aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Posible, regenerar las neuronas: I. Madrazo

Del experimento con animales se pasó al trabajo con humanos, refiere el científico. La cura del mal de Parkinson, una consecuencia
Posible, regenerar las neuronas: I. Madrazo

. (Foto: VICENTE ARTEAGA/El Universal )

Martes 23 de mayo de 2000 El Universal

?Es indiscutiblemente el órgano más complejo de lo que conocemos del universo. Con sus 100 millones de millones de células, ha logrado producir todo lo que el hombre ha hecho, desde un poema hasta un viaje a la Luna. Obviamente, es el órgano que nos personaliza y da identidad.?

Esta es la reflexión del científico Ignacio Madrazo acerca de esos mil 200 gramos de circunvalaciones de materia gris, cuando le preguntamos ?¿qué es el cerebro??.

Al frente de un equipo de trabajo, que valga la redundancia, reúne a algunos de los mejores cerebros del país, amable e inteligente, Madrazo nos abre un lugar en su agenda y nos recibe en su consultorio.

?¿En qué momento, doctor Madrazo, decide estudiar la enfermedad de Parkinson?

?Nuestra líneas de investigación durante muchos años han sido la regeneración del sistema nervioso central, lo que antes se consideraba imposible. En el curso de la investigación había muchos modelos que lo permitían. El modelo más preciso para tal efecto era el trabajo en animales de laboratorio, a quienes producíamos una lesión específica en el cerebro que bloquea los mecanismos que generan la modulación del movimiento.

?¿En qué momento pasan ustedes a trabajar con seres humanos y a tratar el mal de Parkinson?

?En realidad, nuestro interés es la regeneración del sistema nervioso central. Las lesiones producidas por el mal de Parkinson, en particular, son un excelente modelo, porque los mecanismos que producen la enfermedad son muy sencillos. Se trata de un solo neurotransmisor afectado, la dopamina, y solamente dos circuitos neurales muy bien conocidos.

?La dopamina se produce en la base del cerebro, y asciende a las profundidades del cerebro a un sitio llamado ganglios de la base donde ejerce su acción, los cuales son muy grandes y así, se puede trabajar con ellos.?

?¿De qué manera el implante neural logra una regeneración en el SNC y por qué se consideraba este hecho como imposible en el pasado?

?Se consideraba como imposible porque hasta hace poco las neuronas no eran vistas con capacidades de regenerarse. Todos los demás tejidos, incluyendo huesos, los vamos renovando, éstos por ejemplo se renuevan cada dos años. Sin embargo, ahora sabemos que si la neurona no ha muerto, podemos administrarle factores para reanimarla llamados factores tópicos. O si ya murió, podemos traer la neurona de otro individuo, idealmente de un embrión, y llevarlo al sitio donde está dañado el tejido cerebral.

?Esta realizará las conexiones adecuadas y restablecerá las funciones, atraída por la lesión. Esto está totalmente demostrado y prolíficamente documentado en toda las publicaciones de neurociencias. Los trasplantes al cerebro en casos de Parkinson fueron los primeros casos experimentados en seres humanos, en 1986 y publicados en 1987.?

?Después de que estos trabajos fueron publicados, se hicieron réplicas en otras partes del mundo a lo que siguió una fuerte controversia en torno a su trabajo, ¿a qué se debió la polémica?

Los primeros trasplantes neuronales que se hicieron no fueron embrionarios, sino fueron de la glándula suprarrenal del propio individuo. En ésta hay unas células productoras de dopamina, entonces, pensando que el tejido embrionario había demostrado ser el mejor tejido para trasplantar, y podía tener problemas de carácter ético, moral, práctico y legal, dimos un giro en el procedimiento del propio individuo pues puede disponer de sus tejidos como quiera y autorizarlo. Mediante esta estrategia se diseñó un preocedimiento en el cual tomábamos estas células y las implantamos en el cerebro. Esto implicaba un procedimiento quirúrgico grande para tomar las células adrenales y uno más en el cerebro. Era una operación delicada que si no se hacía con experiencia podía ser un caso peligroso. Hubo un boom tan grande en todo el mundo sobre el procedimiento, que empezaron a hacerlo grupos no experimentados, obteniendo resultados desiguales a los que habíamos informado. Sin embargo, todos los grupos serios, en hospitales universitarios, que hicieron las réplicas, demostraron que el procedimiento era eficiente, aunque implicaba intervenciones mayores y simultáneas y sí era una operación de riesgo.

?Por eso es que el desarrollo moderno del procedimiento ha sido reducirlo en cuanto a agresión y a no tomar el tejido del propio individuo, sino de un embrión, en el cual la operación ha cambiado a ser una perforación en el cráneo, con la que con una aguja se lleva el tejido al punto que queremos implantar y allí se depositan. Puede ser con el paciente como externo, sin anestesia y prácticamente sin ninguna complicación, entonces las cosas han cambiado totalmente.

?También porque se produjo información que no correspondía al conocimiento establecido de la enfermedad ni al conocimiento establecido de la anatomía y fisiología del cerebro. Con el trasplante de tejido en un solo lado obtuvimos resultados en ambos lados del cuerpo y eso era algo que no tenía ninguna manera de considerarse una realidad en base a lo que se sabía. Se ha tenido que cambiar a partir de los trasplantes cerebrales conceptos anatómico-fisiológicos del cerebro sobre la modulación del movimiento precisamente porque con los trasplantes se demostró que efectivamente, trasplantando de un solo lado se puede tener efecto en ambos. Había tanta información como problemas prácticos y además un problema que siempre tenemos que es la xenofobia.

?Es inaceptable para los países del primer mundo que del tercero hubiera salido trabajo de esta jerarquía que viniera a revolucionar todos los conceptos de regeneración del sistema nervioso.?

?¿Con qué problemas se ha topado su equipo de trabajo?

?Cuando presentamos inicialmente los casos de trasplantes adrenales ?tomados de una glándula situada arriba de los riñones?, aunque sabíamos de la funcionalidad del tejido fetal y embrionario. Entonces decidimos darnos a la tarea de buscar cómo contrarrestar distintos problemas legales, morales, éticos y filosóficos. Para esto, nos entrevistamos con las autoridades de salud.

?Tras el apoyo de las autoridades de la Secretaría de Salud, se llegó a la modificación de la Ley General de Salud para que los cadáveres de feto fueran susceptibles de utilización. La situación era muy clara: estábamos utilizando cadáveres de fetos, equivalentes a los de adultos en trasplantes.

?En contra de lo supuesto la principal dificultad consiste, al igual que en el resto del mundo, en la gran dificultad de obtener tejido embrionario por la escasa participación de los obstretas a cuyo alcance están los fetos y embriones.?

?¿Cuáles son las principales aportaciones que su metodología hace a la neurocirugía mundial?

?Podemos regenerar prácticamente cualquier parte del cerebro en la medida que obtengamos células embrionarias adecuadas.

?¿Podrían recuperarse funciones intelectuales como la inteligencia y la memoria?

?Un grupo de suecos trasplantaron tejido de la parte frontal del cerebro de un ser humano a ratas y lograron aumentar 20 potencias la inteligencia de las ratas. Esto da una idea de que podemos recuperar prácticamente cualquier función.



PUBLICIDAD