aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En quiebra, casi 15 mil comercios de Villahermosa

Calderón atribuye a la luna y al frente frío inundaciones
Domingo 11 de noviembre de 2007 Alberto Morales y Roberto Barboza | El Universal

alberto.morales@eluniversal.com.mxestados@eluniversal.com.mx

VILLAHERMOSA, Tab.— La capital del estado quedó en quiebra por las severas inundaciones que desde hace más de una semana afectan diversos poblados.

De acuerdo con la Cámara de Comercio local, casi 15 mil comercios del primer cuadro de la ciudad sufrieron pérdidas en el 100% de su infraestructura y en sus inventarios.

Esta situación podría provocar una severa recesión en la economía local, porque muchos de esos negocios además de haber perdido todo su capital invertido, tienen deudas con sus proveedores; pagos atrasados con Hacienda, IMSS y adeudan los salarios de sus trabajadores.

Leonardo Echeverría Gómez, propietario de una imprenta, dijo que mil veces hubiera preferido perder su casa que su negocio, pues tuvo que pagar la nómina por medio de un préstamo y ahora enfrenta el reclamo de sus clientes que le exigen sus trabajos.

Este sábado y con el fin de evitar la propagación de epidemias, particulares y autoridades sanitarias iniciaron la cremación de centenares de animales muertos durante la tragedia.

En la ciudad de México, el presidente Felipe Calderón atribuyó las inundaciones en Tabasco a la luna de octubre.

“La luna llena, en su posición más cercana a la Tierra, en combinación con el frente frío 4, provocó que el agua de los ríos de Tabasco no pudieran desembocar al mar.

“Es decir, había un tapón hidráulico y eso agravó las circunstancias de la inundación, considerando también el desproporcionado volumen de agua que cayó en algunas zonas de Tabasco, donde llovió en esos tres días una lámina de un metro 20 de altura, para darnos una idea”, detalló.

Durante una reunión de evaluación en Los Pinos, dijo que “se está enfrentando con decisión la situación” y que ahora comienza la etapa de reconstrucción, pese a que algunas zonas siguen bajo el agua.

(Con información de F. Reséndiz)



PUBLICIDAD