aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Murió Mouriño al caer nave

Advierte Calderón que se investigará a fondo. El gobernador de SLP señala que se indagan las posibles causas del percance, incluso el sabotaje

Notas Relacionadas:

Miércoles 05 de noviembre de 2008 Aída Ulloa, Martha Ortiz y Francisco Gómez | El Universal

politica@eluniversal.com.mx

La meteórica carrera política de Juan Camilo Mouriño, secretario de Gobernación (Segob), acabó de forma trágica la noche de ayer, cuando el avión donde viajaba, procedente de San Luis Potosí, se estrelló en la zona de las Lomas de Chapultepec.

Tras confirmarse el fallecimiento del ex jefe de la Oficina de la Presidencia, el mandatario Felipe Calderón anunció una “averiguación a fondo” sobre las causas de lo ocurrido sin descartar ninguna posibilidad.

El gobierno federal informó que peritos de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos participarán en las investigaciones sobre el siniestro.

Luis Téllez Kuenzler, secretario de Comunicaciones y Transportes, dijo que “las partes del avión, como las turbinas y el fuselaje, están completas; todo indica que se trató de un accidente”.

Marcelo de los Santos, gobernador de San Luis Potosí, indicó que se investiga si se trató de un atentado o sabotaje, aunque esto podría ser remoto porque la aeronave estuvo vigilada por elementos de las Fuerzas Federales y el Estado Mayor Presidencial en el aeropuerto internacional Ponciano Arriaga, según se lo hizo saber el comandante de la XII zona militar, Mario Mota.

Ángel Iturbe, del Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (Sinacta) informó que la aeronave ligera viajaba más cerca de lo normal de un avión Boeing 767 que iba en descenso por la misma trayectoria. Este tipo de avión comercial genera mucha turbulencia. “Se les debe dar una separación de más de cuatro millas y venía a 2.8 millas atrás”, explicó.

Los B767 son aviones pesados, de cabina ancha, y tienen la particularidad de dejar mucha estela.

A Mouriño, amigo cercano del presidente Calderón, lo acompañaba el titular de la Secretaría Técnica para la implementación de las reformas constitucionales en materia de seguridad y justicia penal, José Luis Santiago Vasconcelos, quien hasta agosto pasado se desempeñó como subprocurador de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR).

En el gobierno de Vicente Fox Quesada, Santiago Vasconcelos condujo la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, donde recibió diversas amenazas de capos de las drogas.

En diciembre pasado, sicarios de la organización de los Beltrán Leyva fueron detenidos cuando se dirigían, armados con fusiles de alto poder, a casa de Santiago Vasconcelos para atentar contra su vida.

Juan Camilo Mouriño y José Luis Santiago Vasconcelos visitaron San Luis Potosí, donde participaron en la firma del Acuerdo para la Legalidad y la Justicia.

También pusieron en marcha, junto con el gobernador De los Santos, el Programa Paisano 2008.

Antes de abordar el Learjet modelo 45 construido en el año 2000 matrícula XC-VMC, a Juan Camilo Mouriño se le vio sonriente departiendo con el mandatario.

En su último mensaje dijo que “el momento que experimenta la nación nos requiere a todos, es un tiempo de definiciones históricas, lo que hagamos o dejemos de hacer ahora, habrá de delinear el tipo de sociedad que dejaremos para los que nos siguen”.

Al filo de las 17:30 horas, el titular de Gobernación abordó la nave con destino a la ciudad de México.

Alerta máxima

En un principio, el vuelo se desarrolló sin mayor problema. El controlador de tránsito aéreo mantuvo comunicación con el piloto e incluso le proporcionaron instrucciones para su aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

A las 18:42, el controlador emitió la voz de alarma al perder contacto con la aeronave que piloteaban Álvaro Sánchez y Martín Jesús Olivo.

Cerca del bosque de Chapultepec y a unos metros de Periférico y Paseo de la Reforma, cayó el aparato y ocasionó un incendio que destruyó una veintena de automóviles y dejó 40 heridos, 20 de los cuales requirieron hospitalización.

Al lugar de la conflagración, acudieron los titulares de las secretarías de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna; de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez; el vocero presidencial, Max Cortázar, además del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón.

Los rostros de consternación de los funcionarios federales y locales eran más que evidentes. Varios de ellos, como el vocero presidencial, tenían los labios prácticamente secos y blancos, pero no perdían detalles de las primeras acciones de los peritos, donde destacaban los especialistas en artefactos explosivos de la PGR.

Elementos del Ejército rodearon la zona para que los peritos realizaran la investigación. Personal de Luz y Fuerza del Centro habilitó lámparas para iluminar el lugar de los hechos, que quedó devastado.



PUBLICIDAD