aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Liberan al coronel Pablo Castellanos

Pagó mil 850 pesos para obtener su excarcelación provisional. Fue acusado en 1997 de extraer documentos secretos relacionados con investigaciones de narcotráfico
Jueves 08 de marzo de 2001 Jorge Alejandro Medellín | El Universal

Luego de permanecer casi cuatro años recluido en presiones militares el coronel de infantería Pablo Castellanos García, obtuvo la libertad provisional bajo caución el pasado lunes cinco de marzo tras pagar una fianza de mil 850 pesos debido a que los delitos que se le imputan (infracción de deberes comunes a todos los que están obligados a servir en el Ejército, y ejercicio indebido del servicio público, en la modalidad de autoría intelectual), son considerados no graves en el Códgo Penal militar.

El militar cumplía una condena de 12 años ocho meses de prisión acusado de ?infracción de deberes comunes a todos los que están obligados a servir en el Ejército? y, ?ejercicio indebido del servicio público, en la modalidad de autoría intelectual?.

El coronel fue procesado por la justicia militar junto con el capitán segundo oficinista Miguel Ángel Hernández Torres, a quien la Sedena encontró como ?autor material? de la sustracción de documentos y archivos confidenciales relacionados con investigaciones sobre narcotráfico que involucraban a civiles y militares.

Entre las irregularidades que han caracterizado el proceso judicial contra el coronel Castellanos figura una acusación por homicidio que consta en la respuesta del Supremo Tribunal Militar a la petición de la defensa del coronel para que se excluyan los delitos de manejo de documentos ?muy secretos?.

De acuerdo con la contestación del Tribunal castrense la petición resultaba infundada ?toda vez que han quedado comprobados todos y cada uno de los elementos constitutivos del lícito (sic) de homicidio, asimismo en todas las constancias procesales que se encuentran en el sumario no se desprende que exista alguna causa de excluyente de responsabilidad que opera en favor del hoy procesado?.

Se agrega también que ?de acuerdo a las constancias procesales se desprende que el activo contaba con la experiencia, requisitos y conocimientos necesarios para manejar una arma de fuego Fusil Automático Ligero ya que en su declaración manifiesta que el tipo de arma que usa normalmente es el fusil automático G-3, desprendiéndose entonces que no le era extraño tener contacto con las armas de fuego?. Así, el tribunal militar ratificaba el auto de término constitucional del juez segundo militar ubicado en la ciudad de México y por el cual se le agregaba el delito de homicidio al coronel Pablo Castellanos, delito que nunca cometió.

En entrevista con EL UNIVERSAL, su abogado Cuauhtémoc Sotelo, señaló que el coronel Castellanos permanece en la ciudad de Guadalajara de donde tiene prohibido salir por instrucciones del Supremo Tribunal Militar, el cual le ha ordenado también acudir todos los días a las instalaciones de la Quinta Región Militar para firmar el Libro de Liberados y evitar su reaprehensión por negligencia.

De acuerdo con la esposa del coronel Castellanos, María Concepción Piñeiro, el militar se encuentra aun en las instalaciones de uno de los batallones de infantería ubicado en La Mojonera en donde se le permite pasar la noche a condición de que las primeras horas de la mañana se reporte en la Quinta Región militar para firmar y demostrar que no ha salido del estado de Jalisco.

El coronel Pablo Castellanos García fue detenido en las instalaciones de la Sedena el 3 de abril de 1997 luego de que una investigación ordenada por el general Enrique Cervantes Aguirre, entonces titular de la Defensa Nacional, estableció que el militar extrajo documentos y disquetes confidenciales con datos sobre operaciones antidroga e investigaciones en contra de un grupo de mandos castrenses mismos que habría entregado a varios medios de comunicación para que se conociera la historia que involucraba ?al hermano Pedro?, supuestamente Pedro Cervantes Aguirre, hermano del secretario de la Defensa.

La defensa del coronel Pablo Castellanos interpuso en ese lapso dos recursos de amparo en contra de la privación ilegal de la libertad de su cliente y en contra de su traslado ilegal del Campo Militar Número Uno en la ciudad de México a la prisión militar de La Mojonera, en Jalisco, a donde fue llevado sin aviso previo, esposado y vendado en un avión de la Fuerza Área. El abogado Cuauthémoc Sotelo ganó ambos recursos de amparo los cuales se tradujeron el pasado lunes en la liberación del coronel de infantería.

El fallo definitivo sobre los dos recursos de amparo interpuestos en favor del coronel deberá darse en fecha próxima en el Tercer Tribunal Colegiado de Circuito, en la ciudad de México, en donde por ley, el militar debería de acudir a firmar cada lunes su libertad provisional, aclaró su abogado defensor.



PUBLICIDAD