Se encuentra usted aquí

Cambió dinero por respaldo, acusan

El dirigente de los mineros recibió apoyo desde su llegada en 2006 a Vancouver, Canadá, por parte de la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL.
24/02/2018
02:34
Julián Sánchez
-A +A

[email protected]

El dirigente del Sin dicato de Trabajadores Mineros, Napoleón Gómez Urrutia, recibió apoyo desde su llegada en 2006 a Vancouver, Canadá, por parte de la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas (FITIM); Federación Americana del Trabajo-Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), y la United Steel Workers, a las que ha respaldado financieramente a través de su organización, explicó Carlos Pavón, quien fue hombre de confianza del dirigente y hoy encabeza un sindicato opositor.

“Napoleón tiene una relación muy cercana con esas organizaciones. Las ha apoyado financieramente a cambio de ayuda desde su autoexilio en Canadá”, dijo.

“Steelworkers es el sindicato industrial más grande de América del Norte, con 1.2 millones de miembros en Estados Unidos, Canadá y el Caribe”, según se lee en su página de internet. AFL-CIO es “la federación democrática y voluntaria de 55 sindicatos nacionales e internacionales que representan a 12.5 millones de trabajadores”, resalta.

El 29 de junio de 2016, AFL-CIO escribió una carta al entonces presidente Barack Obama, en el marco de la cumbre de líderes de América del Norte, para presionar a México sobre el tema de derechos humanos y le pidió “actuar para dar la bienvenida en México al líder democráticamente electo del Sindicato Nacional de Mineros, Napoleón Gómez Urrutia”.

En noviembre de 2011 la AFL-CIO le otorgó este el premio George Meany Lane Kirkland.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS