No invertir en niños deriva en desnutrición, falta de oportunidades y delincuencia: especialistas

Expertos proponen a candidatos 10 compromisos en favor de los infantes
Fotografías de Alejandra Leyva, EL UNIVERSAL
11/04/2018
00:42
Cynthia Villalón
-A +A

Más de 300 organizaciones civiles hicieron un llamado a los cinco candidatos a la Presidencia de la República para que se comprometan a realizar acciones por los niños menores de 10 años. Aseguran que los grandes problemas de la nación podrían atacarse de raíz si se atendieran las necesidades de los niños desde la primera infancia.

“La evidencia ha demostrado que no invertir en niños que están en esta etapa de la vida se traduce en problemas de salud y nutrición a largo plazo, problemas que se vuelven crónicos y se transforman en una menor productividad.

"Estos niños crecen para ser adultos con menores oportunidades de trabajo y también problemas tan serios como la delincuencia y criminalidad” , comenta Filipa De Castro, especialista en Salud Pública.

6cefc958-ec97-47ea-a54b-0eb54cb3c773_0.jpg

La investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública, señaló que el no poner atención a la primera infancia, implica luego dedicar más tiempo, intensidad y recursos en programas que atienden a los adultos.

En esta etapa de la vida, los niños están expuestos a múltiples factores de riesgo, lo cual tiene un impacto mucho mayor que otras edades. Por eso necesario pensar en las consecuencias de no invertir en este sector.

Las buenas condiciones de crecimiento en los primeros años de vida se determinan por cuatro generalidades: la salud, la nutrición, acceso a oportunidades de aprendizaje, de estimulación adecuada, y la protección y el cuidado afectivo.

“Las consecuencias de no invertir a tiempo en la niñez es que varios de los problemas que surgen más tarde en la vida, van a costar mucho más”, comenta De Castro.

Casi 2 millones de niños podrían no alcanzar su máximo potencial debido a que están mal nutridos, no se les estimula correctamente y no se protegen de la violencia, su desarrollo queda gravemente afectado, a veces es irreversible de acuerdo con datos de la UNICEF y del Instituto Nacional de Salud Pública.

La especialista comenta que un crecimiento sano del cerebro depende de una buena salud y nutrición, lo que además sienta la base del desarrollo socioemocional, cognitivo, y la formación de competencias básicas.

“La desnutrición crónica disminuye la posibilidad de tener buenas habilidades alfanuméricas” dice De Castro, en nuestro país, más de 5 millones de niños menores de 6 años son pobres, 12% de los niños entre 0 y 5 años tienen desnutrición crónica y más de 2 millones de infantes en el mismo rango de edad padecen anemia, pero esta cifra se duplica en zonas rurales pues ahí existe mayor pobreza.

Algunas condiciones consideradas como riesgos son no tener libros en la casa, no ir a preescolar, madres con síntomas de depresión moderada o severa y estar sometidos a violencia física o psicológica; a mayor número de riesgos, menor la probabilidad de que los infantes tengan un desarrollo adecuado.

Las desigualdades que son evidentes en los primeros años de vida se reflejan a largo plazo, problemas de salud y nutrición en la infancia, luego son problemas crónicos como obesidad e hipertensión.  

Uno de los principales problemas de salud pública en nuestro país eses la obesidad, el país cuenta con el segundo lugar de obesidad de la OCDE, sólo por debajo de Estados Unidos, y el primer lugar en sobrepeso.

Otro factor de riesgo es la falta de educación en la primera infancia, pues uno de cada cuatro niños no asiste a  preescolar. “La escuela de calidad es fundamental porque son las primeras oportunidades de estos niños en el sector educativo”, afirma Filipa de Castro.

A mayor asistencia a preescolar, más niños con desarrollo adecuado, lo que se traduce en niñas y niños con más oportunidades en un futuro.

La propuesta de la especialista, respaldada por las organizaciones civiles es orientar los esfuerzos del gobierno adecuadamente, para que sean aprovechados por los infantes, comenta que el gobierno debe reconocer la importancia de la primera infancia y promover la inversión en programas que los atienden de manera integral.

“Hay que monitorear, generar más datos conocer a los niños y conocer muy bien el contexto en el que están creciendo” destacó la especialista.

El evento realizado en el Papalote Museo del Niño reunió a cientos de representantes de asociaciones civiles y logró que a esta voz también se sumaran periodistas, actores, políticos y miembros de la sociedad.

Por su parte, Jorge Ignacio Ávalos miembro directivo del pacto destacó los 10 compromisos que esperan firmar con los cuatro candidatos, entre los que se encuentran disminuir a 45% el porcentaje de menores de 6 años que viven en pobreza, reducir al 9% la desnutrición crónica, y al 17% la anemia en infantes.

Para lograrlo, señalaron que es necesario incluir en el Plan Nacional de Desarrollo los objetivos, estrategias y líneas de acción en pro de los infantes menores de 5 años.

También  mencionó que es necesaria una política para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia que considere estar al tanto de las necesidades de las niñas, de su cuidado sensible, y que debe darse prioridad a la población en pobreza extrema. Asimismo, solicitaron que el candidato que resulte electo reporte anualmente los avances del cumplimiento de compromisos en el informe de gobierno.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS