aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Cárteles, una forma de insurgencia”


“Cárteles, una forma de insurgencia”

DECLARACIÓN. El gobierno de México dijo no compartir la visión de la secretaria de Estado de EU. (Foto: ALEX BRANDON AP )

Jueves 09 de septiembre de 2010 J. Jaime Hernández y María de la Luz GonzálezCorresponsal y reportera | El Universal
Comenta la Nota

politica@eluniversal.com.mx

La Secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró ayer que México se está pareciendo cada vez a la Colombia de los años 80 —“donde los narcotraficantes llegaron a controlar ciertas partes del país”—, y advirtió contra la amenaza de unas organizaciones criminales que “han hecho fuerza común” y se han metamorfoseado en una forma de insurgencia en México y Centroamérica.

México “se está pareciendo más y más a la Colombia de hace 20 años atrás, donde los narcotraficantes (y la insurgencia de las FARC) controlaban ciertas partes del país…”, dijo Clinton al pintar el panorama que su vecino del sur tiene ante sí.

“Este es un desafío muy duro —prosiguió Clinton— y será necesaria una combinación de mejor capacidad y voluntad política para evitar que el problema se propague.

“Éstos cárteles de la droga ahora muestran cada vez más índices de insurgencia, con la súbita aparición de coches bomba, donde antes no los había”, dijo al participar en una sesión del Consejo de Relaciones Exteriores, en Washington.

Las declaraciones de Hillary Clinton serían matizadas horas más tarde por el subsecretario de Estado para el Hemisferio, Arturo Valenzuela, quien consideró que si bien es cierto que la escalada de la violencia ha dado un salto cualitativo con la aparición de “actos terroristas” como la utilización de coches bomba, “difícilmente puede hablarse de una insurgencia”.

“El término insurgencia no puede utilizarse del mismo modo que nos referimos a la insurgencia colombiana. Esta no es una insurgencia que haya surgido por motivos políticos. De lo que estamos hablando (en México) es de una escalada de violencia, pero no del surgimiento de una insurgencia”, insistió el funcionario estadounidense.

La canciller mexicana Patricia Espinosa, declaró más tarde que "no comparte" la visión de la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton.

"Claramente quisiera decir que no comparto una apreciación en ese sentido. Creo que debemos diferenciar muy bien la situación que enfrenta México actualmente y la que enfrentó Colombia en su momento", dijo la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En el mismo sentido se pronunció minutos más tarde, en rueda de prensa, el secretario técnico del Consejo de Seguridad y portavoz de la estrategia de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, quien también tomó distancia de Clinton.

El funcionario reconoció que entre los dos países latinoamericanos "hay algunas coincidencias", entre las que destaca que las organizaciones criminales que operan en sus territorios "se nutren de la enorme y gigantesca demanda que hay por las drogas en Estados Unidos".

El zar antidrogas estadounidense, Gil Kerlikowske, también medió ayer en la polémica, al decir que él “sería muy cauteloso” de caracterizar a los cárteles de la droga como una insurgencia. “Hay preocupación por la utilización de coches-bombas, pero eso no puede trasladarse automáticamente a la acción de una insurgencia”. Que los capos hayan recurrido a este tipo de acciones "nos indica el nivel del compromiso que Calderón y su gobierno han dedicado a este problema", dijo.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD