aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Francisco Gil Díaz y la ética


Lunes 15 de enero de 2007 El Universal

Intransigente que tuvo el ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, le generó un nutrido grupo de enemigos, desde donde actualmente salen ataques contra el ex funcionario público, reconocen personajes allegados de quien fue el “hombre fuerte” de las finanzas públicas de México.

Además, durante el sexenio de Vicente Fox, añaden, hubo empresarios que exigieron favores que no fueron concedidos, pero que ahora buscarían cobrar venganza. A esa situación se sumarían enemigos en el interior del gobierno. “No sería malo ponerlo como chivo expiatorio”, reconocen.

Gil Díaz fue puesto bajo los reflectores de los medios de comunicación tras haberse integrado al Consejo de Administración de HSBC Holdings, PLC, 33 días después de abandonar la Secretaría de Hacienda de México, donde entre otras cosas llevaba el manejo y cuidado del sistema financiero.

La intención del llamado fiscal de hierro es empezar a dar clases a partir de julio en la Universidad de California en Los Ángeles, institución educativa con la que firmó un contrato por los siguientes cuatro años.

A la par de ello, viajaría dos veces al año de Los Ángeles a Londres, para participar en igual número de sesiones como consejero independiente en HSBC Holdings, PLC, de donde recibiría 200 mil euros al año, según ha trascendido.

Los diputados de la oposición consideran que HSBC puede ser la piedra en el zapato el ex funcionario.

La Ley Federal de Responsabilidades de Servidores Públicos expone que todo funcionario que deja su cargo debe dejar pasar un año antes de incorporarse al sector privado.

Gil Díaz alegó recientemente, en su defensa epistolar, que cuidó las formas jurídicas.

La interrogante que plantearon los diputados fue: ¿y la ética? La crítica desde la oposición, concretamente desde el PRD, es que el hoy consejero independiente de HSBC Holdings, PLC, tiene en sus manos múltiple información del sistema financiero mexicano.

A Gil Díaz le tocó ver cómo el gigante con sede en Londres adquirió al Grupo Financiero Bital. Hoy sale a la luz pública que Gil Díaz exigió a Luis y Eduardo Berrondo vender Bital a HSBC, para evitar la intervención gubernamental y tener una pérdida de capital.



PUBLICIDAD