aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Un capo y dos "bandidas"

Salma Hayek y Penélope Cruz fueron huéspedes en el rancho de Sergio Bernal Villarreal, El Grande, durante dos meses de filmación de la película en locaciones de Durango
Martes 10 de junio de 2008 DARÍO DÁVILA | El Universal

sociedadyjusticia@eluniversal.com.mx

El lugarteniente y pistolero de más confianza de los hermanos Beltrán Leyva, apodado El Grande, fue el anfitrión de las actrices Salma Hayek y la española Penélope Cruz cuando filmaban en Durango Bandidas en 2004.

Sergio Villarreal Barragán, El Grande, identificado por las autoridades federales como un narcotraficante que opera en Coahuila, Sinaloa y Durango, permitió que la veracruzana y la española durmieran en su rancho durante el rodaje, según declaraciones de testigos protegidos en la averiguación previa PGR/SIEDO/UE- IDCS/008/2007, de la cual EL UNIVERSAL tiene copia.

Bandidas se filmó en escenarios naturales de Durango durante dos meses. En la trama, Penélope Cruz y Salma Hayek se unen para disciplinar a un grupo de matones que han asesinado a sus familiares y robado sus tierras. En esa búsqueda de justicia a través de las balas, la mexicana y la española se convierten en ladronas de bancos y prófugas de la ley.

En la vida real, El Grande es asesino y prófugo de la ley, según documentos de la Procuraduría General de la República (PGR).

Un documento extra, del cual se omite el número para proteger la identidad de los policías investigadores, indica que la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) “posee videos” del narcotraficante. Agentes de la AFI estuvieron a unos “8 o 10 metros” de él y sus sicarios, pero no lo detuvieron para no “entorpecer las investigaciones”.

En tanto, la averiguación consultada indica que El Grande ha matado y ordenado asesinar a agentes federales. También instala retenes carreteros falsos y corrompe a ex integrantes de la Policía Federal y de la SIEDO que operan en la ciudad de México.

La capacidad económica de El Grande (vendía la cocaína a 13 mil dólares el kilo) —según los testimonios de dos informantes adjuntados al expediente— le permitió en poco tiempo acumular una fortuna, autos de lujo, terrenos, casas y un rancho en la presa Peña del Águila, en Durango, donde, dice el testigo protegido, “Salma Hayek se quedó a dormir cuando tenía que hacer una presentación de una película en Durango”.

En la averiguación, otro pistolero de El Grande, que enumera inmuebles usados por la organización para guardar armas, droga y cadáveres, relata que Penélope Cruz estuvo presente en el rancho de Peña del Águila: “… Sé que es dueño del rancho ubicado en la capital de Durango, y es donde se hospedaron Salma Hayek y Penélope Cruz, cuando grabaron la película Bandidas; asimismo, quiero señalar que en mi domicilio tengo dos armas: una calibre 44 y una de las conocidas como cuerno de chivo AK47…”.

Periodistas locales en Durango que siguieron el rodaje durante las ocho semanas comentaron a este diario que Salma Hayek fue ostentosa durante su estancia en este estado de la República Mexicana, pues incluso la producción le alquiló dos casas; una de éstas, según la averiguación previa consultada, es propiedad de El Grande.

“Sí, tenía tres camionetas Suburban y se ve que la atendían muy bien”, narra uno de los reporteros que dio cobertura a la estancia de las actrices.

Los testimonios recopilados de la estancia de la veracruzana detallan que en la primera residencia donde la hospedaron hubo al menos cuatro grandes fiestas que terminaban hasta el amanecer.

Otro periodista cuenta: “En una de las fiestas se especuló sobre la muerte de una persona. Se trataba de un asistente de la producción, pero eso no salió a la luz en los medios. Luego se dijo que había muerto de un paro cardiaco en la ciudad de México”.

Durante su estancia en Durango, Salma Hayek fue exageradamente protegida. Incluso kilómetros antes de aproximarse a la propiedad de El Grande en la presa Peña del Águila, había elementos de seguridad. “Había cámaras y gente vigilando; nosotros pensamos que era para cuidarse de los paparazzi”, relata el periodista.

“Salma Hayek, a diferencia de su colega del filme Penélope Cruz, deambulaba siempre con cuatro escoltas”, añade otro comunicador.

Este medio pidió la versión de la casa productora de Salma Hayek en Los Ángeles, California, Ventanarosa, pero al cierre de esta edición todavía no había respuesta.

Los testimonios contenidos en la averigación previa indican que en las propiedades de El Grande, incluido el rancho del hospedaje a las bandidas, había automóviles “Hummer H2, Porsche Boxter, Mercedes Benz, Escalade, BMWX5, Ford Lobo, Ram Charguer RT y Grand Marquis”.

Los informantes de la SIEDO que hacen mención de ambas actrices en la averiguación reconocen que El Grande tiene otro rancho en El Salto, Durango.

“Quiero señalar que Sergio Villarreal utiliza también el nombre de Jaime Maníes Leal y con este nombre compra todos los vehículos de su propiedad y da el domicilio de calle Berlín 230, colonia Campestre, en Gómez Palacio”, relata el testigo protegido.



PUBLICIDAD