aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Proponen bono a jubilados y no alza en pensión

Pide Santiago Levy a los legisladores de PRI y PRD sustentar el aumento que pretenden aprobar
Proponen bono a jubilados y no alza en pensión

. (Foto: )

Jueves 21 de diciembre de 2000 Alejandro Torres, Fabiola Guarnerosy Ruth Rodríguez | El Universal

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propuso a los senadores destinar una partida de casi 4 mil millones de pesos para pagar un bono especial a los jubilados y pensionados en el 2001, a cambio de no aprobar las reformas a la Ley del Seguro Social.

La propuesta gubernamental era que dicho bono se aplicaría por una sola vez, en el 2001, en vez de incrementar las percepciones de los jubilados a montos no menores al equivalente de 1.3 salarios mínimos, como lo establecen las reformas que senadores del PRI y PRD pretenden aprobar este jueves.

Las negociaciones se realizaban aún a altas horas de la noche en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero sólo con senadores del PRI y del PAN. Ningún legislador del PRD estuvo presente.

Los priístas, que en abril votaron en contra la reforma a la Ley del Seguro Social en la Cámara de Diputados, insistían en varias condiciones para no votar a favor en el Senado la reforma junto con el PRD y respaldar el posicionamiento del gobierno y del PAN.

De acuerdo con la presidenta nacional del PRI, Dulce María Sauri Riancho, el incremento a las percepciones de los jubilados y pensionados no podía ser menor al equivalente de 1.3 salarios mínimos.

Segundo, que si la reforma sólo beneficiaba a los jubilados del IMSS, el nuevo acuerdo con el gobierno tendría que incorporar a los del ISSSTE, a los de las Fuerzas Armadas y a los ex trabajadores de Ferrocarriles Nacionales de México que se jubilaron o pensionaron antes de 1982.

Asimismo, explicó la senadora que su partido exigía que las viudas de los derechohabientes recibieran 100 por ciento de la pensión que correspondería a sus esposos si estuvieran vivos.

Sin embargo, en el curso de las negociaciones, los legisladores y las autoridades hacendarias revisaban sobre cálculos actuariales el impacto financiero de esas medidas para determinar no sólo su viabilidad, sino también la respuesta social que tendrían.

Al respecto, se explicó que la reforma a la Ley del IMSS beneficiaría de manera desproporcionada a pensionados, jubilados y viudas que tienen ingresos muy superiores al salario mínimo, y el impacto sería menor para quienes tienen percepciones de un salario o menos.

De ahí que los legisladores y las autoridades revisaban la posibilidad de establecer criterios que ponderaran los beneficios para los derechohabientes, según el nivel de ingreso de cada uno.

Las negociaciones se iniciaron luego de las 18:00 horas, tras una intensa jornada en la que los legisladores intercambiaban constantes llamadas telefónicas para saber si las autoridades hacendarias y el PAN ya tenían una propuesta alternativa a la reforma a la Ley del IMSS.

Durante toda la mañana y parte de la tarde la respuesta de los senadores del PAN fue la misma, en el sentido de desconocer lo que la SHCP tenía pensado hacer.

Esto provocó el enojo de varios senadores del PRI y del PRD, quienes tuvieron que ?brincarse? a los panistas para establecer contacto directo con los funcionarios de Hacienda.

Fue como se acordó reunirse a las 18:00 en las instalaciones de la SHCP, pero ya no estuvieron presentes los perredistas, que en la mañana se entrevistaron con subsecretarios de esa dependencia y de Gobernación.

En conferencia de prensa, el director del IMSS, Santiago Levy, afirmó que la propuesta de elevar a 1.3 salarios mínimos las pensiones obligaría al Instituto a atender a derechohabientes retirados en perjuicio de los trabajadores en activo.

Agregó que en caso de que el Senado aprobara esta iniciativa también tendría que definir el origen de los recursos para respaldarlos, ya sea con mayores cuotas obreropatronales o con mayores recursos del gobierno federal.

?Pero esas alternativas, agregó, las tendrían que determinar los propios legisladores.?

Respecto de las acusaciones formuladas en su contra por senadores en el sentido de que cuando era subsecretario de Egresos de Hacienda retuvo recursos destinados a programas sociales, dijo: ?Es un asunto que le compete a la Secretaría de Hacienda... que se investigue este caso. Yo estoy tranquilo.?

En su primera conferencia de prensa como titular del IMSS, Santiago Levy criticó la propuesta de los legisladores de conferirle nuevas obligaciones a este instituto, sin otorgarle mayores recursos que las respalden.

?Es conveniente que si hay obligaciones permanentes para el IMSS haya también fuentes de ingreso permanentes?, sostuvo.

Dejó en claro que el Instituto no está en contra de que sean aumentadas las percepciones que reciben los jubilados y pensionados. Sin embargo, afirmó: ?Aquí, el problema es con qué medios?.

Mencionó que en estos momentos lo que se busca es que el Instituto no esté en la situación de optar por la alternativa de beneficiar a los derechohabientes jubilados en contra de los activos; ?no queremos llegar a este punto?.

Consideró que una alternativa para solucionar este problema es que el Presupuesto de Egresos para el 2001 considere una partida adicional que compense este aumento en las pensiones de los jubilados.

Sin embargo, reconoció, cada año se tendría que estar negociando esta partida, y sin estar seguros de que se obtendría.

Santiago Levy consideró que el aumentar los ingresos de los pensionados y jubilados disminuiría en un tercio el gasto corriente del IMSS, lo que afectaría las inversiones en obras y equipamiento, además de impactar directamente en la prestación del servicio.

?Se reducirían los gastos de medicinas, materiales de curación y adquisición de ambulancias, entre otras?, destacó.

El director del IMSS comentó que el presupuesto que tiene asignado este organismo para el 2001 es de 144 mil millones de pesos, que al restarle el pago de nómina y prestaciones, se reduciría a 28 mil millones de pesos destinados al gasto corriente.

Agregó que el monto necesario para pagar las pensiones (en caso de que se aprobara un aumento) sería de 9 mil millones de pesos que impactarían en las finanzas del Seguro Social y en el mejoramiento de los servicios que otorga a sus derechohabientes.



Estoy tranquilo

En otro tema, Santiago Levy fue cuestionado sobre las acusaciones que senadores le han hecho respecto de que él retuvo recursos destinados a programas sociales cuando era subsecretario de Egresos de Hacienda.

?Eso es un asunto que corresponde a las secretarías de Hacienda y de Desarrollo Social. Creo que lo que le conviene al país es que los procesos se desahoguen en sus propios terrenos. Yo en el momento que se me requiera de cualquier información, la voy a entregar?, expuso.

De igual forma, se manifestó por que en este tema no se caiga en una situación de intercambios de opiniones a través de los medios.

?Hay las instancias creadas en el país para desahogar las inquietudes. Yo creo que hay inquietudes válidas, pero también hay elementos y procesos para desahogarlas.?

?¿Qué le diría a sus críticos que lo acusan de ser una persona insensible a los problemas sociales?

?Lo que estamos obligados los servidores públicos es a cumplir con nuestras obligaciones. Yo, en mi carácter de subsecretario de Egresos, cumplí con mis funciones, por supuesto en forma imperfecta; pero estamos también obligados a rendir cuentas.



PUBLICIDAD