aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alertan sobre sectas satánicas

Existen en México; operan en la clandestinidad, relacionadas con el narcotráfico o con el robo de menores, advierte el sacerdote Amatulli Valente
Domingo 09 de enero de 2000 Sergio Javier Jiménez/Segunda y última parte | El Universal

Flaviano Amatulli Valente, sacerdote italiano y líder de los Apóstoles de la Palabra, relata que sus acciones están encaminadas a preparar a la gente en la fe, a darles armas para que no caigan en las redes de sectas u organizaciones diversas, entre ellas las satánicas que, advierte, también operan en México En entrevista, destaca que éstas son las más peligrosas; se desenvuelven en la clandestinidad, relacionadas con el narcotráfico o con el robo de menores.

?Los grupos satánicos son grupos que han existido siempre, desde siglos, solamente que se han manejado en la nobleza, en ricos, con familias de príncipes y los que llaman alquimistas. Algunos son grupos reducidos que hacían ritos diabólicos y misas negras, pero poco o en menor medida, no como la creencia popular lo ha hecho creer?.

Indica que la novedad es que desde hace unos 15 años este fenómeno al que calificó de ?élite? ha llegado a los círculos populares, a los jóvenes, a la gente normal que no es experta en asuntos espirituales.

?A veces hasta los niños los reúnen y los enseñan a odiar animalitos, a hacer sacrificios de perros, gatos, pajaritos?, indica.

?¿Se tiene conocimiento de eso aquí en México?

?Aquí hay también, pero el año pasado empecé a darme cuenta. Se da más fuerte en Sudamérica, principalmente en Colombia porque hay poco control de parte de las autoridades debido a la guerrilla, que ocupa más de la mitad del territorio nacional. Hay mucha confusión, drogas, entonces aparecen niños muertos, sacrificados, ¿de dónde?, la policía habla de este fenómeno y se sospecha que se trata de sacrificios a Satanás. El sacerdote, quien viaja constantemente para impartir conferencias en varias partes del mundo, relata que en la ciudad de Cali, en Colombia, existe un santuario llamado de la Medalla Milagrosa que está a cargo de las monjas Vicentinas. Alrededor de este templo hay, por lo menos, cuatro centros satánicos como para contrarrestar la devoción del pueblo en el lugar, según su apreciación.

?También hay casos esporádicos en Perú, Venezuela y Argentina, porque hay mayor control de la policía, más vigilancia. En Europa también se da, sacrificios de animales, ofreciendo cosas, o actos sexuales en donde se abusa de las mujeres. En Colombia, para evitar problemas, hay mujeres que se dedican el culto a Satanás que se embarazan y sacrifican al feto, es menor el riesgo de ser atrapado que robando niños?, explica.

Acerca del caso de México Flaviano Amatulli destaca que también existen grupos de este tipo aunque pocas veces se dan sacrificios humanos; ?no hay cosas graves, tal vez esporádicamente, actos restringidos, problemas relacionados con el narcotráfico, más que Satanás es la droga la que los influye?.

?Tienen sus documentos, sus textos y principios, ¿no es así?

?Sí, yo he visto una Biblia que la policía encontró en Colombia. Es un documento de una persona que cuenta sus experiencias, es un libro en el que se expresa el ideal. En él se cuentan las experiencias y los fines del culto. A los cultos satánicos no les gusta que las denominen como sectas, ellos se consideran una iglesia, con sus principios, una cosa instituida, seria.

Explica que todos estos mensajes satánicos tienen una tendencia: la libertad del hombre; ?ellos cuestionan ¿por qué Dios castiga?, ¿por qué Dios es tan malo?, si dice que es bueno ¿por qué no perdona a Satanás?, esto es su razonamiento; son sofismas para enredar a uno. La pregunta que yo hago es ¿Satanás pidió perdón?, Satanás no pide perdón porque es un espíritu, no es un hombre, es inteligente, entiende bien las cosas. No entendemos hasta qué punto son responsables?.

De acuerdo con su postura, el mundo de hoy es globalizante y eso lleva a que la gente se ?desperzonalice, uno se siente solo, perdido, uno busca hacer grupo y no sabe con quien, con las pandillas, con las sectas, para sentirse apoyado, con el grupo?.

Prepararse para enfrentarlas

Esa es la tarea de los Apóstoles de la Palabra, preparar jóvenes que acudan a los domicilios, a las parroquias e iglesias en donde, sin acusar a las sectas u organizaciones religiosas distintas a las católicas, previenen a sus fieles.

?Más que entrar en confrontación con las sectas, nuestro problema son los católicos, prepararlos para que cuando tengan contacto con las sectas den una respuesta, se sientan seguros. Las sectas son grupos separados, fundados por hombres, que tienen muchos valores, como dejar de beber o drogarse, principios morales pero hay muchos peligros de liderazgos hambrientos de chantajes, de dinero?, explicó.

Entre sus planes están viajar a otros países, como España, Portugal e Italia, donde realizarán las mismas actividades e incluso, visitarán Africa en donde se dedicarán a difundir los textos de la Biblia.

?Hoy la religión se transformó en un medio de vida, muchos se meten sabiendo que algo van a ganar, hay que estar un poquito alerta. Estamos en un momento poco delicado, de la sociedad, de los cambios, ojalá que los católicos logren superar esta dificultad, esta crisis?, indicó.

Reconoció que la Iglesia católica todavía no alcanza a llegar a todos de casa en casa, pero, dijo, estamos convenciendo a los obispos de que cada parroquia tenga a su propio grupo de misioneros?.



PUBLICIDAD