aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cofemer sólo limita la comida “chatarra”


Jueves 19 de agosto de 2010 Nurit Martínez y Ruth Rodríguez | El Universal
Comenta la Nota

politica@eluniversal.com.mx

La llamada comida chatarra como botanas, pastelitos, galletas y postres deberán consumirse de “manera esporádica y limitada” en las escuelas de educación básica en el país, determinó la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), aunque no especificó la cantidad, la frecuencia ni la forma en que la Secretaría de Educación Pública (SEP) limitará que los niños la compren.

En lugar de esos productos, Cofemer recomienda a los niños y padres de familia consumir cacahuates, nueces, almendras, pistaches y habas secas, por su alto valor nutrimental.

Al emitir el dictamen final sobre los Lineamientos generales para el expendio o distribución de alimentos y bebidas en los establecimientos de consumo escolar de los planteles de educación básica, la comisión también determinó que los refrescos estarán excluidos en las escuelas primarias, en tanto que los niños de secundaria podrán consumir bebidas con edulcorantes.

Recomendó que los pasteles y galletas sean de granos enteros o integrales, pero reconoce que el contenido de grasa saturada varía en general entre tres a cinco gramos por porción.

En el documento de 180 páginas que la Cofemer envió al oficial mayor de la SEP, Guillermo Bernal, criticó que esa dependencia no considerara desde el inicio establecer una norma mexicana aplicable a la venta y preparación de alimentos, una relacionada con el etiquetado o establecer actividades físicas obligatorias en las escuelas para combatir la obesidad.

En el dictamen final que la Cofemer hizo al trabajo que realizaron las secretarías de Educación Pública y de Salud, respecto a la regulación de la comida chatarra y bebidas, se advierte que los jugos, néctares, leche, lácteos y derivados de soya se clasifican como alimentos líquidos en virtud de que tienen un alto contenido nutrimental. No obstante, la nueva regulación establece límites en cuanto a calorías, grasas y azúcares.

La Cofemer reclasificó este tipo de bebidas como alimentos tras las críticas generadas por la industria de alimentos procesados y del sector ganadero.

El documento final no incluye el “Anexo único”, donde se hace la conversión del contenido de calorías, grasas, grasas trans, sodio, sal y azúcar a productos que los niños y padres de familia conocen comercialmente.

Otra modificación a los Lineamientos fue la sustitución del criterio de densidad energética por el de grasas totales, que la Cofemer considera adecuado en la medida que sea efectivo para disminuir el contenido calórico de los alimentos que se expenden en las escuelas.

El cambio en los términos también se debió a la presión de la industria durante la etapa de consulta ante Cofemer, y que sumó un total de 886 comentarios. De haber quedado así, ninguno de los productos que actualmente se venden en las tienditas escolares se habría quedado para su venta.

Del total de productos que se venden en las escuelas de todo el país, sólo 9% de las botanas se permitirán, y en el caso de las galletas, pastelillos y postres, 49% podrán consumirse, según los lineamientos.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD