aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




México, un país con 52 millones de pobres

Mejora situación en los rubros de educación, salud y vivienda
Sábado 30 de julio de 2011 Natalia Gómez Quintero | El Universal
Comenta la Nota

natalia.gomez@eluniversal.com.mx

En México hay 52 millones de pobres y 11.7 millones viven en pobreza extrema, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El consejo reveló que la pobreza en el país aumentó de 44.5% en 2008, es decir, 48.8 millones de personas, a 46.2% en 2010, lo que representa que 52 millones de personas se ubican en esa condición.

En tanto, la pobreza extrema se mantuvo en ese mismo periodo en 11.7 millones de mexicanos. Son considerados pobres quienes tienen al menos una carencia social en salud, educación alimentación e ingresos inferiores a la línea de bienestar mínimo, que equivale a 2 mil 114 pesos por persona al mes en el área urbana y a mil 329 pesos por persona en el área rural.

Se considera en pobreza extrema a quien tiene tres o más carencias sociales y un ingreso menor a 978 pesos por persona al mes en el área urbana y 684 pesos por persona en el área rural.

Estos datos se desprenden de los resultados de la Medición de la Pobreza 2010, presentados ayer por el Coneval, y en los que se informa que la carencia por acceso a la alimentación incrementó de 23.8 millones de personas en 2008, a 28 millones en 2010.

Rezago social

El Coneval refiere que 32.3 millones de personas son vulnerables por carencia social, lo que implica que su salario puede ser considerado alto, pero al mismo tiempo no cuentan con uno o dos servicios básicos. En 2008, en este rubro había 36.2 millones de personas.

“Una persona puede ganar al mes 40 mil pesos, pero no tener acceso a la salud o a la seguridad social, por lo que ante una eventualidad de una enfermedad súbita sufre por no poder solventar esa catástrofe”, detalló Gonzalo Hernández, secretario ejecutivo del Coneval.

El Coneval identifica a 6.5 millones de personas vulnerables por ingreso, que son aquellas que si bien no tienen ninguna carencia social, tienen ingresos por debajo de la línea de bienestar mínimo necesario ya mencionada.

“Esto puede presentarse porque la crisis le pegó a su negocio, a su empleo y, por lo tanto, tiene un ingreso por debajo la línea de bienestar. Si esa persona siguiera así por algún tiempo más podría ser parte de la pobreza, porque seguramente se le agregaría una carencia, tal vez sacar a sus hijos de la escuela o no poder pagar acceso a la salud”, explicó el secretario ejecutivo.

Hernández Licona detalló que entre 2008 y 2010 las entidades federativas que mostraron los mayores aumenos en el número de personas en situación de pobreza fueron Veracruz, Guanajuato, Oaxaca, Chihuahua, Tamaulipas y Baja California.

Avances y retrocesos por entidad

Hubo reducciones en el número de pobres en los estados de Puebla, donde 127 mil personas dejaron esa condición; en Coahuila 106 mil personas, y en Morelos 73 mil personas.

En lo que se refiere a pobreza extrema, el Estado de México fue el que mayor número de pobres generó en ese lapso, subiendo ligeramente de 1 millón de personas en 2008, a 1.2 millones en 2010. Le siguen Veracruz, que tuvo 183 mil más pobres extremos; Jalisco, con 43 mil; Yucatán, con 35 mil, y Querétaro, con 32 mil.

El consejo reportó que las entidades federativas que lograron disminuir el número de pobres extremos son Chiapas, Puebla y Michoacán.

Presentan logros

El secretario ejecutivo del Coneval refirió que a nivel nacional hay 6.5 millones de personas vulnerables por ingreso, lo que significa que aunque ese sector no tenga ninguna carencia social, sus percepciones están por debajo de los 2 mil 114 pesos por persona al mes en el área urbana y mil 329 pesos por persona en el área rural.

Hubo registro de avances en los servicios básicos, pues había 44.8 millones de personas en 2008 sin acceso a la salud y para 2010 disminuyó a 35.8 millones de personas.

Hace tres años México tenía 24.1 millones de personas en rezago educativo y para el año pasado bajó a 23.2 millones de personas.

En 2008, 21.1 millones de personas carecían de servicios básicos de vivienda y dos años después eran 18.5 millones de personas.

Causas de la pobreza

Gonzalo Hernández Licona explicó que el aumento de pobres en México se origina fundamentalmente por la reducción del ingreso de los mexicanos en un contexto de crisis económica severa, que afectó aún más a la población urbana que a la rural.

“Uno de los factores de que la pobreza rural fuera menos afectada es que esas zonas están menos conectadas con los mercados. Esto quiere decir que cuando salgamos de manera más clara de la crisis, los sectores que saldrán adelante más rápido serán los urbanos”, puntualizó John Scott, especialista del consejo de evaluación.

Otro factor al que atribuyeron este crecimiento de pobreza fue el aumento en la carencia del acceso a la alimentación, pese a que otros servicios como el de salud o educación hayan crecido.

Reconoció que aunque se haya mejorado en estos servicios a la población, existen retos en calidad de la educación y atención a la salud.

Los especialistas del Coneval, quienes asistieron a la presentación del informe, prefirieron no hacer críticas directas respecto a la funcionalidad de programas sociales que se han impulsado para abatir la pobreza.

“Haremos análisis más detallado de las causas y las consecuencias, y veremos qué es lo que puede pasar”, dijo Hernández Licona. No obstante, presentaron un ejercicio hipotético de en cuánto hubiera aumentado la pobreza extrema si no existieran transferencias gubernamentales de programas como Procampo, Oportunidades y Becas.

Apoyos del gobierno

La pobreza extrema, sin esos apoyos se hubiera incrementado de 11.7 millones a 13.4 millones. En el caso urbano, de 5.5 millones a 5.9 millones, y en el rural de 6.3 a 7.5 millones.

Agustín Escobar, también especialista del Coneval, explicó que el programa Oportunidades no tiene el objetivo de acabar con la pobreza, sino hacer posible que los hijos de las familias pobres tengan salud y educación.

“Ya vimos que el programa Oportunidades, que implementó transferencias desde 2007, sí reduce los niveles de pobreza. Estudios previos señalan que esta iniciativa lo que hace es reducir la desigualdad entre los pobres, pues los que reciben el apoyo ven su situación cambiar. Sí, parece ser momento de evaluar con cuidado si la estrategia está dando los resultados que se buscan”, afirmó.

El Coneval refirió que ante este escenario de crecimiento de pobreza, hace falta que en México se lleven a cabo grandes cambios en la economía, para tener el crecimiento que no se ha presentado en varios años.

La medición fue hecha entre agosto de 2008 y noviembre de 2010 y utiliza la información de la Encuesta Nacional de Ingreso-Gasto de los hogares.

Por primera vez en la historia del país se reveló la evolución de la pobreza en las 32 entidades federativas al mismo tiempo y con la misma metodología.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD