aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ssa amplía listado de alimentos “chatarra”

Córdova: aquellos que llenen los requisitos se van a quedar
Ssa amplía listado de alimentos “chatarra”

NOCIVO. La comida “chatarra” es un factor para la obesidad infantil. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Miércoles 22 de septiembre de 2010 Ruth Rodríguez | El Universal
Comenta la Nota

ruth.rodriguez@eluniversal.com.mx

José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud federal, justificó el ingreso de las versiones “minis” de los chocorroles, gansitos y mamuts a la lista de alimentos y bebidas permitidos para su venta en los planteles escolares a partir de enero de 2011, ya que estos productos —dijo— reúnen los requisitos calóricos establecidos por la dependencia federal.

Argumentó que estos alimentos fueron cambiados en su tamaño por la industria, además de que hubo una reducción de calorías en los mismos.

En la primera versión de la lista de alimentos y bebidas presentada por las secretarías de Educación Pública y Salud a los medios de comunicación, se descartaban las presentaciones “minis”, además de algunos de los productos que ahora están permitidos.

Sobre el ingreso de más alimentos chatarra en la lista avalada por la Secretaría de Salud federal en las escuelas, Córdova Villalobos respondió:

“Yo les dije desde un principio: aquellos que llenen los requisitos establecidos se van a quedar o van a regresar”.

Reiteró que la industria ha hecho cambios en la presentación de sus productos y en el porcentaje de calorías de los mismos.

Lista en crecimiento

De 45 productos con que inició la lista de alimentos y bebidas autorizadas para su venta en las escuelas, que se dio a conocer hace dos semanas, hasta ayer la misma había aumentado a 240 en la página de internet de la Secretaría de Salud, en donde destacan presentaciones “minis” y light.

Los niños de las escuelas podrán adquirir minigansitos, minimamuts, minichocorroles, así como jugos light y néctares.

También churritos, picapapas y quechitos, entre otros productos.

Al ser cuestionado sobre si estas minipresentaciones de comida chatarra no resultan lo mismo para la obesidad, pero en menores cantidades, Córdova argumentó:

“Tenía que haber un rasero (en los productos) en cantidades menores, porque tiene que ir generándose esa conciencia”.

Insistió en rechazar la restricción total, y que los padres de familia deben participar en la educación alimentaria de sus hijos.

Problema sin control

A la fecha, más de 4 millones de niños entre los cinco y los 11 años tienen exceso de peso, al igual que uno de cada tres adolescentes en nuestro país.

En el apartado de botanas, galletas, confites y pastelillos, en el que hay 100 productos permitidos para su venta en las cooperativas escolares, las autoridades de salud federales hacen la observación de que los mismos podrán incluirse una vez a la semana en sustitución de una preparación de alimentos,y de esa manera no se rebasará el contenido energético en el refrigerio.

Sin embargo, la dependencia no dice cómo se tendrá este control en los alumnos de preescolar, primaria y secundaria.

Dulces como moritas y panditas, así como galletas marías, plativolos y submarinos, entre otros, podrán ser consumidos. De tener productos de 200 calorías, ahora hay de 80, 90 o 110, dependiendo, lo máximo permitido es 140 calorías.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD