aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Peña Nieto promulga nueva Ley de Amparo


Peña Nieto promulga nueva Ley de Amparo

ACTUALIZADA. El presidente Enrique Peña Nieto; el líder del Senado, Ernesto Cordero, y el titular de la SCJN, Juan Silva Meza, en la firma de la nueva Ley de Amparo. (Foto: ARIEL OJEDA EL UNIVERSAL )

Martes 02 de abril de 2013 Francisco Reséndiz | El Universal

francisco.resendiz@eluniversal.com.mx

Al promulgar la nueva Ley de Amparo, Enrique Peña Nieto, presidente de la República, dijo que la modernización de esta norma no garantiza por si sola el éxito de su aplicación, por lo que toca al Poder Judicial y a los litigantes lograr que este instrumento sea un derecho al alcance de todos los mexicanos.

En Palacio Nacional, Peña Nieto explicó que este instrumento jurídico, después de 172 años de ser creado, se renueva y revitaliza cuando centra su atención en el ser humano, su dignidad y los derechos que les son inherentes.

Recordó que el amparo ha sido y es el principal mecanismo de defensa de las personas ante actos de autoridad.

“Al Poder Ejecutivo le corresponde apegar su actuación al marco legal y acatar las resoluciones y sentencias del Poder Judicial”, puntualizó.

El primer mandatario explicó que esta nueva legislación contempla el escenario donde la Suprema Corte pueda separar de su cargo y consignar ante un juez a la autoridad responsable y su superior jerárquico que no acaten una sentencia de amparo, aún si ya no ejercen el cargo.

Además de que los tratados internacionales en materia de derechos humanos de los que México sea parte, serán sujetos de protección y se obliga al juzgado a hacer un análisis ponderado de un caso, a fin de que no se otorguen suspensiones que causen más perjuicios sociales que beneficios para el quejoso.

También otorga la facultad excepcional al Ejecutivo y al Legislativo para pedir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que resuelva con prioridad acciones de inconstitucionalidad, controversias constitucionales y amparos, “cuando se justifique la urgencia por interés social o para mantener el orden público”.

Peña Nieto afirmó que la nueva legislación es un mérito de todo el Estado mexicano que demuestra que el país se está transformando para contar con más y mejores instituciones, a fin de consolidar el Estado de derecho al que anhelan los mexicanos.

Tres ejes de la nueva legislación

Destacó tres puntos de la nueva legislación: protección a los derechos humanos —que contempla el reconocimiento de los tratados internacionales firmados por México—, agilizar la resolución de juicios de amparo y fortalecer al Poder Judicial.

En su turno, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, subrayó que los jueces federales deberán hacer valer, “sin regateos y sin titubeos”, la nueva Ley de Amparo y añadió que el Poder Judicial “nunca obstaculizará la consolidación del México de los derechos.

“Entendemos que esa es nuestra única obligación, por lo que actuando con prudencia, con equilibrio y sin desbordamientos, no avalaremos ni regresiones, ni desviaciones al interior respecto del nuevo paradigma”, dijo.

El ministro Silva Meza recordó que durante casi dos años el Poder Judicial exhortó a los otros Poderes de la Unión, a concluir el proceso legislativo para la entrada en vigor de la Ley de Amparo.

“La conclusión del proceso de creación de la nueva Ley de Amparo se inscribe ya en una historia más amplia de conversión de la vida pública, que tiene como fin lograr que todas las actividades del Estado giren en torno a la exigencia de máxima protección de los derechos de las personas y que visualiza a la nuestra, como una sociedad de derechos plenos hacia el futuro”, aseguró el ministro Silva Meza.

Ernesto Cordero, presidente del Senado, dijo que hace casi dos años se logró el más importante y poderoso cambio legal en décadas en México, “que buscaba romper con viejos principios que impedían una eficaz aplicación de la justicia”.



PUBLICIDAD