aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




AK-47, el asesino global

Utilizada por ejércitos, guerrillas y delincuentes, es el arma que más muertes ha provocado en el mundo y está de moda entre narcotraficantes en México
Jueves 05 de marzo de 2009 Ignacio Alvarado Álvarez | El Universal
Comenta la Nota

justicia@eluniversal.com.mx

 

Los homicidios se constituyeron desde 2008 como la principal causa de muerte en Ciudad Juárez, mientras que en Culiacán y Tijuana ocupan el tercer lugar. En conjunto, las tres ciudades registraron aquel año alrededor de 3 mil 100 casos, 70% de los cuales fue cometido con un rifle de asalto Avtomat Kaláshnikov, de acuerdo con informes obtenidos en las oficinas de comunicación de las procuradurías estatales respectivas.

Sucede que el AK-47, arma que mayor cantidad de víctimas mortales ha cobrado en el mundo, es también la más fácil de adquirir, precisa el informe El AK-47: la máquina de matar preferida del mundo (2006), de la Campaña Armas Bajo Control, impulsada por Oxfam Internacional, Amnistía Internacional y La Red de Acción Sobre Armas Ligeras. Asienta también que en las seis décadas desde su invención, se han fabricado más de 100 millones de fusiles de este tipo y su uso sirve hoy como parámetro para un índice global de inseguridad y pobreza por país.

En México, la creciente actividad del crimen organizado no sólo redujo ostensiblemente los precios del cuerno de chivo (hasta 150 dólares en ciudades fronterizas), sino que hizo surgir la modalidad de “alquiler” como empresa delictiva, según informes de la Dirección de Investigaciones Preventivas de la Secretaría de Seguridad Pública del DF.

Su posesión no es exclusiva de grupos criminales. Como el más emblemático de los rifles, miles de coleccionistas y aficionados han ido popularizándolo, dice Bernardo Gómez, presidente de Misiones Regionales de Seguridad. Para hacerse de uno deben acudir al mundo de lo clandestino, pues su venta es ilegal.

La fascinación por el AK-47 es tal, que réplicas exactas pueden comprarse por internet. Las ofertas para estas imitaciones, que funcionan a base de gas o aire, y disparan municiones de 6 milímetros, llegan a cotizarse aun mejor que muchos reales: hasta 2 mil 800 pesos en una subasta pública a través de MercadoLibre.com. En Ilícito (2006), Moisés Naím, director de Foreing Policy, refiere que el diseño del rifle ha sido objeto, además, de falsificación. “En 2004, el general Kaláshnikov demandó a Estados Unidos por haber adquirido fusiles AK-47 pirateados para equipar a la policía iraquí”. Luego cita los lamentos del general: “¿Y qué podemos hacer? Es un signo de los tiempos”.

La aplastante mayoría de las veces, ese poder seductor resulta fatal: millones de personas han caído asesinadas por tiros de Kaláshnikov reales y los escasos sobrevivientes sufren mutilaciones, refiere el informe de la Campaña Armas Bajo Control citado. El lento giro de sus proyectiles 7.62 X 39 es un barrenador dentro de los cuerpos, lo cual convierte al cuerno de chivo en el preferido de ejércitos, guerrillas y bandas de criminales.

 

EN LAS INDUSTRIAS CRIMINALES

El contrabando y fabricación del fusil mantiene una de las grandes industrias criminales y es el pilar de movimientos armados que consuman masacres en países tan distantes entre sí como Yemen, Colombia, Afganistán, Sierra Leona o México, advierte el estudio de Amnistía Internacional, La Red Internacional de Acción Contra las Armas Ligeras y Oxfam Internacional.

