aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




López Obrador ve fraude ´a la antigua´, no cibernético

Preocupa un eventual desbordamiento de protestas, según asistentes a reunión de estrategia perredista Se pedirá dinero a funcionarios y legisladores para mantener las movilizaciones: Leonel Cota
Martes 18 de julio de 2006 Jorge Ramos | El Universal

Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que el fraude electoral que presume se cometió en la elección presidencial no fue cibernético, como creyó al principio cuando cuestionó las cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del IFE, sino que fue "a la antigüita".

De confirmarse su derrota, López Obrador anunció que seguiría defendiendo su proyecto alternativo de nación y actuando para impedir privatizaciones en México.

"Seguiría luchando por lo mismo, defendería el proyecto alternativo de nación, estaría todos los días trabajando por lo mismo, defendiendo a la gente y también impidiendo y evitando que quieran privatizar bienes nacionales", aseguró.

En entrevista radiofónica, el aspirante de la coalición Por el Bien de Todos también explicó que en su discurso del domingo en el zócalo capitalino no amenazó a la familia de su adversario panista y virtual ganador de la contienda, Felipe Calderón, cuando le pidió aceptar contar voto por voto pensando en su familia.

"¿Por qué hablé de la familia? Porque es lo más cercano a uno, no cabe duda de que hay gente o círculos alrededor de cada candidato, en donde son otras sus motivaciones, es el poder por el poder y ya. Pero al final de cuentas quienes van a resentir toda esta situación pues son los directamente interesados, en este caso es el candidato y su familia.

"De ninguna manera lo hice con el propósito de amenazar ni cosa por el estilo, al contrario, fue decirle ´no te dejes cercar por los ambiciosos, por intereses creados, záfate de esto, puedes hacerlo, si se lleva a cabo el recuento´", justificó López Obrador.

El perredista ayer sostuvo reuniones con su equipo central para definir la estrategia a seguir en su lucha postelectoral. De acuerdo con versiones de asistentes al encuentro, hubo preocupación por la mañana porque se pudiera desbordar gente en la "resistencia civil"; por ello la necesidad de precisar qué acciones llevar a cabo.

Por lo pronto, informó Leonel Cota Montaño, dirigente nacional del PRD, pedirían recursos a los perredistas que son funcionarios o legisladores para poder mantener las movilizaciones, las cuales, insistió, procurarán no afectar a terceros y serán pacíficas.

Lo que no se pudo concretar ayer fue el comité ciudadano para definir las acciones de resistencia civil. Probablemente mañana estará listo, dijo anoche el senador Jesús Ortega. Fuentes de la coalición negaron que haya invitados que hubiesen rechazado la propuesta y que el grupo será de entre 10 y 20 intelectuales y miembros de la sociedad civil, entre quienes se volvió a mencionar a Carlos Monsiváis y Bertha Maldonado, publicista de cabecera del tabasqueño.

Pero por la mañana, López Obrador recurrió a la radio para precisar sobre el presunto fraude cometido en su contra.

"Te voy a decir algo que no he expresado, pero creo que va a ayudarnos a entender por qué llegamos a esta información: se habló mucho del fraude cibernético, todo mundo pensaba que el fraude lo habían hecho en lo cibernético, en las máquinas, la verdad es que eso nos llevó tiempo (...) en los primeros días había esa idea de que era informático.

"Encontramos que no está ahí el fraude, encontramos que está en los papeles, que es un fraude a la antigüita. La verdad es que nosotros estábamos pensando que era un fraude moderno, cibernético, pero no", expuso.

El tabasqueño recalcó que "la información que tenemos es que se tomaron las casillas el estilo antiguo y se dieron estas falsificaciones. Que se disipen todas las dudas y resolvamos hacer el recuento de los votos para darle fortaleza al proceso electoral y hacer a un lado la posibilidad de inestabilidad política y social, no creo que el Tribunal se cierre", sostuvo.

También reiteró que si el conteo uno a uno de los sufragios le es adverso, ya no podría seguir movilizando a la gente, pero tampoco reconocería a Calderón. Sus seguidores, añadió, no permitirían que se quemaran los paquetes electorales, como ocurrió en la elección presidencial de 1988.



PUBLICIDAD