aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Continuará Sedena las campañas de reforestación

Falta de árboles podría volverse un problema de seguridad nacional, dice
Domingo 29 de abril de 2007 Francisco Gómez | El Universal

Debido a que la deforestación puede convertirse en problema de seguridad nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no se retirará de las campañas nacionales de reforestación ni dejará de producir árboles en sus viveros, pese al acuerdo firmado desde 2004 para que la institución castrense abandonara en forma gradual esas actividades que desempeñó durante 16 años.

Aunque la pasada administración del presidente Vicente Fox aprobó cancelar en definitiva el 30 de noviembre pasado todos los proyectos que involucraran a la Sedena en la campaña de reforestación y producción de árboles, la dependencia ya inició los contactos para restablecer los convenios y proseguir en esta actividad, de acuerdo con un informe de la propia secretaría.

Lo cual fortalecerá el compromiso de México ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) de plantar 250 millones de árboles en 2007 en todo México. De cumplirse esta meta se establecería un récord mundial, según datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Informes de la Sedena indican que existe la certeza de que se reiniciará la participación de militares en las actividades de siembra y en la producción de plantas a través de viveros, para lo cual en breve se firmarán los convenios necesarios con las autoridades correspondientes.

La Sedena consideró que ese es un tema prioritario, al grado que dejarlo evolucionar en la medida que va se podría convertir también en un problema de seguridad nacional.

Entre los motivos para el retiro de la Sedena de las campañas de producción de árboles y reforestación está el hecho de que desde 2003 se presentaron anomalías, tales como demora en la extracción de planta, provocando riesgos de pérdida por crecimiento excesivo y empleo de recursos no presupuestados para su mantenimiento.

Aunado a ello hubo escasas supervisiones a las actividades productivas, y retardos en la transferencia de recursos para el pago a los trabajadores civiles.

Por ello, la Sedena suscribió en 2004 un acuerdo que establecía el cese gradual de los 49 viveros militares -46 permanentes y tres en instalaciones temporales- que funcionaban bajo el esquema interinstitucional de solidaridad forestal.

Todos los viveros funcionaban a través de un convenio con la Semarnat y Recursos Naturales y la Comisión Nacional Forestal, denominado "Bases de colaboración para las acciones del Programa Nacional de Reforestación", que tuvieron vigencia hasta el 30 de noviembre del 2006.

Hasta esa fecha, la Sedena ejerció en ello un presupuesto total de 438 milllones 341 mil pesos -de los cuales 92% se destinó a la producción de árboles y el resto a reforestación-, y en este momento la dependencia cuenta con los recursos humanos y los espacios adecuados para seguir apoyando las campañas de producción de árboles y reforestación.



PUBLICIDAD