En una entrevista incluida en aquel documento, el general ruso Mikjaíl Timoféyevich Kaláshnikov, de 89 años, se deslinda de cualquier juicio que pretenda fincarle la humanidad por ser el inventor: “... la gente me pregunta si siento remordimientos por el sufrimiento humano que causan los ataques con los AK-47. Les explico que diseñé esa arma para defender a la patria rusa de sus enemigos. Por supuesto que me entristece y me siento frustrado cuando veo que utilizan mi arma en escaramuzas armadas, y también cuando las veo en guerras depredadoras y usadas para fines terroristas y criminales. Sin embargo, en última instancia, no son los diseñadores los que deben asumir la responsabilidad sobre a dónde van a parar finalmente las armas; son los gobiernos los que deben controlar su producción y su exportación”.

En kalashnikov.guns.ru, sitio en internet consagrado a la figura del general, se asegura que Kaláshnikov era suboficial de carros del ejército soviético en 1941 cuando fue herido por una bomba durante una misión en la actual San Petersburgo. Convaleciente en un hospital, comenzó el diseño de lo que sería el fusil de asalto más afamado y temible de la historia. Tomando como base las observaciones críticas de los soldados sobre sus armas, trabajó en los primeros bocetos y terminó un primer prototipo hacia 1944. El molde definitivo quedó listo tres años más tarde. Decidió bautizarlo como Avtomat Kaláshnikov, añadiéndole el 47 por el primer año de su fabricación.

 

EL “TODOTERRENO”

“Un Kaláshnikov es un rifle que funciona en las condiciones más adversas”, refiere Bernardo Gómez, de Misiones Regionales de Seguridad, que agrupa a 147 agentes y ex policías. “Funciona bajo la lluvia, el lodo, la arena y su operación es muy simple: se jala la palanca de maniobras, sube el cartucho a la recámara y a un lado del gatillo tiene un selector para soltar una ráfaga o un tiro por tiro. Es algo seguro y eficiente”.

Su efectividad es una de las claves de que se haya popularizado. La otra es su capacidad destructiva. Tiene un alcance entre los 800 y mil metros, pero es letal a 600 si lo maniobra un experto. Accionado el automático, vacía el cargador de 30 cartuchos en tres segundos. “El Kalashnikov tiene una capacidad de impacto y una capacidad de daño impresionante que no posee su contraparte norteamericana, el R-15, que es más veloz pero con menos capacidad destructiva”, concreta Gómez.

La demolición que provoca una ráfaga de cuerno de chivo, su alta disponibilidad en el mercado y su bajo costo lo vuelven imprescindible para guerrilleros, terroristas, la mitad de los ejércitos del planeta y grupos de la delincuencia organizada, concluye el informe de La Campaña Armas Bajo Control.

El atractivo entre las bandas criminales mexicanas es inmenso, a juzgar por decomisos recientes. En noviembre de 2008, en Reynosa, el Ejército logró el que hasta hoy prevalece como el mayor en la historia: 500 mil cartuchos, 428 armas (314 de las cuales eran AK-47), 287 granadas y mil cargadores. Otro cargamento similar de proyectiles para Kaláshnikov fue decomisado en Mexicali, a principios de enero, ocultos en una vivienda dentro de un barrio popular.

 

¿CÓMO ENTRA A MÉXICO?

El empleo del fusil en crímenes de alto impacto se registra en al menos 7 de cada 10 atentados, según estadísticas de las procuradurías de Chihuahua, Sinaloa y Baja California, entidades que concentran más de 50% de los asesinatos en el país. El AK-47 es el arma preferida de narcotraficantes e ingresa de manera ilegal por las fronteras. El informe “Tráfico de armas México-USA” (2008), elaborador por las secretarías de Gobernación, Defensa Nacional, Marina y Seguridad Pública, así como PGR, establece que los principales puntos de internación son Ciudad Acuña y Piedras Negras (Coahuila); Nuevo Laredo, Miguel Alemán, Reynosa y Matamoros (Tamaulipas), y Ciudad Juárez (Chihuahua). En parte, el negocio que se alimenta de los cerca de 100 mil permisionarios de armas al otro lado de la frontera, señala el informe.

