Barbosa duda de legitimidad en comicios de 2018

Validación que hizo el TEPJF sobre elección en Coahuila pone en duda procesos electorales, dice
Señala a instituciones. Miguel Barbosa asegura que el TEPJF no quiso ver el desvío de recursos a favor del candidato oficial en Coahuila (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
27/11/2017
03:05
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

El vicecoordinador político del PT en el Senado, Miguel Barbosa, advirtió que el proceso electoral de 2018 se encuentra en grave riesgo de legitimidad debido al control que desde el poder público hay de los órganos electorales, como ocurrió recientemente con la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que dio el triunfo al PRI en la elección para gobernador de Coahuila.

“Es necesario alertar a la sociedad sobre esta circunstancia que daña de manera sustancial a nuestra democracia y pone en tela de juicio la legitimidad del próximo proceso electoral”, señaló el legislador.

Barbosa Huerta expresó que resulta “nefasto” que los procesos electorales transiten con órganos controlados por el poder público.

“No podemos permitir que la impunidad electoral prevalezca, porque nuestra vida democrática no tendría futuro”, dijo.

Explicó que casi medio año después de que los ciudadanos coahuilenses acudieron a las urnas, la máxima instancia electoral consideró que el abanderado priísta no había rebasado los topes de campaña, por lo cual lo declaró como ganador de la contienda y el próximo 1 de diciembre rendirá protesta como gobernador.

“El tribunal no vio, no quiso ver, lo que a los ojos de toda la sociedad fue evidente: una clara violación de las leyes, el derroche de dinero y el desvío de recursos públicos a favor del candidato oficial. Los integrantes de la Sala Superior no vieron todos estos delitos por la simple y sencilla razón de que no actúan con autonomía e independencia, sino que sus decisiones se ajustan a las necesidades del poder”, aseguró.

Barbosa Huerta dijo que lo mismo ocurrió en la elección del Estado de México: se transgredió flagrantemente la ley, pero se impusieron a los candidatos del PRI.

“Se trata de pésimos antecedentes de lo que puede ocurrir el siguiente año cuando se elegirá a un nuevo Presidente, las cámaras del Congreso de la Unión, nueve gubernaturas, al jefe de Gobierno de la Ciudad de México y miles de autoridades municipales”, señaló.

Señaló que con un Instituto Nacional Electoral (INE) acotado en sus márgenes de acción, con un TEPJF sometido al gobierno federal y con la próxima elección de un nuevo titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEPADE) a modo, “no habrá ni contienda pareja ni garantías de una procuración de justicia electoral efectiva”.

El senador por Puebla reiteró la necesidad de alertar a la sociedad sobre estas circunstancias que dañan la democracia mexicana y que ponen en duda la legitimidad del proceso electoral del próximo año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS