aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Partida 6, Ramo 22


Sábado 14 de noviembre de 2009 Rogelio Gómez Hermosillo | El Universal
Comenta la Nota

En el contexto de debate presupuestal y sabiendo las dificultades para reasignar recursos a prioridades, propongo desde la ciudadanía reducir mil 600 millones de pesos de la partida R 06 de la UR 112 del Ramo 22 (IFE). No hay justificación para no reasignar ese dinero. Se trata de gasto corriente, de mantener “actividades ordinarias” de los partidos en el presupuesto, en un año en que no hay elecciones federales.

Se argumenta que no se puede violar la Constitución. La atenuante es que fue hasta 2007 que el financiamiento público a los partidos se blindó en el artículo 41. Y que la exposición de motivos de esa reforma fue un engaño. Se ofreció reducir el dinero en las campañas, público y privado, pero el monto no se redujo de manera significativa. Los recursos se ampliaron en especie porque se tomaron tiempos en radio y tv y fueron dados a los partidos. Aducir esa norma constitucional es ceguera y prepotencia. Salud y educación son derechos constitucionales, y no tienen su presupuesto blindado.

La situación es extraordinaria. La Ley de Ingresos aumentó impuestos a la ciudadanía. El presupuesto contempla recortes en todos los rubros. Pero Hacienda tiene facultades de ajuste en situaciones extraordinarias. No se entendería por qué la cámara que aprueba el presupuesto no las tenga.

El sentido común y el discurso político coinciden en la necesidad de reducir gasto corriente. La Cámara de Diputados tiene la facultad de aprobar el presupuesto. Debe reducir esta partida. Resultaría ofensivo a la institucionalidad del país pretender que el único gasto corriente intocable son 3 mil 12 millones destinados a los partidos.

La exigencia es clara. El jueves 12 de noviembre más de 200 ciudadanos pedalearon durante 24 horas continuas para prender el foco ciudadano. Millones de personas vieron ese foco prendido. En tres semanas, casi 30 mil ciudadanos se han sumado de manera personal: enviaron un e-mail a los diputados para exigir: ¡ya bájenle!

Durante el próximo periodo de sesiones, el Congreso debe corregir la ignominia de haber establecido una norma presupuestal para los partidos en la Constitución y regresarla al Cofipe. Además se debe corregir el engaño de haber atado el monto del financiamiento al número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral. El monto debe corresponder al número total de votos válidos emitidos en la elección. Por lo pronto: ¡ya bájenle!

Presidente de la organización Alianza Cívica



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD