aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ssa propone reducir cintura de los mexicanos para 2010

De no tomar medidas urgentes, podría disminuir la esperanza de vida, advierte
Sábado 01 de julio de 2006 Liliana Alcántara | El Universal

La Secretaría de Salud se propuso para el 2010 reducir cinco centímetros la cintura promedio de la población nacional, a fin de abatir el grave problema de salud pública que representan el sobrepeso y la obesidad.

En la actualidad, la cintura promedio de los mexicanos mide 95.4 centímetros, cuando la medida ideal, según la dependencia, es de 83 centímetros.

Datos de la Secretaría de Salud destacan que México se transformará de manera paulatina en un país con más ancianos que niños, pero ambos grupos de edad con problemas de sobrepeso y obesidad, por lo que "de no tomar las medidas necesarias, ésta será la primera generación cuya esperanza de vida disminuya". La esperanza de vida es de 75.4 años.

El director general del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Óscar Velázquez Monroy, reiteró que en México existe una alta prevalencia de obesidad abdominal debido, principalmente, a los malos hábitos alimenticios y al sedentarismo.

En conferencia de prensa, explicó que hay 13 millones de mexicanos con obesidad, y 20% de los niños también la tienen, situación que se complica porque ese padecimiento y el sobrepeso generan a su vez enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión arterial.

El especialista presentó ayer la estrategia del gobierno mexicano para abatir ese problema de salud llamada México está tomando medidas, la cual contempla campañas informativas para la población, promover convenios de autorregulación con la industria alimentaria, para promover la producción y distribución de alimentos que contribuyan a una alimentación sana y balanceada, y capacitar a los médicos para fortalecer la prevención, detección y tratamiento del sobrepeso y la obesidad.

Velázquez Monroy indicó que los aspectos básicos que la población debe tomar en cuenta son: no hay alimentos buenos ni malos, sino dietas mal o bien balanceadas; 20 ó 30 minutos diarios de ejercicio previenen los padecimientos crónicos no transmisibles y si la cintura de la mujer mide más de 80 centímetros y el del hombre más de 90 centímetros, se debe acudir a los servicios médicos, a fin de prevenir el deterioro de la salud o detectar a tiempo una enfermedad para ser tratada sin más complicaciones. Lo anterior, dijo, porque 22% de la población que tiene sobrepeso y obesidad desconoce que tiene diabetes.

El jefe de la Unidad de Factores de Riesgo Cardiovascular del Hospital General de México, Guillermo Fanghänel, agregó que 90% de las personas obesas creen que su condición no representa riesgo para su salud.

Insistió en que ambos padecimientos provocan muertes prematuras y pérdida de años de vida saludable, además de que el tratamiento de la obesidad, en particular, cuesta al país alrededor de 3 mil 300 millones de pesos al año.

Ese monto equivale al gasto asignado en el 2004 al programa Oportunidades, 10 veces el presupuesto de Liconsa para la adquisición de leche, 10 veces más del gasto anual para atender el VIH-sida y la inversión del programa Arranque Parejo en la Vida para prevenir la muerte materna.

Informó que en noviembre podría entrar al mercado un nuevo medicamento llamado Ribonabant, el cual servirá para disminuir el peso a largo plazo y reducir riesgos cardiovasculares. En la actualidad, sólo existen dos medicamentos que son la Sibutramina y Orlistat, por lo que destacó que ningún otro producto de los llamados "milagro" ayudan a bajar de peso.

Aclaró, sin embargo, que abatir la obesidad y el sobrepeso no sólo implica bajar de peso, sino modificar los hábitos alimenticios y de vida.



PUBLICIDAD