aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Atrapan a operador de alto nivel


Domingo 12 de julio de 2009 Silvia Otero | El Universal
Comenta la Nota

silvia.otero@eluniversal.com.mx

Uno de los tres jefes operativos del cártel de La Familia Michoaca, Arnoldo Rueda Medina, La Minsa, fue detenido por la Policía Federal en Morelia, Michoacán, lo que representa uno de los golpes más duros asestado a esta organización.

Las funciones que cumplía como “coordinador de coordinadores”, lo colocan en el segundo nivel de la estructura de mando de La Familia Michoacana, sólo por debajo de sus líderes José de Jesús Méndez Vargas, El Chango Méndez y Nazario Moreno González, El Chayo.

Rueda Medina fue presentado ayer en una conferencia en la que por momentos lloró, lo que contrastó con la imagen del hombre que escaló rápidamente en el cártel: de jefe de sicarios se convirtió en el enlace y contacto del grupo con sus socios a nivel internacional para el tráfico de drogas y precursores químicos. Además, tenía el poder de designar a cada uno de los jefes de plazas que trabajaban para La Familia Michoacana en Colima, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Jalisco, Michoacán, parte de Guerrero y del estado de México.

Infiltró a algunos mandos policiacos en diversas entidades para tejer una red de protección a su organización y, como parte de su estructura, incluso creó grupos de asesoría jurídica y financiera que facilitaran las operaciones del cártel, pues junto con su jefe El Chayo creó estrategias de expansión internacional.

El general Rodolfo Cruz López, encargado de la Coordinación Territorial de la Policía Federal, detalló que de acuerdo con labores de inteligencia, La Minsa mantenía los contactos a nivel internacional para la importación de cargamentos de efedrina y seudoefedrina para la elaboración de drogas sintéticas, mismas que introducía vía marítima por los puertos de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y Manzanillo, Colima.

Esta actividad le permitía mantener el control de los laboratorios clandestinos en Michoacán y Guanajuato para la elaboración de drogas sintéticas, y junto con los otros dos jefes operativos del cártel, Enrique Plancarte y Servando Gómez Martínez La Tuta, determinaba las zonas de acopio y rutas para el trasiego de mariguana, así como el traslado de cargamentos de cocaína hacia Estados Unidos.

“Es considerado el mayor introductor de droga sintética de su organización a Estados Unidos, a través de los pasos fronterizos de Tijuana y Mexicali, Baja California, así como las fronteras de Sonora y Chihuahua”, señaló el general.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD