aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




50% de homicidios juveniles, en 5 estados

Pese a que desde el año 2000 se venía registrando un descenso en el homicidio de jóvenes, con un ligero aumento en 2005 y 2006, a partir de 2007 esta tendencia se revirtió completamente. Mientras que en 2007 fueron ultimados 2 mil 977 jóvenes, en 2009 esta cifra creció a 7 mil 348
50% de homicidios juveniles, en 5 estados

. (Foto: )

Lunes 12 de septiembre de 2011 Saúl Hernández | El Universal
Comenta la Nota

politica@eluniversal.com.mx

Ver imagen

Entre 2007 y 2009 el número de jóvenes asesinados creció 147%, según las cifras de muertes violentas publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Pese a que desde el año 2000 se venía registrando un descenso en el homicidio de jóvenes, con un ligero aumento en 2005 y 2006, a partir de 2007 esta tendencia se revirtió completamente. Mientras que en 2007 fueron ultimados 2 mil 977 jóvenes, en 2009 esta cifra creció a 7 mil 348.

Así, el homicidio se convirtió en la primera causa de muerte entre los jóvenes en 2009, superando a los accidentes automovilísticos, que durante años fue el motivo principal de decesos en ese grupo poblacional.

Por rangos de edad, el homicidio de adolescentes de entre 15 y 19 años creció 124% entre 2007 y 2009; el de los jóvenes de 20 a 24 años, 156%, y el de 25 a 29 años, 152%.

Por otra parte, el homicidio de hombres de 15 a 29 años creció en 154%, mientras que el de las mujeres, en 89%.

Según la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), las pocas cifras oficiales existentes revelan que desde que el Gobierno federal emprendió la lucha contra el crimen organizado el número de homicidios de jóvenes se ha incrementado sensiblemente.

 

El 5 de julio pasado, durante una reunión con Navi Pillay, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se le solicitó intervenir para que el Estado mexicano garantice el interés superior de la infancia frente a la violencia armada que se vive y que defina acciones preventivas para frenar totalmente el asesinato niños.

 

Chihuahua, el más afectado

La mitad de los homicidios juveniles entre 2007 y 2009 se concentró en Chihuahua, Estado de México, Baja California, Guerrero y Sinaloa.

Prácticamente en todas las entidades se incrementó este número, con excepción de Baja California Sur y de Yucatán, con disminuciones de 33% y 7%, respectivamente (además de que los homicidios no rebasaron los 20 por año).

En Chihuahua, el aumento de la cifra se disparó: mientras en 2007 fueron ultimados 201 jóvenes, en 2009 el registro pasó a mil 647, lo que representa un incremento total de 719% en tres años.

Otros estados con fuerte presencia del crimen organizado registraron aumentos de homicidios juveniles: Durango, con 514%; Baja California, con 307%; Sinaloa, 298%; Morelos, 190%; Guerrero, 180%, y Nayarit, 162%.

Chiapas es el tercer estado con mayor incremento de homicidios de jóvenes. Mientras en 2007 se registraron 27 asesinatos, en 2009 fueron 151, un aumento total de 421%.

Parte del incremento de estos delitos se debe a la intensificación de la violencia entre bandas criminales.

Con la Base de Datos de Presuntos Homicidios Relacionados con la Delincuencia Organizada de la Presidencia de la República, este diario estimó que en 2007 fueron ejecutados alrededor de 366 jóvenes de 16 a 30 años, 14.1% de las ejecuciones registradas en ese año.

En 2008 esta cifra ascendió a mil 638 (26.5% del total de ejecuciones); en 2009, a 2 mil 511 (28.2%), y en 2010, a 3 mil 741 (28.4%).

Las ejecuciones reportadas en esta base son aquellas en que por sus características se presume que víctima, victimario o ambos pertenecían a una organización criminal.

Cabe señalar que estas cifras están subestimadas, ya que en todos los años no se determinó la edad de al menos 40% de las víctimas. Incluso, en 2007 no se tienen registros de la edad de 63.2% de los muertos por el crimen.

Otro dato relevante es el bajo perfil educativo de las víctimas: 4% de los jóvenes asesinados entre 2007 y 2009 carecían de instrucción escolar.

Asimismo, 31% sólo había concluido algún grado de primaria y 8% no acabó la secundaria. De los asesinados de entre 25 y 29 años, apenas 6% contaba con estudios profesionales. Casi 70% de las víctimas sólo tenía educación primaria, secundaria o no recibió instrucción escolar.


 

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD