aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Vega planteó endurecer castigo para militares desertores unidos al narco

Propuso dar cárcel de hasta 60 años a quienes se sumaran a ‘Los Zetas’
Lunes 05 de noviembre de 2007 Jorge Alejandro Medellín | El Universal

jorge.medellin@eluniversal.com.mx

En una de sus últimas acciones, el ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el general Clemente Vega, ordenó la elaboración de un Proyecto de Reformas a la Legislación Militar para castigar severamente a los desertores de las Fuerzas Armadas que se unan a los cárteles de la droga, de acuerdo con el plan elaborado en la administración pasada.

Una de las consideraciones centrales hechas por el cuerpo de abogados que trabajaron muy cerca del general Vega establece que Los Zetas, que son ex integrantes del Ejército mexicano, y brazo armado del cártel del Golfo, serían el blanco principal de esta legislación, si se aprueba.

Parte de dicho proyecto, del cual tiene copia EL UNIVERSAL, señala que los desertores que abandonen las filas del Ejército mexicano para unirse a cárteles de la droga o a grupos del crimen organizado, podrían enfrentar penas de entre 30 y 60 años de prisión por el delito de traición vinculada al narcotráfico.

“La Secretaría de la Defensa Nacional quiere una reforma integral a todo el aparato de justicia militar, para el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa”, indica el documento.

Además, los desertores que se unieran al narcotráfico —y en especial a Los Zetas— serían juzgados por este ilícito en tribunales castrenses, siguiendo procesos penales paralelos a los que pudieran enfrentar en el ámbito civil, señala el Proyecto de Reformas a la Legislación Militar ordenado y sancionado por el general Clemente Vega García.

El proyecto está en manos de legisladores de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados desde septiembre de 2006, en espera de ser analizado, discutido y aprobado.

El estudio y el proyecto fueron elaborados por un equipo de abogados militares de alto rango semanas antes de que el general Vega dejara el cargo al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El texto, que comprende al menos 22 cambios sustanciales a las legislaciones, estructura, integración, control y funcionamiento de los tribunales castrenses del país, incluye un articulado para “establecer el delito de traición al Ejército, para enjuiciar a los desertores que son parte del crimen organizado”.

El proyecto pone como ejemplo de lo anterior y de los alcances que tendría la nueva legislación militar, el caso del desertor Mateo Díaz López, quien formaba parte de Los Zetas y que era conocido como comandante Mateo, y que “en los años 90 formó parte del 15 Regimiento de caballería Motorizado, en Reynosa, y que fue detenido en Tabasco el 16 de julio pasado” durante un operativo.

Con la reforma, señala el extracto del proyecto de reformas, “el comandante Mateo hubiera sido trasladado a instalaciones castrenses, puesto a disposición de la Procuraduría Militar , consignado a un juez militar por los tres delitos que se le detuvo pero además por traición al Ejército”.

El acusado habría sido internado en una prisión militar “y condenado hasta por 60 años de prisión”, agrega el proyecto de cambios al Código de Justicia Militar.

El texto ofrece antecedentes sobre el delito de traición, y explica en este sentido que “en sus 11 modalidades, el delito de traición militar está dedicado a los que se pasen al bando contrario, usen la infraestructura en favor de organizaciones delictivas, recluten a soldados para esos grupos o les filtren información, liberen delincuentes o desinformen a los mandos oficiales”. Hasta hoy, añade, “si es detenido un desertor del Ejército que pasó a formar parte de las filas del narcotráfico, la averiguación para encarcelarlo y sus juicios los llevan a cabo instituciones civiles, como la PGR y el Poder Judicial Federal”.

De acuerdo a los cambios propuestos para el Código de Justicia Militar, “los que se unan o colaboren con un grupo u organización dedicado a actividades ilícitas, en cuyo combate participe el Ejército serán castigados con la pena de prisión referida”.



PUBLICIDAD