aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Plataforma México localizó a agresor


Plataforma México localizó a agresor

EVIDENCIA. Berrones Martínez estuvo recluido en la Penitenciaría de Nuevo León, clasificado como sujeto “no peligroso”. En la imagen, el registro de huellas de Plataforma México. (Foto: ESPECIAL )

Jueves 01 de septiembre de 2011 Silvia Otero | El Universal
Comenta la Nota

silvia.otero@eluniversal.com.mx

La impresión de la huella dactilar de Julio Berrones Martínez resultó positiva entre 5.2 millones de registros que integran la base de datos dactiloscópica de Plataforma México, el archivo criminal del país.

Ésta fue la evidencia científica que permitió ubicar después a los integrantes de la presunta célula del cártel de Los Zetas que el jueves pasado perpetró el ataque al Casino Royale, en Monterrey, Nuevo León.

Después del atentado, el 26 de agosto las autoridades policiacas locales localizaron abandonados tres de los vehículos utilizados por los agresores. Uno de ellos resultó clave: un Mini Cooper robado, color blanco y con toldo negro, con placas de circulación SPE 7715 del estado de Nuevo León.

Entre las diligencias practicadas por peritos de la Procuraduría General de la República en esta investigación, indicaron autoridades de la dependencia, los expertos revisaron minuciosamente cada automóvil en busca de pistas que pudieran haber dejado los responsables.

La revisión de los expertos permitió hallar en el Mini Cooper una huella completa, que se ingresó al sistema de Plataforma México, que de los 410 millones 964 mil registros criminales con los que cuenta, 5.2 millones corresponden a huellas dactilares.

El archivo está integrado por las impresiones dactilares de los elementos de las corporaciones policiacas en activo, los que han sido dados de baja, de prisioneros, de personas que han sido liberadas y tienen antecedentes penales, de huellas “latentes”, que son las encontradas en escenas del crimen.

La pista localizada se identificó bajo el número de caso 3407000000-503-2011 para ser ingresada al sistema de identificación, según los documentos de búsqueda a los que tuvo acceso EL UNIVERSAL.

El rastreo marcó “positivo”. La base de datos de Plataforma México —ubicada en el Centro de Inteligencia de la Policía Federal— localizó en los archivos criminales coincidencia con la evidencia en un registro del sistema con clave de identificación 1806/2010.

Este cotejo permitió determinar que la huella “latente” hallada en el vehículo correspondía a Julio Berrones Martínez, quien estuvo recluido en la Penitenciaría de Nuevo León, clasificado como sujeto “no peligroso”.

Así se obtuvo la información de que el sospechoso nació el 10 de abril de 1973, que vivía en unión libre y que su último domicilio conocido era el número 613 de la calle de Encinas, en la colonia Hacienda de los Morales en San Nicolás de los Garza. Datos que permitieron a la policía su aprehensión, y que luego facilitaron la captura de cuatro más de los presuntos responsables del ataque en el Royale.

Otros casos recientes en los que una huella dactilar han permitido ubicar a los responsables, es el del asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia y seis personas más en Morelos. La impresión de uno de los delincuentes llevó a la captura de los homicidas; también se identificó de esta forma a quienes ultimaron al ex gobernador de Colima, Silverio Cavazos, aunque aún no han sido detenidos.

Por estos casos en julio pasado, el presidente Calderón, al inaugurar el Laboratorio de Servicios Periciales de la PGR aseguró: “el poder de las huellas dactilares es fundamental”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD