aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Encuentran a la amante del ?Chapo?


Domingo 11 de febrero de 2001 Isela Carolina Quezada/Corresponsal | El Universal

GUADALAJARA, Jal. En tanto que la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada (UEDO) encontró y arraigó a Ivy Contreras, alias ?La Chiquitina?, supuesta amante de Joaquín Guzmán Loera, alias ?el Chapo?, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes, aceptó que la imagen de la institución se daña por las investigaciones que realiza la PGR a dos de sus visitadores.

El juez cuarto de distrito en materia penal, Néstor Gustavo Rojas, giró la orden de arraigo contra la joven, quien constantemente visitaba al narcotraficante fugado, desde el 20 de enero, del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 2, de Puente Grande.

El arraigo tiene lugar en el domicilio de ?La Chiquitina?, localizado en la calle Zapotillo 100, en la colonia La Huerta, del municipio de Tlaquepaque, por su presunta relación y complicidad con la escapatoria de Guzmán Loera.

La mujer, de unos 20 años de edad, era conducida al penal de máxima seguridad del estado cada vez que el sinaloense lo deseaba, y era recogida en el domicilio señalado por Francisco Javier Camberos Rivas, ?El Chito?, quien también es buscado afanosamente por agentes de la UEDO, ya que además servía de intermediario entre las distintas áreas del penal y el exterior del mismo con ?el Chapo?.

Elementos de la UEDO fuertemente armados con fusiles AK-47 arribaron al inmueble citado, lo rodearon y cumplieron la orden del juez y realizaron un cateo.

Por su parte, el ombudsman mexicano, quien acudió a esta ciudad por invitación del Tecnológico de Monterrey, a impartir una conferencia, sostuvo que la Contraloría Interna de la CNDH lleva a cabo su propia investigación, para esclarecer si los visitadores Joel René García Cervantes y José María Severino Morales tienen alguna responsabilidad en el caso de las denuncias que presentaron custodios de Puente Grande, desde hace más de un año.

Lo anterior, por las denuncias de corrupción y privilegios que privaban en el penal, y que condujeron finalmente a la fuga de Guzmán Loera.

Destacó que de encontrarse irregularidades en su actuación (de los visitadores), se procederá a aplicar las sanciones correspondientes, desde una amonestación, la suspensión, la inhabilitación para ocupar algún cargo y hasta la sanción penal.



PUBLICIDAD