aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Presencia del crimen en 29% de municipios

A través de la web y Google se consigue un mapeo sobre las estrategias comerciales del narco
Presencia del crimen en 29% de municipios

OCUPACIÓN. En junio de 2011 la Policía Estatal de Jalisco aseguró el área en el municipio de San Cristóbal de la Barranca, en los límites con Zacatecas, tras un enfrentamiento con integrantes de “Los Zetas”. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Lunes 22 de octubre de 2012 Víctor Solís | El Universal
Comenta la Nota

politica@eluniversal.com.mx

En oposición a la tesis generalizada de que los cárteles de la droga controlan la mayor parte del territorio mexicano, un estudio elaborado por académicos de la Universidad de Harvard revela que el crimen organizado opera en apenas 713 municipios, es decir, 29% de los 2 mil 441 existentes del país.

Se señala incluso que existen grandes áreas en México donde no se registra presencia alguna de organizaciones del narcotráfico, evidenciando que los cárteles seleccionan sus áreas de operación con mucho detalle y que más allá de tener estructuras similares y operar bajo la misma dinámica, difieren significativamente en sus visiones expansionistas y de negocios.

Los datos que permiten estas conclusiones fueron recopilados a través de un avanzado algoritmo denominado MOGO, que funciona con el motor de búsqueda de Google y es el encargado de filtrar información de la web para generar mapeos sobre estrategias comerciales, áreas de operación y tendencias de crecimiento del crimen organizado.

El documento, “¿Cómo y dónde operan los criminales? Usando Google para rastrear a las organizaciones de tráfico de droga en México”, revela también que organizaciones que se creía dominaban estados enteros, en realidad mantienen presencia sólo en porciones de estas entidades.

Por ejemplo, señala que el Cártel de Sinaloa opera sólo en 14 de los 18 municipios del estado; el Cártel de Juárez, en 28 de los 66 municipios de Chihuahua, y La Familia apenas en 69 de los 115 municipios de Michoacán.

“Ellos (los cárteles) se concentran en áreas cercanas a los puntos de entrada a Estados Unidos, grandes urbes y vías que conectan a las zonas de cultivo o puertos marítimos con la frontera norte”, asegura el estudio.

Expansión territorial

El reporte refiere que los distintos grupos del crimen organizado del país difieren sustancialmente en las estrategias de expansión territorial que siguen y en sus patrones de migración.

Las organizaciones con mayor crecimiento en el territorio nacional, los cárteles del Golfo y Los Zetas, comenzaron su expansión en 2003, bajo la administración del ex presidente Vicente Fox; un segundo grupo que incluye los cárteles de Sinaloa, Beltrán Leyva y La Familia, “despegó” hasta 2005, casi al final del sexenio.

Detalla que grupos como La Familia han mostrado una expansión vertiginosa: lograron triplicar el número de municipios en los que operan en tan sólo dos años, mientras que cárteles que crecen a menor ritmo, como el de Sinaloa, les tomó seis años conseguir una expansión similar.

Indica que hay diferencias abismales en las estrategias de una y otra organización y que “antes de 2004, cada uno de los cárteles del país operaba en menos de 50 municipios. Para 2010, Los Zetas expandieron su presencia a más de 400, mientras que otros como el Cártel de Juárez nunca en su historia ha dominado más de 80 plazas”.

Revela que el Cártel del Golfo, La Familia y el Cártel de Sinaloa operan en 244, 227 y 176 municipios del país, respectivamente, mientras que una organización como el Cártel de Tijuana tiene presencia en 39 municipios.

Las estrategias

La movilidad a través del territorio nacional dice mucho de las estrategias de los cárteles, advierte el reporte, al tiempo que clasifica al crimen organizado en cuatro grupos: tradicionales, nuevos, competitivos y competitivos expansionistas.

Entre las variables empleadas en el estudio para agrupar a los cárteles están el número de municipios donde opera simultáneamente. Por ejemplo, cada año Los Zetas comienzan operaciones en un total de 42 nuevos municipios, mientras que el Cártel de Tijuana lo hace sólo en 10.

Otra es el número de años en que un cártel opera de forma consecutiva en una plaza, siendo el del Golfo el que permanece más tiempo en promedio, con tres años.

Una tercera variable recae en el hecho de que estas organizaciones suelen abandonar mercados de manera muy diversa: Los Zetas y el Cártel de Sinaloa dejan de operar cada año en 22 y 17 municipios, respectivamente, pero La Familia deja siete cabeceras.

La última variable empleada fue la tendencia de los cárteles a explorar nuevos territorios o buscar entrar de manera competitiva en plazas donde ya operan otros grupos del crimen organizado.

El documento concluye que los cárteles de Juárez, Tijuana y Sinaloa son organizaciones “tradicionales”, han operado por más tiempo en México, muestran una tendencia menos competitiva y casi siempre son los primeros en llegar a una determinada plaza.

Entre los grupos “nuevos” se ubican facciones surgidas a partir de 2007, cuando inició la lucha contra el narcotráfico del presidente Felipe Calderón. Aquí se menciona a grupos escindidos del cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, que se caracterizan por afianzarse en municipios que alguna vez fueron controlados por otras organizaciones y posteriormente abandonados.

La Familia y el Cártel de los Beltrán Leyva están clasificados como “competitivos”. Tienen control de un gran número de municipios y tendencia a competir por plazas ocupadas por otros cárteles, en lugar de explorar municipios sin actividad de narcotráfico.

Finalmente, el reporte ubica en el grupo de los “competitivos expansionistas” a Los Zetas y al cártel del Golfo, que invaden territorios de sus rivales, y buscan ser lo primeros en “colonizar” nuevos mercados y operar en zonas donde el crimen organizado nunca antes se ha hecho presente”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD