aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




José L. de Jesús Miranda: ¿´El anticristo´?

El que también se proclama "Jesucristo Hombre" gusta del lujo en ropa, alhajas y autos. Los miles de simpatizantes que dice tener "donan voluntariamente" sus bienes a la organización Creciendo en Gracia que, aclara, no es una religión, sino "un estilo de vida" en el que el pecado no existe
Domingo 15 de abril de 2007 JOSÉ LUIS RUIZ | El Universal

De manera cíclica aparece en el planeta alguien que se dice Dios, con ideas mesiánicas o redentoras: ahora bajo el nombre de Jesucristo Hombre o El Anticristo surge José Luis de Jesús Miranda, un hombre carismático de 61 años de edad, oriundo de Ponce, Puerto Rico, quien gana todos los días adeptos, principalmente en los países de América Latina, para su organización: Creciendo con Gracia.

El mismo Miranda afirma tener más de 100 mil simpatizantes fieles, quienes le entregan casi todos sus bienes terrenales, en una "donación voluntaria" para la causa, y que lo siguen con una fe ciega, que comienza a generar polémica en las naciones donde existe presencia de este grupo.

La sede de su imperio se encuentra en Miami, y desde ahí coordina los más de 300 "centros educativos" que ya operan en distintos países del orbe, muchos de ellos, en América Latina y Estados Unidos, donde miles de personas sucumben a los principios doctrinarios de este nuevo mesías del siglo XXI.

Se dice que en 1976, dos seres celestiales llevaron a Miranda a un corredor de mármol donde se fusionó con Jesucristo, aunque otras aseguran que esto sucedió en 1988, en su natal Puerto Rico.

Creciendo en Gracia tiene grupos bien organizados en 30 países, entre ellos, Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Perú, Puerto Rico, Estados Unidos, Uruguay, Venezuela e incluso en México.

Desde Miami transmite un programa de televisión por internet, que supuestamente tiene una audiencia de más de 2 millones de familias.

José Luis de Jesús Miranda ofrece su apostolado a todo aquel que se une a su causa y acepte las revelaciones que asegura haber recibido de parte de Dios, y, sobre todo, que esté dispuesto a despertar del "engaño" del sistema religioso que impera en el mundo.

Sus mensajes de salvación resultan muy atractivos para sus seguidores, quienes subsidian la vida, para muchos, excéntrica de Miranda, quien invariablemente luce bien vestido, de traje y corbata, y con costosas alhajas, anillos, cadenas y relojes finos.

Además, gusta de los autos de lujo y las buenas comidas, y así lo documentan sus detractores en testimonios presentados en distintos portales electrónicos, muchos de ellos, generados en los países de América Latina.

* * *

Creciendo en Gracia no es una religión, así lo afirman sus propios integrantes, sino un estilo de vida y una filosofía, que le permite a los seres humanos alcanzar la felicidad en la tierra y no en el cielo.

Sus seguidores lo llaman Papito, Papi, Pastor, Apóstol y hasta Dios, y en honor a su visión peculiar de los textos bíblicos, se tatúan en el cuerpo el 666 y las SSS, o simplemente llevan puestas camisetas que tienen impreso el rostro de José Luis de Jesús Miranda y el lema "Dios ha llegado".

Incluso, los automóviles de sus simpatizantes son rotulados con el rostro de su Apóstol, y con las leyendas "Creciendo en Gracia" y "El gobierno del reino de Dios".

En 1999, el líder de este grupo comenzó a llamarse a sí mismo El Otro, y posteriormente, en 2004, se declaró Jesucristo Hombre y hasta El Anticristo.

José Luis de Jesús Miranda afirma a sus seguidores que pueden vivir de la forma como mejor les parezca, porque el pecado no existe, y alienta a los miembros de su organización para que destruyan públicamente imágenes religiosas, principalmente de la Iglesia católica.

Para asegurar la permanencia de su reinado en la tierra, José Luis de Jesús Miranda creó toda una red de empresas que están al servicio de la congregación, y prácticamente todas las ganancias que obtienen alimentan las arcas de Creciendo con Gracia.

Sus discursos de este nuevo predicador del siglo XXI son transmitidos en su página electrónica, y el mensaje de este mesías es reproducido en todos y cada uno de sus "centros educativos", que operan prácticamente en diversos países de América Latina.

La fama de José Luis de Jesús Miranda comienza a ser noticia en muchas partes del mundo, y cadenas de televisión como Univision y CNN han realizado reportajes de su "vida y obra", y casi siempre se le compara con otros iluminados que en su tiempo fueron causa de tragedias y masacres.

* * *

La figura de este líder religioso es centro del ataque de otras iglesias y no han dudado en compararlo, entre otros, con Jim Jones, fundador de la secta Templo del Pueblo, quien en noviembre de 1978 obligó a unos 900 seguidores, reunidos en el rebautizado pueblo de Jonestown, Guyana, a un suicidio colectivo.

O con los davidianos, un grupo que encabezó David Koresh, quienes convivían en un rancho llamado Monte Carmelo, cerca de Waco, Texas, en la que participaban familias enteras en un cautiverio que acabó el 19 de abril de 1993, en un enfrentamiento con elementos del FBI y otras policías en el que murieron cerca de 100 personas.

En su página electrónica aparece un Miranda cálido, difundiendo su palabra como Jesucristo Hombre, y afirmando que sólo busca el bien de sus seguidores y que estará presente en todas las naciones a las que pueda ayudar, aunque sus gobernantes lo prohíban.

"Quién es este hombre", se lanza la pregunta en su portal, y en un video se asegura que más que una amenaza a la seguridad de los países, es alguien que trae prosperidad, felicidad, tranquilidad, libertad, vida nueva, renovación en la mente, que restaura vidas, da propósito de vida y hace felices a las personas.

"Conózcalo de verdad y escúchelo, y déjese impactar por lo que sale de sus labios, pues él es Jesucristo Hombre, quien ya está en medio de nosotros. No se deje engañar más por la mentira de la religión, por el engaño de hombres religiosos que son malos y perversos, y que a través de los tiempos, lo único que han hecho ha sido trastornar casas enteras. Estúdielo, investíguelo, sepa de él y de la doctrina que sale por sus labios, véalo y escuche sus instrucciones todos los miércoles en directo desde Miami, y forme parte de las miles y miles de personas que hoy son felices gracias a él.", promulga un locutor mientras pasa un video de su líder.

Incluso, en su página de internet se abrió un vínculo en el que sus seguidores pueden "sembrar en el gobierno de Dios en la tierra, para que la palabra corra y abunda fruto en tu cuenta", es decir, un sitio en el que puedan realizar sus aportaciones a la organización de una manera "fácil, confiable y segura".

"El Ministerio Internacional Creciendo en Gracia, Inc., desea brindarle a todas las personas, pastores e iglesias que de una forma u otra han sido edificadas a través de este apostolado, el privilegio de sembrar desde cualquier parte del mundo, mediante una tarjeta de crédito", explica el portal.

Asegura que "el Apóstol Pablo, hablando sobre las iglesias en Macedonia, dijo en 2ª Corintios 8:4, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos".

Y agrega: "Confesamos, que de cada semilla que usted siembre en este apostolado, recibirá cosecha abundante. Creemos que los ángeles le servirán a favor suyo en todo. ¡Bendecido!".

El líder de Creciendo en Gracia ya está listo para que este 21 y 22 de abril se reúna con miles de adeptos en el Seminario Mundial, que se realizará en Guatemala, donde ya existe la orden para que no entre al país el proclamado Jesucristo Hombre o El Anticristo.



PUBLICIDAD