Los que ingresan por la frontera sur, dicen reportes de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, son en su mayoría suministrados por intermediarios de Venezuela, Centroamérica y la guerrilla colombiana.

El informe sobre tráfico de armas antes citado explica que las entidades con mayor volumen de aseguramiento de armas son Michoacán, Jalisco, Tamaulipas, Chihuahua, Sonora, Chiapas y Veracruz, y que la mayoría de las 15 millones de armas ilegales que hay en México son Kaláshnikov.

 

“CUERNOS” PARA RENTAR

En unidades habitacionales de interés social situadas en las delegaciones Iztapalapa y Cuauhtémoc (Ciudad de México) se han encontrado arsenales para venta y alquiler. “Los AK-47 y cualquier otro tipo de armas ligeras tendrán un comercio factible en zonas de alta incidencia criminal. Y en la ciudad hemos localizado esos puntos de venta y almacenamiento en las colonias Morelos, Venustiano Carranza, Doctores y Buenos Aires”, dice un oficial del área de inteligencia de la policía preventiva capitalina que habla bajo condición de anonimato.

El precio de un cuerno de chivo en esas zonas depende de su nivel de uso o lo caliente que esté. “Las que están estacionadas en precios de 5 mil, 6 mil pesos, son armas usadas, con antecedentes delictivos, que por lo tanto bajan mucho su precio porque es un arma boletinada y que generalmente se alquila hasta por menos de mil pesos, solamente para consumar una ejecución y después se le regresa. Es el mismo fenómeno de los carros remarcados: se utilizan y se tiran para confundir a la autoridad y no para tenerla en casa. Las armas sin antecedentes de uso criminal pueden costar hasta 10 mil pesos”.

 

EN JUÁREZ, POR 150 DÓLARES

El estudio de la Campaña Armas Bajo Control dice que a menor costo del AK-47, mayor violencia. Es una regla aplicable en Ciudad Juárez, la urbe con mayor registro de asesinatos del país. Allí, su precio ha bajado hasta 150 dólares, dice “Mario”, un ex contrabandista hormiga de armas de fuego radicado en El Paso (Texas): “En el Chuco concretamente empiezan con un valor de 300 dólares, los cuernos cortitos, que son los que usa la gente, los semiautomáticos. Y con otros 200 dólares lo mandas arreglar en México, para hacerlos automáticos. Pero hay otros modelos más viejos que ya en Juárez, por ejemplo, los compras por 150 dólares”.

En esa ciudad fronteriza, de enero de 2008 a la fecha han sido consumados casi 2 mil asesinatos con arma de fuego, de los cuales en al menos 75% han sido levantados “elementos balísticos” 7.62 X 39, dice Daniela González, vocera de la Subprocuraduría General de Justicia para la Zona Norte de Chihuahua. Como región epicentro del narcotráfico, comparte esas proporciones de uso del Kaláshnikov con Culiacán y Tijuana, en donde también las fiscalías estatales estiman que 7 de cada 10 homicidios se perpetran con ráfagas de cuerno de chivo.

Un escenario de crimen con proyectiles de ese calibre dice mucho a la autoridad: “Inmediatamente podemos figurarnos un tráfico de armas ilegales”, dice el oficial de inteligencia de la policía capitalina. “Podemos hablar de delincuencia organizada, no solamente de narcotráfico. Hablamos de una especialización de contactos, de protección institucional, de rutas de tráfico y distribución de armas. Y si ya ves personalmente el arma y la analizas, sacarás la generación del arma, sabrás si es nueva, de fábrica, o si ya ha dado tres o cuatro vueltas, lo que te dirá mucho de la personalidad del grupo criminal”.

Sin asomo de duda, organizaciones mundiales y gobiernos conceden al AK-47 la etiqueta del arma más letal y atemorizante.

 

FUENTES: Campaña de armas bajo control; Dirección de Investigaciones Preventivas de la Subsecretaría de Información e Inteligencia Policial de la SSP del Distrito Federal; consulta directa con traficante

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD