aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




´Spray´, una droga al alcance de los jóvenes

Los componentes del aire comprimido para limpiar computadoras puede ocasionar la muerte súbita. Su accesibilidad, bajo costo y el desconocimiento de que se trata de una droga permiten tenerlo en casa sin saber el peligro que representa
Miércoles 09 de mayo de 2007 CINTHYA SÁNCHEZ | El Universal

A Víctor lo descubrió su mamá. Abrió la puerta de la recámara y lo encontró presionando el aerosol para inhalar el spray . Lejos estaba de saber que la droga que estaba afectando tanto a su hijo estaba en el interior de su propia casa. Víctor llevaba meses inhalando los gases que provienen del spray de aire comprimido que sirve para limpiar computadoras.

Lo conseguía por 20 pesos entre el pasillo de cuadernos y accesorios para computadoras del Office Depot, aunque lo podría haber hecho sin ninguna restricción en alguna otra tienda departamental o especializada en artículos de oficina y papelería.

A los pocos minutos de introducir el aire por su nariz, el efecto comenzaba: se distorsionaba su voz de forma graciosa, y lo mismo sentía sensación de mareo que alteración de la realidad.

El aire comprimido de este spray es consumido por adolescentes que no rebasan los 16 años, y muchos de ellos ni siquiera están conscientes de que al utilizarlo se están drogando. Los primeros casos de adolescentes usuarios de este spray se han registrado desde 2003 en los Centros de Integración Juvenil (CIJ).

Ramiro Vázquez, especialista en adicciones, director del CIJ Azcapotzalco, asegura que este tipo de sustancia no está clasificada en el DSM4, que es el manual de diagnósticos de trastornos mentales, como lo están las otras drogas.

Los químicos inhalados se absorben rápidamente a través de los pulmones y llegan a la sangre, donde son distribuidos al cerebro y a otros órganos. Segundos después de la inhalación, el usuario experimenta la intoxicación y otros efectos parecidos a los producidos por el alcohol. Estos efectos incluyen balbuceo, inhabilidad para coordinar movimientos, euforia y mareo. Además, los usuarios pueden padecer de aturdimiento, alucinaciones y delirios.

El Instituto Nacional contra el Abuso de Drogas de Estados Unidos explica que el abuso de éste y otros inhalantes puede ocasionar la pérdida del conocimiento y la muerte a consecuencia de un paro cardiaco.

La mayoría de aerosoles para computadoras contienen una mezcla de químicos y solventes que la hacen una sustancia muy volátil, y que al inhalarla hace sentir una sensación de velocidad y vértigo.

Según el especialista, está formulado a base de aire seco de alta pureza, y está diseñado para remover fácil el polvo, sin embargo, pocos disparos inhalados pueden causar los mismos problemas en la salud que otros inhalantes más conocidos y populares como el tíner y el cemento plástico, y, al igual que éstos, propicia graves repercusiones al cerebro, pues provoca la muerte de millones de neuronas.

Desde 2003, algunos pacientes de los Centros de Integración Juvenil ya reportaban haber utilizado disparos de aire comprimido a través de las fosas nasales. "Todos han sido jóvenes de 13 a 16 años, y han sido descubiertos por los padres o profesores. Son niños que dicen solamente haber probado drogas legales como el tabaco y el alcohol, y desconocen que dañan su organismo con este tipo de spray", dice Ramiro Vázquez.

Afirma que los pacientes han remitido que llegaron a probarlo en su búsqueda por sensaciones nuevas y "poco peligrosas", pero para los usuarios es asunto de juego.

No hay reportes documentados o científicos de que sea una práctica habitual ni cifras que reporten que sea una tendencia de moda. A los Centros de Integración Juvenil llegan dos pacientes por año que casualmente no han consumido ningún tipo de droga ilegal más que aire comprimido.

Sin embargo, Estados Unidos alerta a los padres de familia a tener cuidado con inhalantes no sólo de este tipo, sino también con los disolventes de pintura, líquidos quitagrasas, líquidos para lavado en seco, gasolina y los pegamentos. Además de encendedores de butano y los tanques de gas propano, los aerosoles o dispensadores whippets de crema batida y los gases refrigerantes.

Pueden causar daños irreversibles, como la pérdida de la audición, en el caso de aerosoles de pinturas, pegamentos, removedores de cera y líquidos de lavado en seco y de corrección. Neuropatías periféricas o espasmos de las extremidades, en el caso de inhalar óxido nitroso de la crema batida en aerosol y cilindros de gas. Daño al hígado y a los riñones por sustancias que contienen tolueno e hidrocarburos clorados como los líquidos de corrección y de lavado en seco y agotamiento del oxígeno en la sangre, si se consumen nitritos alifáticos conocidos en inglés con los nombres de poppers, bold y rush, y cloruro de metileno como removedores de barnices y diluyentes de pintura.

La tarde del 4 de febrero en San Salvador, un joven de 16 años murió súbitamente en un centro comercial, mientras paseaba con sus amigos.

Días más tarde, el Instituto de Medicina Legal de Santa Tecla -en El Salvador- detectó en el cuerpo del menor la existencia de dos compuestos químicos utilizados en aerosoles.

La sección de Laboratorio de Toxicología del Instituto de Medicina Legal emitió un dictamen en el que se advierte que se encontraron fluorocarbonados y xilenos en la sangre del joven muerto.

En el informe se detalla que ambos compuestos "son empleados como propelentes en los aerosoles" comercializados "para limpiar computadoras, muebles de oficina, electrodomésticos y como desodorizantes". La causa de la muerte fue la "arritmia cardiaca causada por compuestos fluorocarbonados y xilenos".

Días después, familiares de la víctima dijeron que el muchacho había inhalado aire comprimido.

En su ropero, relató el diario salvadoreño El Mundo, la familia encontró cilindros de un removedor de polvo para equipo electrónico.



PUBLICIDAD