aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Otra alternativa en tv para proselitismo

Desde diciembre del año pasado opera en el sistema abierto el canal 28, una opción para los partidos políticos que quieran promover a sus candidatos
Lunes 20 de febrero de 2006 ARTURO ZÁRATE | El Universal

Desde diciembre, ya está instalado como otra opción de la televisión abierta el canal 28, que será otra alternativa para los partidos políticos que quisieran anunciarse en este medio, a fin de promover a sus candidatos.

Ya está en las pantallas de los aparatos de los televisores del valle de México, con anuncios, programas de dramas sociales y de concursos, videosmusicales y películas.

Hay que encender el televisor, apuntar el selector hacia la pantalla y marcar el número 28 para que aparezca el logotipo en azul que identifica al canal y la voz en off con el eslogan "Canal para todos".

¿Quién es el concesionario?

De acuerdo con la página de internet de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, es la Compañía Internacional de Radio y Televisión Sociedad Anónima. Se especifica que el refrendo de la concesión le fue expedido el 26 de abril del 2005

También se precisa que esta concesión entró en vigor por primera vez el 22 de noviembre de 1999, pero no se revela cuándo vence.

El televidente sólo puede saber que en su televisor hay otro canal, porque si pretende averiguar el número de teléfono de la empresa, para quejarse de que algo no le gusta o agradecer la transmisión de uno de los programas, resulta que no está en la sección amarilla.

Tampoco le despejará la duda el servicio 040 de Telmex ni encontrará la programación en algún medio impreso. Mucho menos existe una página de internet de dicho canal.

A pesar de la falta de información sobre su origen, ahí está el 28 (XHRAE, "Canal para todos"), con horario diurno.

El presidente de la compañía de comunicación es Raúl Aréchiga Espinosa, dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) de 1994 a 1996. Dueño de Aerocalifornia y cabeza del grupo Promosat, con 48 estaciones en Baja California.

Según la página de internet de la SCT, Aréchiga también tiene una concesión de televisión restringida, para operar en La Paz, Baja California. Le fue otorgada el 10 de febrero de 1994 y tiene una vigencia de 30 años.

Cuando a Raúl Aréchiga se le preguntó durante su periodo como presidente de la CIRT si estaba a favor de que se entregaran nuevas concesiones de radio y televisión, respondió:

"Actualmente creo que no es oportuno aumentar significativamente el número de emisoras, sino buscar la manera de que las estaciones existentes se consoliden económicamente". (La entrevista aparece en la página de internet de la propia cámara).

Canal 28 nació en la banda Ultra High Frecuency (UHF), como el canal 40. En un principio se requería de una antena especial para captar la imagen en el aparato televisor. Ya no.

El 28 forma parte de la lista de canales de la televisión abierta.

Ha tenido una vida conflictiva en el terreno judicial, porque Raúl Aréchiga no era el único que reclamaba la titularidad de la concesión. También la peleaba el ingeniero Roberto Nájera Martínez, propietario de Transcontinental de América. Esa es la razón por la que el canal estuviera por mucho tiempo fuera del aire.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes pretendió recuperar la concesión. No tuvo éxito. Aréchiga ganó el litigio.

Este diario buscó al empresario. En su oficina de Aerocalifornia su secretaria comentó que para su jefe era importante hablar del canal 28, a su debido tiempo.

Según el artículo noveno de la Ley Federal de Radio y Televisión corresponde a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes otorgar y revocar concesiones y permisos.

Desde el miércoles pasado se pidió versión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre este caso. Hasta ahora la única respuesta ha sido: "Su solicitud ya está en proceso".

La Secretaría de Gobernación ha dicho que sobre este asunto corresponde opinar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.



 

PUBLICIDAD