aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“La Bonita”, otra de las “reinas” del narcotráfico mexicano

La PGR ofreció en agosto una recompensa por Annel Violeta Noriega Ríos, a quien se le atribuye ser contacto entre “La Familia” y el cártel de Sinaloa
“La Bonita”, otra de las “reinas” del narcotráfico mexicano

SE BUSCAN. Agentes federales colocan espectaculares para ofrecer recompensas por los capos del cártel de “La Familia”, ahora sin la foto del extinto Nazario Martínez, “El Chayo”. (Foto: MICPHOTOPRESS )

Lunes 13 de diciembre de 2010 Francisco Gómez | El Universal
Comenta la Nota

francisco.gomez@eluniversal.com.mx

El cártel de La Familia Michoacana tiene también su propia “reina del crimen”. Su nombre es Annel Violeta Noriega Ríos La Chula o La Bonita, es una sinaloense, de 23 años, y de ella poco o nada se sabía en México hasta el pasado 30 de agosto, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) ofreció una recompensa de cinco millones de pesos por su captura o por información para apresarla.

La PGR dice que se encarga de recibir, distribuir y comercializar matanfetaminas procedentes de Michoacán, y las envía a Washington y a California, en Estados Unidos.

Igual, las autoridades mexicanas le atribuyen ser el contacto del grupo michoacano con el cártel de Sinaloa y sus líderes, Ismael El Mayo Zambada García, Joaquín El Chapo Guzmán Loera, e incluso con Juan José Esparragoza Moreno El Azul, y con el extinto Ignacio Nacho Coronel.

Sigue vigente la recompensa ofrecida por información que lleve a la captura de esta enigmática mujer que se sumó a la lista de féminas vinculadas al narcotráfico y en la que figuran Sandra Ávila Beltrán La Reina del Pacífico; Ivonne Soto La Pantera, y Delia Buendía Ma Baker, entre otras agerridas y peligrosas féminas.

La primera referencia en documentos oficiales de la Procuraduría General de la República sobre Noriega Ríos La Chula o La Bonita, fue con la detención de dos presuntos integrantes de La Familia Michoacana, Guadalupe Aguilar García El Lupián, y Jesús Aguilar Ruiz La Moneda, este último quien incluso dijo que ella se encontraba detenida con uno de sus hermanos en Estados Unidos, de acuerdo con la investigación contenida en el expediente número PGR/SIEDO/UEIDCS/ 018/2010 al que tuvo acceso EL UNIVERSAL.

Se encargaba del trasiego de drogas

De acuerdo con las declaraciones del testigo colaborador con nombre clave Emilio, Noriega Ríos La Bonita o La Chula operaba en California con El Lupián y con La Moneda, especialmente en el trasiego de mariguana, ice y cristal hacia Estados Unidos, además de participar en cada junta que La Familia Michoacana realizaba en México con los jefes de la organización, como eran el extinto Nazario Moreno El Chayo; Jesús Méndez El Chango; Servando Gómez Martínez La Tuta, Dionisio Loya Plancarte El Tío, y otros más.

Estas juntas, de acuerdo con el testigo protegido de la PGR, se realizaban para fijar la logística del contrabando de enervantes hacia Estados Unidos, como era el coordinarse unos con otros, saber quién estaría como encargado de la operación en el lado americano, quién haría el cobro de cuentas y para fijar los precios de las drogas que se exportaban principalmente a los estados de Texas y California, desde donde se distribuían hacia otros estados del vecino país.

Annel Violeta Noriega Ríos La Bonita o La Chula fue uno de los enlaces que se tuvo con el cártel de Sinaloa, para contactarse con Juan José Esparragoza Moreno El Azul, con quien se reunía en Los Ángeles, California.

Usaban un narco para llegar a California

El Lupián, La Moneda y La Bonita, de hecho operaban en todo el estado de California, Estados Unidos, desde donde hacían envíos hacia Wa- shington e, incluso, en muchas ocasiones usaron un barco que salía del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, hacia Long Beach, California, donde los contenedores eran recibidos por una empresa de jardinería de los hermanos Ríos.

También, Noriega Ríos La Bonita y Aguilar Ruiz La Moneda contaban con varias empresas en Estados Unidos, que son administradas por un sujeto al que se identifica como Osmar, quien es el encargado de hacer los envíos de dinero hacia México, mismo que se recauda por la venta de drogas en diversos estados del vecino país, indicó el citado testigo.

Pero el radio de acción de La Chula no se circunscribía a Estados Unidos, ella era una mujer que lo mismo estaba en Apatzingán, Michoacán, que en Culiacán, Sinaloa.

“Como ella es originaria de Sinaloa, tenía contactos con gente como Esparragoza Moreno El Azul, incluso funcionó como interlocutora de las reuniones, que eran para afinar los detalles de la alianza con el cártel del Pacífico o cártel de Sinaloa”, dijo el testigo colaborador Emilio.

Alianzas para poder operar

Aun cuando resulta sumamente joven como para tener el tipo de relaciones que se afirma mantiene con los grandes capos de las drogas, el testimonio de este testigo afirma que hubo una junta que se celebró en Irapuato, Guanajuato, donde Noriega Ríos La Chula o La Bonita logró convocar a Nazario Moreno El Chayo, a Jesús El Chango Méndez, a La Minsa, a Dionisio Loya Plancarte El Tío, a El Kike, a Servando Gómez Martínez La Tuta, a El Gato y a El Gori, lo mismo que a los principales jefes del cártel de Sinaloa, como Juan José Esparragoza Moreno El Azul, Ismael El Mayo Zambada García, a El Rey Zambada, y a Ignacio Nacho Coronel, entre otros jefes de las drogas que operan en México.

Según esa versión, el tema que se trató en esa reunión fue la forma en que iba a operar la alianza La Familia Michoacana y el cártel de Sinaloa.

“En esa junta, Esparragoza Moreno El Azul le cedió a la gente de Michoacán el estado de Guanajuato sin pelear nada a cambio, lo que único que pidió fue gente suficiente en Sonora para pelear contra Los Zetas y los Beltrán Leyva, a fin poder controlar esa entidad en su totalidad.

También se mandó gente a Chiapas para apoyar el aterrizaje de avionetas y la llegada de lanchas rápidas cargadas con drogas”, dijo el testigo protegido de la PGR.

Noriega Ríos La Chula o La Bonita, añadió, fue quien logró esa tregua, porque gracias a ella y a que conocía a los integrantes del cártel de Sinaloa, es como existe ahora esa unión con La Familia Michoacana.

“A cambio de eso, ella iba a estar encargada en California de recibir los estupefacientes que llegaran ahí por parte de La Familia Michoacana, así que ella venía ocupando un puesto como el de La Minsa, pero en Estados Unidos”, apuntó.

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD