aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Demandarán a CNTE por invadir la Cámara


Sábado 14 de diciembre de 2002 Sergio Javier Jiménez, Jorge Teherán y Orquídea Soto | El Universal

La Cámara de Diputados presentará las denuncias contra los invasores del Palacio Legislativo de San Lázaro, anunció la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Beatriz Paredes Rangel. Desde la tribuna la diputada del PRI indicó que, según su criterio, "no puede haber impunidad" e informó que la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados, que encabeza Miguel Ángel Garita Alonso, recaba los elementos de prueba necesarios para fundamentar la acusación.

En la sesión, los diputados priístas, Roberto Cantorán y Lorena Beauregard, solicitaron a Paredes Rangel presentar, a la brevedad, la denuncia contra los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

A ello, la presidenta de la Mesa respondió que una vez que se presente la denuncia todos los legisladores podrán tener acceso a los documentos.

Minutos antes, Beatriz Paredes había leído, a petición de la Junta de Coordinación Política que encabeza Martí Batres Guadarrama, el documento que los maestros que irrumpieron en San Lázaro habían exigido se diera a conocer en la tribuna.

Después de leer rápidamente el documento que critica al gobierno federal y a los legisladores saltó de su curul el diputado del PRI, Enrique Meléndez, y exigió hablar en la tribuna.

Mientras Paredes leía el texto la mayoría de los legisladores del PRI abandonaron el salón de sesiones en protesta como, explicó Juan Nicolás Calleja: "No se vale que después de que hayan tomado por asalto el palacio legislativo hayan tenido a los diputados como rehenes, hayan tenido como rehén a la Junta de Coordinación Política, todavía la Presidencia de la Cámara lea un documento que no corresponde a la realidad".

Criticó que no se haya presentado la denuncia contra los maestros de la CNTE, "y todavía en complacencia están leyendo documentos que les ordenan aquellos que vinieron y nos secuestraron".

Luego de la lectura del documento Enrique Meléndez hizo uso de la tribuna y calificó como injustificados los actos de la CNTE, a la que acusó de elegir a la violencia y el chantaje como medidas de negociación.

"Hemos sido testigos de una demostración de intolerancia que nada tiene que ver con cuestiones gremiales o reivindicaciones sociales, lo que hemos visto es una escalada de violencia que atenta contra el estado de derecho y nos lleva a un preocupante escenario de ingobernabilidad".

Paredes Rangel les respondió que la denuncia sí se presentará y, sobre la lectura del documento, argumentó que lo hizo en su carácter de presidenta de la mesa directiva, y no como diputada de una fracción en la Cámara.

"Una vez más por cumplir con una responsabilidad institucional de la Cámara que represento he tenido que guardar mi criterio personal y asumir una actitud en correspondencia a quienes son los responsables formales de la negociación política. Mi criterio es que no puede haber impunidad".

Los maestros de la CNTE que habían sido invitados como testigos para escuchar que el documento que entregaron fuera leído en el pleno, después de gritar consignas, enmudecieron al saber que se procedería en su contra.

Por la tarde los maestros se retiraron de las inmediaciones de San Lázaro y levantaron su "plantón" después de una semana, pero en su lugar quedaron unos 500 piñeros, que llegaron de Tabasco y Veracruz para exigir recursos para el campo.



PUBLICIDAD