aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El virus mutó en mujer de Oaxaca

El fallecimiento de Adela María Gutiérrez, a la literatura médica
Lunes 27 de abril de 2009 Nurit Martínez | El Universal
Comenta la Nota

nurit.martinez@eluniversal.com.mx

María, la mujer oaxaqueña de 39 años de edad que llegó al Hospital Civil en la ciudad de Oaxaca con un cuadro de neumonía severa que, según sus familires, tenía más de una semana y un cuadro de diabetes crónica, ya forma parte de la historia clínica del mundo, al encontrarse que fue en su cuerpo en donde sucedió la mutación del virus de influenza estacional y surgió la llamada gripe porcina que le ocasionó la muerte a ella y disparó la alerta epidemiológica de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El 9 de abril acudió al servicio de urgencias del Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso por presentar complicaciones caracterizadas en el terreno médico como síndrome de dificultad respiratoria aguda. Los estudios de rayos x y laboratorio que le realizaron a su ingreso y durante su estancia orientaron a los medicos hacia una neumonía atípica, según indicaron las autoridades del hospital.

Ante la urgencia de su caso los médicos procedieron a ingresarla al área de terapia intensiva, la entubaron y empezaron a suministrarle los medicamentos. Los doctores tomaron muestras de sus secresiones bronquiales, de sangre y heces para enviarlas a los laboratorios y determinar el tipo de neumonía al que se enfrentaban, sólo que a las pocas horas el cuadro de la mujer se complicó y finalmente murió.

Al nortificarse el fallecimiento, los doctores contaban con evidencias de que se trataba de influenza pero no la común, llamada estacional. Menos aún de la también conocida como influenza aviar que se originó en Hon Kong en 1997, sino que era un virus desconocido, un nuevo tipo. Ellos determinaron tomar una muestra de sus pulmones e hígado, para lo cual realizaron una biopsia, era entonces el 13 de abril.

Luego de realizar la “notificación oportuna”, ante las autoridades de la Secretaría de Salud federal, tal como lo reconocieron ayer los funcionarios de la dependencia, los trozos de pulmón e hígado viajaron a la ciudad de México, una parte de ello se quedó en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica, el resto viajó a Canadá, en donde se concluyó que se trataba de un nuevo virus que se estaba propagando por el mundo: la influenza porcina.

La confirmación oficial, por parte de la Secretaría de Salud se dio hasta que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, ubicado en Atlanta, ratificó el caso, el pasado 16 de abril.

El fallecimiento de Adela María Gutiérrez Cruz, quien trabajaba como parte del grupo de encuestadores del Servicio de Administración Tributaria (SAT), queda inscrito de esa forma en la literatura médica universal, mientras se sigue acumulando referencias de personas con el virus en Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Nueva Zelanda y por supuesto en México, en donde en las últimas horas el virus que mutó contabiliza a 103 muertos por la trasmisión entre personas y ha provocado que las autoridades se declararan en alerta.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD