aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Dime Barack. Yo te llamaré Enrique"


Miércoles 28 de noviembre de 2012 Jaime Hernández Corresponsal | El Universal

politica@eluniversal.com.mx 

WASHINGTON.— “El primer punto de la agenda —dijo el presidente Barack Obama con aire ceremonioso— es que tú me llames Barack, y yo te llamaré Enrique”.

Con este aire de desenfado, el presidente de Estados Unidos sorprendió ayer a quienes participaron en la reunión del más alto nivel entre su equipo y el del presidente electo Enrique Peña Nieto en la Casa Blanca.

“Para el presidente Obama lo más importante era crear un ambiente de confianza. Y por eso, de entrada, propuso el tuteo entre los dos mandatarios”, aseguró una fuente que participó directamente en las reuniones.

Nada más al comenzar la reunión, que duró más de 35 minutos y que contó, entre otros, con la presencia de la secretaria de Estado, Hillary Clinton; del vicepresidente, Joe Biden; de la subsecretaria de Estado para el hemisferio, Roberta Jacobson y de Tom Donilon, el principal asesor del presidente Obama en asuntos de seguridad, el presidente Obama consiguió así romper el hielo.

El ambiente de cordialidad inundó ayer la Casa Blanca. Los adornos de Navidad, el tono de desenfado, los rostros iluminados de quienes integraban el equipo de Obama y el de Peña Nieto, consiguieron transmitir una sensación de luna de miel para ir más allá en la agenda de seguridad.

“Fue lo primero que dijo. Vamos a ir más allá de la agenda de seguridad. Queremos darle prioridad a los temas de infraestructura, comercio, el Acuerdo de Asociación Transpacífica, energía y migración”, aseguró la fuente al citar las palabras del presidente estadounidense Barack Obama.

“Y el presidente Peña Nieto respondió: por supuesto, porque eso es lo que yo vengo a plantear”.

El arranque de las conversaciones confirmó así que tanto Obama como Peña Nieto estaban en la misma frecuencia. Que las coincidencias son mucho más que las diferencias y que, en el ánimo de ambos, estaba el verdadero interés por marcar el inicio de una nueva etapa entre las naciones.

Poco después de su encuentro con el presidente Obama, el presidente electo se veía contento. Tras una breve reunión con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, Peña reconoció satisfecho los resultados alcanzados durante su visita.

“El presidente Obama hasta me felicitó por mi aniversario de bodas”, dijo Peña Nieto a periodistas al recordar que, hace dos años, se unió en matrimonio con su esposa, Angélica Rivera.

“Los 27 de noviembre me traen suerte. En esta misma fecha me casé hace dos años. Y, hace un año presenté mi registro como candidato a la presidencia. Y hoy, 27 de noviembre, me entrevisté con Barack Obama ya como presidente electo”, concluyó con una sonrisa amplia poco antes de proseguir su gira hacia Canadá.



PUBLICIDAD