre ciudadanos y militares, que hombro con hombro, dijo, trabajan por un mismo objetivo; a partir de esta experiencia —recalcó— se ha estrechado la cercanía entre los mexicanos y nuestros soldados, pilotos y marinos.

“Hoy, México entero los ve como héroes nacionales y desde lo más profundo de su corazón les expreso su sincero agradecimiento”, afirmó el Jefe del Ejecutivo federal.

Indicó que durante los sismos que golpearon el centro y sur del país, soldados, pilotos y marinos, “acompañados de una destacada participación altruista de la ciudadanía”, se hicieron presentes para salvar vidas, organizar brigadas o remover escombros.

Explicó que los mexicanos son testigos de cómo la llegada de personal militar generó efusivas muestras de admiración entre la población.

“Y fueron motivo de consuelo y esperanza para la población damnificada. El espíritu de esta gran nación acumuló, de ciudadanos y servidores públicos, inteligencia, coraje, ímpetu y orgullo. Elegimos la esperanza en lugar del temor, la unidad en lugar de la discordia”.

Reconoció a los militares por su apoyo y a nombre de los mexicanos agradeció su intervención durante y después de la emergencia por los terremotos: “Sé que muchos de sus compañeros, durante estos infortunios, sufrieron la pérdida de algún familiar o de su patrimonio, lo cual lamento profundamente. Como su comandante supremo comparto su pena”.

En su intervención, el general Raúl David Guillén Altuzar llamó a los integrantes del Primer Cuerpo de Ejército a seguir cumpliendo con entrega y dedicación, vocación de servicio y lealtad, en el eficaz desempeño de las tareas que realizan.

Pidió tener certeza de que la línea de comportamiento en las instituciones armadas y en esta gran unidad superior, será siempre servir a los mexicanos con estricto acatamiento a las leyes.

“Lo comprendemos así, lo exigen las circunstancias y lo recomiendan las experiencias de nuestro devenir. No buscamos hacer tareas que no nos corresponden, pero, de ninguna manera dejaremos de hacer lo que nos dicte la Carta Magna, lo que usted nos instruya como comandante supremo y lo que la sociedad nos demande. Lo haremos sin escatimar esfuerzos, sin distingos y, sobre todo, sin protagonismos”, señaló.

El general Guillén Altuzar dijo que la Patria hoy requiere de la unidad de todos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios