aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




7 de cada 10 desaprueban eventual boicot al cambio de poderes

El FAP debe reconocer al nuevo gobierno, opina 66%
Viernes 01 de diciembre de 2006 Carlos Ordóñez | El Universal

Existe una gran cantidad de mexicanos (42%) que opinan que en las elecciones del pasado 2 de julio hubo fraude electoral. Son menos que el 46% que considera que no fue así, pero ambas posturas constituyen casi la misma proporción. Sin embargo a pesar de que piensan así, la gran mayoría (74%) sostiene que las acciones de resistencia civil como plantones y manifestaciones no deben continuar. También son mayoría, quienes desaprueban (71%) que se intente impedir en el Congreso la toma de posesión de Felipe Calderón como presidente.

A su vez existe 66% que piensa que el Frente Amplio Progresista conformado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia debe reconocer al gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y 70% que desaprueba que el próximo jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, lo desconozca como Presidente de la República. Lo anterior se observa en los resultados de la encuesta realizada en vivienda a mil ciudadanos con credencial de elector, con representatividad geográfica del país, realizada por EL UNIVERSAL entre el 23 y 26 de noviembre pasado.

Sin datos nuevos

Hay que destacar que el porcentaje de encuestados por esta casa editorial que opinan que hubo fraude aumentó de la encuesta realizada en agosto a la actual. Dado que en los últimos tres meses no se ha dado a conocer ningún argumento nuevo que aporte información sobre el fraude, el aumento en la percepción de los ciudadanos que consideran que hubo irregularidades debe tener su explicación en otra parte. Es posible que aquellos que creen en el fraude electoral hayan sido más eficientes en comunicar sus sospechas que quienes creen en la limpieza del proceso en comunicar sus certezas.

Lo que sí queda claro a una gran mayoría de los encuestados (87%) es que la falta de acuerdos y reformas afectan el desarrollo del país. En el contexto actual de confrontación política, no es de extrañar que el porcentaje de quienes así piensan sea mayor que en la encuesta realizada en agosto de 2004, cuando quienes así opinaban era 83%. Esto lleva a los encuestados a calificar la manera como están las cosas en México con una nota reprobatoria nada extraña frente al clima actual de confrontación.

Sin embargo, los encuestados que tienen una mayor madurez política que sus representantes, consideran (56%) que en México es necesaria la presencia de la izquierda como un contrapeso al gobierno del PAN.

En resumen, los encuestados optan por la diversidad y el balance de poderes; tienen dudas sobre la limpieza del proceso electoral del 2 de julio, pero anhelan acuerdos realizados sin confrontaciones y con el reconocimiento de Felipe Calderón como presidente.



PUBLICIDAD